2 de agosto de 2010

Hoy es mi Santo: Nuestra Señora de Los Ángeles






 Nuestra Señora de los Ángeles es uno de los nombres que se dan a la Virgen María. La Virgen de los Ángeles fue declarada patrona de los católicos de Costa Rica y protectora de los católicos de las Américas por el Papa Juan Pablo II.

La Fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles se celebra en Costa Rica a raíz del hallazgo en 1636 de una pequeña estatua de la Virgen María con su hijo. La veneración de esta imagen esta dentro de la corriente de "mariología" de la Iglesia Católica Romana.

Actualmente Nuestra Señora de los Ángeles se venera en su Santuario ubicado en Cartago, sin embargo no es el único lugar donde los fieles le rinden el debido honor. Se tiene en templos como la Basílica de Nuestra Señora de Zapopan, en Guadalajara, México. Varias parroquias en Los Ángeles, Estados Unidos, tienen su estampa. Nicaragua es otro país en el que aumenta la devoción a la Negrita, aunque todavía no tenga ninguna parroquia con su nombre. En 2005 llegó a Roma. El Papa Benedicto XVI no solo la bendijo sino que pidió que la colocaran en la Basílica Santa María de la Luz, a la que peregrinan muchos inmigrantes.

Además es Patrona de la ciudad de Clorinda, Provincia de Formosa, República Argentina, y se celebra el 2 de Agosto de cada año realizando la procesión por toda la ciudad.

También es Patrona de la pedanía de Sangonera la Verde en Murcia.




Descripción de la imagen

La composición de la Negrita, se ha dicho, que consiste de tres diferentes piedras: el grafito, jade y roca volcánica.

Los arqueólogos se muestran muy interesados en esa composición debido a que resulta muy difícil, casi imposible, unir las tres piedras; sin embargo, coinciden al señalar que la imagen de la Virgen tiene características de todas ellas.

Se tienen investigaciones que en esa época no había grafito en Costa Rica, sólo en Europa, mientras que en el Viejo Continente no se contaba con las otras dos rocas. Con base en esa realidad, se podría concluir que nuestra Santa Patrona tiene características de los dos continentes.

Es de 20 cm de alto, le llaman la Negrita pese a que su verdadero color es un gris-verduzco.

Los rasgos de la Virgen son de mestiza, ella ve hacia el frente mientras que su Hijo la ve directamente a los ojos y con su manita le toca el corazón.

“Apareció en el cielo una gran señal, una mujer vestida de oro con doce estrellas sobre su cabeza y la luna bajo sus pies” Apocalipsis 12:1

Algunos coinciden que esa narración describe a la Virgen María asunta al cielo en cuerpo y alma. Es por ese motivo que la Familia del Valle, los joyeros personales de la Virgen, le construyeron un trono muy especial. Es todo en oro con piedras preciosas, la mayoría donadas por fieles agradecidos por un favor. En total, la estructura mide un metro de alto. Es fácilmente observable que nuestra Santa Patrona cumple con la descripción del Apocalipsis. En el punto más alto del resplandor sobresale el pectoral (cruz que usan los obispos sobre su pecho) que donó el arzobispo de San José, Monseñor Otón Castro. En la base de la estructura se colocó el escudo de Costa Rica que fue un regalo del entonces mandatario, Daniel Oduber. Al emblema nacional se le agregaron algunos anillos que donó Monseñor Rodríguez para recordar a su madre en la Imagen de la Negrita.
[editar] Historia

En el Cartago de 1635, los mulatos vivían en la Puebla de los Pardos, barrio ubicado al este de la ciudad, poco después de la cruz de Caravaca, señal inequívoca para que los mulatos no pasaran el límite.

A corta distancia de allí, entre blancos e indios, vivía una humilde mujer, que cada mañana acostumbraba ir al bosque, en busca de leña. En ese sitio, un 2 de agosto, la pobre mulata halló sobre una piedra una pequeña imagen de piedra.

Juana Pereira, desconociendo la importancia de su hallazgo, la recogió, la llevó a su casa y la guardó en una caja.

Al mediodía, regresó la mujer al breñal y encontró de nuevo la imagen sobre la piedra. Llena de admiración, la tomó, creyendo que era otra similar a la anterior y la llevó a su casa. Al abrir la caja, para guardarla junto a la que había encontrado primero, se llevó una tremenda sorpresa: ¡La primera ya no estaba!

