31 de octubre de 2010

Feliz Cumpleaños, Alejandro






Alejandro, cuando Leonardo da Vinci escribió esta carta tenía los mismos años que hoy cumples tú. En realidad no sabemos bien si la escribió él o fue Lorenzo de Médici quien lo hizo para recomendarlo al que llegaría a ser Duque de Milán Ludovico Sforza. Sforza también tenía la misma edad que Leonardo, porque nacieron el mismo año. Lorenzo de Médici se desprendió sin saberlo del que llegaría a ser uno de los mayores genios que ha dado la Historia de la Humanidad.
Ayer le escuchaba decir en una conferencia dirigida a estudiantes de Publicidad, al Presidente de Coca-Cola España y Portugal, Marcos de Quinto, que muchos son los llamados y pocos los escogidos como bien sabemos, pero que si por sentir el temor de no ser escogidos, dejamos de realizar nuestros sueños y anhelos laborales y nos condenamos y resignamos a formar legión entre los que sacrifican sus sueños,entonces, nos estamos condenando a una muerte segura y lenta.

Alejandro, porque nunca dejes de realizar tus sueños y por que te importe Nada el que los demás no lo entiendan. Porque hay una especie de corriente de "Black Marqueting" que empuja a los talentos a malograrse en aras de un sacrificio estúpido y asfixiante. Si has de sacrificarte, que sea por realizar tu innegable talento y tus sueños. Esta misiva, va por tí en tu día:




En 1481-82 Leonardo da Vinci ofreció sus servicios a Ludovico Sforza (el Moro) de Milán con la siguiente carta:
Ilustrísimo señor, habiendo considerado ya suficientemente los modelos presentados por todos aquellos que se proclaman inventores cualificados de máquinas de guerra, y en vista de que el ingenio y funcionamiento de dichos instrumentos bélicos en nada difiere de los de uso común, intentaré, sin perjuicio de ningún otro, exponer mis ideas a Vuestra Excelencia, mostrando a Vuestra Señoría mis secretos, y después, los brindaré a vuestro mayor placer y admiración, para que, en el momento oportuno, surtan el efecto deseado en todas aquellas cosas que, en parte, se anotan brevemente a continuación.
Dispongo de una suerte de puentes extremadamente ligeros y resistentes, que se pueden trasladar de manera fácil, con los que podéis perseguir al enemigo o, cuando fuere preciso, huir de él; y otros, muy seguros y resistentes al fuego y a las acciones de combate, fáciles de levantar y colocar…
Sé cómo sacar el agua de las trincheras durante un asedio, y cómo construir una infinita variedad de puentes, y cubrir caminos y escaleras de mano, y cómo fabricar las distintas máquinas que se utilizan en este tipo de expediciones…
Además, tengo varias clases de morteros, muy útiles y fáciles de transportar, con los cuales puedo lanzar piedras pequeñas como si fuese una granizada; y con la humareda que causan infunden gran temor al enemigo, lo que va en su detrimento y confusión… Y si el combate fuera en el mar, dispongo de diversas clases de máquinas, muy eficientes tanto en operaciones ofensivas como defensivas…
Dispongo también de los medios adecuados para, a través de secretos y tortuosos túneles y caminos, abiertos sin ruido, alcanzar una (posición) determinada, incluso en el caso de que fuera preciso pasar bajo una trinchera o un río.
Puedo hacer carros blindados, seguros y al abrigo de cualquier tipo de asalto… detrás de los cuales puede marchar la infantería a cubierto y sin ningún peligro
En caso de necesidad podría fabricar grandes armas de fuego, morteros y artillería ligera de formas elegantes y útiles, muy alejadas del tipo común.
Cuando las operaciones de bombardeo fracasen, puedo inventar catapultas… y otras máquinas de maravillosa eficacia y que no son de uso común.
En tiempo de paz creo poder satisfaceros, tanto como cualquier otro, en proyectos arquitectónicos y composición de edificios, públicos o privados; y en la conducción de aguas de un lugar a otro
Puedo realizar esculturas en mármol, bronce o arcilla, y por lo que se refiere a la pintura, puedo hacer cualquier cosa tan bien como otro, sea quien sea
Además, puede ejecutarse el caballo de bronce para gloria inmortal y honor eterno del príncipe vuestro padre, de feliz memoria, y de la ilustre casa de los Sforza
Y si alguna cosa de las arriba citadas os pareciese imposible o irrealizable, estoy dispuesto a llevar a cabo el experimento en vuestro jardín o en cualquier otro lugar que tenga a bien Vuestra Excelencia, a quien me encomiendo con toda humildad”
(Traducción tomada del libro de J. T. PAOLETTI y G. M. RADKE, El arte en la Italia del Renacimiento. Madrid, Akal, 2002, p. 360.)


