17 de junio de 2012

Del origen oscuro y maligno del latin "Miembrum, -i"....

Repugnantes miembros y miembras de la casta infecta de nuestro país, bajaros ya vuestros inmorales sueldazos y retornad al Erario Público todo el dinero expoliado y robado a la honesta ciudadanía de nuestro país. Es el único consejo sensato del FMI que hay que aplicar YA. ¡Estos lapsus, gazapos y cosas graciosas que tanto desvían la atención pública no nos permiten plantearnos el registro del término porque el registro del término está caduco, rancio, obsoleto, agonizante y efectivamente entrar en estas disquisiciones desvíaron la atención y la opinión pública como siempre a chorradas y banalidades! Lo quedíamos habernos planteado mucho antes del gazapo de la Ministra de Igualdad es si los miembros y las miembras debieran haberse ido todos y todas a engrosar las listas del paro. Por cierto en el mundo clásico se empleaba con profusión y preferentemente, "membra", el plural de "membrum, -i". Asi que, si nos remontamos a los orígenes etimológicos de los términos, ¡Sus señorías miembras, váyanse ya de una puñetera vez y dejen el Gobierno en manos de la honesta y honrada ciudadanía, trabajadora y responsable, si le ofertan trabajo, sin necesidad de reformas laborales injustísimas.

3 de junio de 2012

Los Toros de Lidia y España no hemos nacido para el luto

Como el toro he nacido para el luto y el dolor, como el toro estoy marcado por un hierro infernal en el costado y por varón en la ingle con un fruto. Como el toro lo encuentra diminuto todo mi corazón desmesurado, y del rostro del beso enamorado, como el toro a tu amor se lo disputo. Como el toro me crezco en el castigo, la lengua en corazón tengo bañada y llevo al cuello un vendaval sonoro. Como el toro te sigo y te persigo, y dejas mi deseo en una espada, como el toro burlado, como el toro. Miguel Hernández

Interiores. Visillos de París

La etiqueta de estos visillos reza que proceden de París, ese París que me prometiste un día. Tal vez lo visite, pero no será aquel París...