Su asombro creció cuando, por tercera vez, al volver a breñal, encontró la imagen sobre la misma piedra. Nuevamente la tomó y en su casa, donde pudo constatar que nuevamente la imagen de piedra, no se encontraba.

La joven se alarmó a tal extremo, que corrió donde el sacerdote, a quien le contó lo sucedido y le entregó la imagen. El sacerdote la guardó en una caja con la promesa de examinarla detenidamente cuando tuviera tiempo.

Al día siguiente, la mulata regresó al breñal a recoger leña, la vio nuevamente sobre la piedra en la que la había hallado ya tres veces. De nuevo corrió donde el cura quien presuroso y acompañado de otras personas se dirigieron a breñal. Desde allí, condujeron la imagen en procesión hasta la iglesia parroquial, depositándola en el Sagrario. Al día siguiente cuando quisieron examinarla, la figura nuevamente había desaparecido.

De vuelta al breñal, encontraron, por quinta vez la pequeña imagen. Ya con más cuidado notaron que era la imagen de la Virgen con el Niño en brazos. Comprendieron entonces que la Madre de Jesucristo quería tener su casa en ese lugar y se dieron a la tarea de construirle una ermita allí mismo, mientras podían construirle un templo digno.

La pequeña imagen de 20 centímetros fue bautizada con el nombre de Virgen de los Ángeles, porque el 2 de agosto, los franciscanos celebran la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles o la Porciúncula.

Cartago goza de contar con una amplia comunidad franciscana, de ahí que la Iglesia agradeciera el regalo de Dios honrándola la pequeña imagen con el mismo título que el Santo de Asís diera a su madre celestial.

Por esta razón, se tiene la certeza de que el hallazgo ocurrió ese día, pero no así la fecha exacta. Se estima que fue antes de 1639 aunque algunos dan por un hecho que fue en 1635.

La joven que tuvo el honor de encontrar la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles pareciera que se perdió en la historia de costarricense. Se sabe que existió pues los escritos de la época y de la Iglesia lo comprueban, sin embargo, no se le dio seguimiento después del hallazgo de “la Negrita”.

El II Arzobispo de San José, Monseñor Victor Sanabria Martínez, intentó recuperar datos sobre esa mulata. En sus investigaciones detectó que la mayoría de mujeres de esa zona se llamaban Juana y llevaban por apellido Pereira.

Al no dar con la identidad de esta muchacha la llamó “Juana Pereira” como un homenaje a todas las mulatas que conocieron a la verdadera joven que dio con la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles. En ellas se pretendió extender ese honor a toda la cultura aborigen costarricense.
[editar] Basílica Los Ángeles
Basílica Los Ángeles, Cartago, Costa Rica

La Iglesia se fue levantando con el aporte de los pobladores, muchos de los cuales tenían fincas de cacao. Para 1777 se inicia la elaboración del altar actual, razón por la cual se encuentran las tallas con estilizadas hojas rodeando una talla de mazorca de cacao grande y debajo de esta una incipiente o en crecimiento. A los dos lados están tallados unos canastos de frutos que son una alegoría a la abundancia de favores, milagros y alimento para sus feligreses. La cúpula es, en realidad, una enorme corona en la que se ve el anagrama de la Virgen María y cuyo remate final lo es la imagen de San Miguel Arcángel, quien vence al demonio.

Actualmente se encuentra en ese lugar la Basílica de Los Ángeles, sitio de devoción y peregrinación para el pueblo católico tico y centroamericano. Entre el 25 de julio y 2 de agosto de cada año, la plaza de la Basílica, recibe un aproximado de 2.500.000 personas, nacionales y extranjeros, para mostrar su devoción a la Virgen, que en su mayoría llegan caminando desde sitios rurales como Guanacaste y San Vito, o de la misma ciudad de San José, Costa Rica, a esta tradición se la llama ROMERÍA e inician desde el 25 de julio. Al lado de la Basílica se encuentra un manantial de agua bendita, los fieles que llegan a la Basílica recogen el agua en botellas con la forma de la virgen, y algunos se lavan partes de su cuerpo o todo el cuerpo para pedir un favor o ser sanados. En la Basílica se encuentra la sala de exvotos, lugar donde los fieles dejan una medallita con la forma de la parte del cuerpo que le sano la virgen o un recuerdo del milagro. Son muchos los favores que ha hecho la Virgen y por eso los costarricenses la quieren como su reina y madre.