6 comentarios:

NoSurrender dijo...

Sólo somos los sueños que perseguimos, claro que sí. Feliz cumpleaños a Alejandro, y que nunca nos falte el horizonte.

Y besos para ti, Gemmayla!

Gemmayla dijo...

Mi muy querido NoS., creo que nunca es tarde para realizar nuestros sueños, en especial si en nuestros primeros años de juventud éstos se vieron de alguna manera frustrados.Cuando tenemos hijos, cobramos una especial conciencia y sensibilidad en las aspiraciones y anhelos de nuestros hijos. Sentimos a veces de manera dolorosa que no queremos verlos de ninguna manera frustrados; no queremos que ellos pasen por las experiencias amargas que vivimos nosotros en su juventud. La vida nos ofrecerá a cada quien experiencias de todo tipo, pero si defendemos con ilusión, esperanza y ahínco que los sueños propios se pueden realizar a lo largo de la vida a cualquier edad y al propio tiempo inculcamos en nuestros hijos que la juventud es una etapa crucial para forjar y desarrollar nuestros sueños, estaremos inculcando un valor esencial de la vida, a saber, que no hay cosa más gratificante que disfrutar y ser lo más creativos posibles en nuestras ocupaciones laborales sean éstas cuales sean, pero si las hemos escogido libremente y no coaccionados por las circunstancias adversas, entonces podemos sentirnos los seres más afortunados del Universo.

Muy feliz puente y abrazo entrañable, No.S !!!

travis dijo...

Feliz cumpleaños, Alejandro.
Gemma, tienes toda la razón: no hay nada mejor en la vida que trabajar en lo que le gusta a uno.
No hay que rendirse hasta que ello pueda ser realidad.

Gemmayla dijo...

Muchísimas gracias, Travis.

Ahora con tanto paro, parece como si casi fuese un sacrilegio pedir esto, pero esta crisis pasará y lucharemos con ilusión y ahínco para que nuestros hijos e hijas lo consigan. En cuanto a nosotros, cada día hay que forjar ilusiones y sueños nuevos a nuestro alcance. A veces lo que sucede en un minuto sólo nos colma de dicha sin fin. Por ejemplo, abrir el correo virtual por la mañana y descubrir la carta de un amigo o de una amiga. Eso para mí, por ejemplo, ya vale oro. Mi hijo Alex recibe centenares de emails todos los días. Creo que no podría atender tanta correspondencia hoy en día. En mi juventud sí, pero ahora me colma de dicha que pocas pero escogidas amistades me dediquen su precioso tiempo. Con esto quiero ilustrar que cada edad de la vida trae sus propias esperanzas y anhelos y que nunca cualquier tiempo pasado fue mejor, porque fue tan bueno como lo es éste presente nuestro.

Besos, Travis

Besos

Diciembre dijo...

Muchas felicidades, Alejandro!! Por tu cumpleaños y también por tu dedicación en cuerpo y alma a tu pasión el arte. Es realmente admirable tu impresionante talento y creatividad.

Que cierto es aquello de que no siempre los mejores son los elegidos... Aunque puede ocurrir!!

Yo también te animo a que no cejes en tu sueño, porque como dijo el poeta: "Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora"

Besos, artista!

Gemmayla dijo...

Me dice Alex, Diciembre, que te de las gracias. Pelín tímido que me salió la criatura.
Lo pasamos genial celebrando su cumple, el santo del peque y la noche de Halloween todo en uno. Estos días son los que merecen la pena de verdad.

Smuakssssssssss

Merecido descanso. Cerramos por vacaciones. Nos vemos pronto...Qué lo paséis genial y sensacional...

Hoy cumplirías 56. Sólo quienes somos de tu quinta y generación sabemos cuánto tuviste que soportar. Aquella época era aún muy muy machist...