Nuestra Señora de los Ángeles (Getafe)



La Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles es la Patrona de la ciudad de Getafe (Comunidad de Madrid, España), así como de la Diócesis de Getafe y del partido judicial de Getafe.

Esta imagen es también conocida como Virgen de los Ángeles y muchos vecinos de Getafe se refieren a ella, desde el repeto y el cariño, con el apelativo familiar Angelines.

Las primeras referencias a la imagen datan de 1610. En 2002 se produjo la Coronación Pontifícia de la Imagen.

Es una talla completa de madera policromada, representando una Inmaculada Concepción, vestida con túnica blanca y manto azul. Dicha talla tiene una altura de 105 cm. En el Siglo XVIII, siguiendo las tendencias de esa época, se decide revestir la talla con túnicas y mantos de tela, así como con una peluca de pelo natural. Además se añade la utilización de corona y arco de plata con rayos. En el siglo XIX la talla se asienta sobre una peana decorada con rostros de Ángeles.

Durante toda su historia han sido numerosas las donaciones que ha recibido la Imagen, siendo las más importantes las de coronas y mantos, que permiten revestir la Imagen de acuerdo a las circunstancias. Uno de los mantos más significativos es el Rojo-encarnado, regalado por el Pueblo de Getafe a la imagen en 1955.[4]

La ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, situada en el Cerro de los Ángeles, acoge a la Imagen durante la mayor parte del año, a excepción de las Fiestas Patronales, durante las cuales es trasladada en romería a la ciudad de Getafe, albergandose entonces en la Catedral de Getafe.

La carroza

El Carro Triunfal de Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles es la Carroza con que se procesiona a la Imagen, desde su creación hasta nuestros días. Por su fecha de realización (año 1774), la forma y la abundancia de elementos decorativos dorados se podría clasificar en el estilo rococó. Todo es de madera dorada, menos los relieves de angelitos, cabezas de serafines y esculturas de la Fe y de los ocho ángeles, que son de madera policromada. Tiene forma de un elegante búcaro y está decorado con un completo y bellísimo tratado de simbología mariana. Sus dimensiones son de 285 cm. de alto, 200 cm. de ancho, y 425 cm. de profundidad. La Carroza es llevada por una lanza y cuatro cordones a cada lado.

Antes de contratar la realización de la Carroza, se nombraron comisarios para el petitorio de limosnas, con el fin de ir registrando lo que se iba consiguiendo, desde el año 1771 hasta reunir el total del dinero que costará el Carro Triunfal. Y es en 1773 cuando se contrata al maestro tallista Juan Maurat, de la villa de Madrid, para realizar la Carroza de Nuestra Señora de los Ángeles. Este contrato se firmó el 30 de marzo del referido año, ante el escribano D. Diego Gutiérrez y Pingarrón y el presbítero D. Blas Abad que era el recolector de las limosnas de la Virgen, personas que se informaron sobre la acreditada habilidad de las obras realizadas por este artista. Se tasó la obra en 27.000 mil reales, con sus fechas y dinero para los plazos de pago. En el último recibo de 1777 firma el propio autor, Juan Maurat, considerándose contento y satisfecho del importe de la obra que ha hecho para Nuestra Señora de los Ángeles. Éste es el único documento en donde aparece la firma del autor del Carro Triunfal.

La Carroza fue estrenada en la función de Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles en el año 1774, para ella se trajeron dos dulzainas y un tambor, dos gaiteros y 278 tapices para la decoración de la iglesia parroquial de Santa María Magdalena. Pero en la preparación del propio Carro Triunfal para su estreno, se ocasionaron gastos y mejoras, como traer la Carroza a Getafe, reconocer las ruedas del Carro Triunfal por el maestro de coches y, al no gustarle, se llamó al autor Juan Maurat para completar esa labor; esto ocasionó los gastos de traerle y llevarle a Madrid y Alcalá de Henares, su alimentación y la del decorador y el oficial que venían con él. Todo esto fue necesario para arreglar el Carro para día del estreno y por ello el maestro tallista Juan Maurat recibió 300 reales más.

Pero la Carroza tuvo que ser retocada en más ocasiones realizándose mejoras hasta final del siglo XVIII. Así en el año 1792, el párroco de la iglesia de Santa María Magdalena se queja, porque cada vez que la Virgen de los Ángeles entraba y salía de ella, con la Carroza rompía sus baldosas debido a que cada rueda del Carro iba forrada de una cinta metálica. El párroco aconseja al colector de las limosnas de Nuestra Señora de los Ángeles que le pague al año 300 reales por rotura de baldosas, o que arregle las ruedas. Este arreglo se realiza en el año 1794.

De 1794 a 1797 se hacen otras reformas en el Carro Triunfal, como la colocación del eje trasero, su armadura, tirantes y correajes, sopandas y balancín; también se traslada al maestro carretero y al carpintero de la compostura a Toledo, para que pudiesen observar el carro que tenía la catedral de esa ciudad, “por estar mejor en la conducción y poder colocárselo al carro de Maurat”.

Todos estos arreglos se realizan desde el punto de vista estructural y nunca de la ornamentación. A los tres años de su estreno, el visitador eclesiástico D. José Degano y Navarro valora el Carro como “hermoso” y “preciosa alhaja que ha costeado la liberalidad de los devotos”. Como estaba en la capilla del Evangelio de la Ermita de la Virgen sin nada que le protegiera “de la inmundicia que causan las moscas y el manoseo de las gentes”, da directrices para su conservación: o se crea un espacio para poderla albergar dentro de la ermita o se tape con una decente cubierta

Se optó por ambas soluciones y, posiblemente por ello, se mantiene hasta nuestros días.

Simbología del Carro Triunfal El carro triunfal de Nuestra Señora de los Ángeles, realizado por Juan Maurat en 1774, comprende un verdadero tratado de simbología mariana, donde manifiesta y ensalza la pureza y virginidad de María. Su simbología procede de la Biblia (casi todos del Cantar de los Cantares {Cant.} y de las Letanías Lauretanas). Su forma es un barco o nave que lleva al cielo. El uso del oro para la carroza simboliza la realeza de María, Ella es la Madre del Rey y en las letanías, María es Casa de Oro, Ella es casa que alberga a Cristo (oro). Parte delantera: La Fe, mujer vendada que lleva la cruz, el cáliz y la sagrada forma, representa la creencia en Cristo. Debajo, el águila, que simboliza probablemente a S. Juan que es el autor del Apocalipsis (imagen de la Inmaculada Concepción) y su evangelio es el más espiritual y ascético. Debajo de éste aparece una ramita de laurel que representa a María, es símbolo de eternidad debido a que siempre está verde y de castidad porque sus hojas no se deterioran nunca y su olor es aromático. Aparece, sobre la cabeza del angelito, una nube: “como nube de incienso en el tabernáculo” (Eclesiástico) y “como un vapor de mirra e incienso y de todos los perfumes exquisitos” (Cant.); María es la que se ofrece como inicio de la salvación, es la nueva Eva, Ella es el incienso que llega a Dios. En la parte trasera observamos la torre, un campanario y una torre con almena: “Es tu cuello cual la torre de David, adornada de trofeos, de la que penden mil escudos, todos escudos valientes,…y torres son mis pechos,…Tu cuello, torre de marfil,…Tu nariz, como la torre del Líbano, que mira hacia Damasco” (Cant.), y de las letanías lauretanas: Torre de marfil y Torre de David. Simboliza la fortaleza de María. También vemos un puente o muro con arquería, “Si ella es un muro, edificaremos sobre ella almenas de plata,…Sí muro soy” (Cant.). Ella representa los muros del templo y el interior es Cristo.

Puertas laterales: El sol y la luna son representación del cielo, “Puerta del Cielo” (Génesis), porque Ella es la puerta del Cielo, por quien se llega a Cristo, y “¿Quién es ésta que se levanta como la aurora, hermosa cual la luna, resplandeciente como el sol?” (Cant.); como los astros celestes María es hermosa y resplandeciente. Parte trasera: En la parte superior se encuentra el anagrama de María rodeado de nubes y ángeles, simboliza que María está en el cielo. Debajo, en el centro de la composición, la fuente: “Eres fuente de jardín” (Cant.), Cristo es agua y María, el recipiente. A la izquierda está la torre: “Es tu cuello cual la torre de David, adornada de trofeos, de la que penden mil escudos, todos escudos valientes,…torres son mis pechos,…Tu cuello, torre de marfil,…Tu nariz, como la torre del Líbano, que mira hacia Damasco” (Cant.), y de las letanías lauretanas: Torre de marfil y Torre de David. Simboliza la fortaleza de María. A la derecha, la palmera: “Esbelto es tu talle como la palmera y son tus senos sus racimos” (Cant.) y “Crecí como palma de Engadi” (Eclesiástico), significa fortaleza y esbeltez, porque aunque su tronco es fino y alto, es irrompible por el viento; y vida, porque donde hay palmeras, hay agua y los dátiles son manjar del desierto. En la parte inferior, en tres celdillas aparecen unos bajorrelieves que contienen: en la puerta, el pozo: “Eres pozo de aguas vivas” (Cant.) (María es recipiente que alberga el agua de la vida, Cristo), a la izquierda un rosal, “Crecí como rosal de Jericó” (Eclesiástico) y de la letanía lauretana, Rosa mística (María es la flor por excelencia, aunque bella y con olor tiene espinas que son su sufrimiento), a la derecha aparecen las azucenas o lirios, “Yo soy el narciso de Sarón, un lirio de los valles. Como lirio entre los cardos es mi amada entre las doncellas” (Cant.), representan a María y, el blanco de las azucenas, son símbolo de su pureza. También aparecen otros símbolos como un conjunto de árboles que simbolizan la virginidad de María: “Tu plantel es un vergel de granados, de frutales los más exquisitos, de cipreses y de nardos, de nardos y azafrán, de canela y cinamomo, de todos los árboles aromáticos, de mirra y de áloe y de los más selectos balsámicos” (Cant.). Todo ello conforma un bello jardín, simbolizando el Paraíso celestial o, “Eres jardín cercado, hermana mía, esposa; eres jardín cercado, fuente sellada” (Cant.). En María se encierra todo el sustento para llegar a Cristo, Ella es el jardín que contiene lo mejor del mundo. Pero hay otros símbolos que por dificultad de la representación todavía no se han identificado.
[editar] El monumento

Durante las Fiestas Patronales se instala en la Catedral, en el altar mayor y justo delante del retablo mayor, un monumento consistente en una corona, unas telas a forma de manto y un castillete, que servirán para representar la Asunción de la Virgen a los Cielos durante la celebración de La Salve.
[editar] La congregación

La Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles cuenta con una Hermandad, la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles, cuya finalidad es «promover la doctrina cristiana [...] y tributar a la Santísima Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, los cultos que le son debidos».

Cualquier fiel católico que así lo desee puede formar parte de esta Congregación, que actualmente es una de las más importantes de España en lo que a número de congregantes se refiere, actualmente más de 8.000. Esta Congregación cuenta con una Junta General anual, una Junta de Gobierno y un grupo de Camareras de la Virgen. Todos los años se designan por orden cronológico entre los congregantes 88 mayordomos

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Felicidades, Ángeles! Y sobre todo, que lo disfrutes.

Me gusta el cambio de look de tu blog. De vez en cuando me paso por aquí, aunque no comente.

Un besote,

Alais

Ángeles dijo...

Muchísimas gracias, Alais. Muy feliz veranito, guapa y descansa mucho,

Smuakssssssss

Kamikase dijo...

Nos quedamos sin sala, pase a darte la direccion nueva. Y para que le avises al brother in Cat donde estamos juntandonos. Un besote grande para ti.

travis dijo...

Ono mastica feliz, John Lennon!!!
Error bip bip
ﮕ רּ שׁ שׂ שּ ﯼ ﺏ ﺨ ﻁ ﻚ ﻳ
ﮕ רּ שׁ שׂ שּ ﯼ ﺏ ﺨ ﻁ ﻚ
Xeliñas!! Felicidades, bonita!!!
(¯`·._.·TRAVIS·._.·´¯)
❤ ♪ ♫ ❤ ♪ ♫ ❤ ♪ ♫ ❤ ♪ ♫ ❤♪ ♫ ❤
XELIÑAS,_POMBA_DOURADA

Ángeles dijo...

No os preocupéis Kami y Travis, que me da en la naríz que Agua pronto estará en activo. Ya lo veréis. Les han llovido todo tipo de denuncias y seguramente regresará poniendo moderadores y cortapisas a los que se pasaban demasiado. Regresará y será un especio aún mejor del que era, ya lo veréis. Lo importante es que Agua ha creado vínculos de amistad que ya nada ni nadie podrá quebrantar.

Os quiero como si fueseis d emi familia. Muy feliz veranito.

Besotísimos a raudales

Ángeles dijo...

Ainsss, Travis, estoy como dicen en mi tierra, como una "fava". No veas qué jartá de "xorar" con la canción de Serrat.

Muchísimas gracias, amigo del alma

Vamos a cantar y a rezar para que llueva en España....

Hoy se celebra el Día Europeo sin coches. Yo me quité el coche en 2008 y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Me muevo por Madr...