27 de septiembre de 2015

27S Elecciones Autonómicas Catalanas 2015

Como catalana de nacimiento de madre catalana y padre andaluz, afincada y empadronada desde hace muchos años en Madrid siento profunda preocupación por lo que se cuece en mi tierra natal. No puedo votar, pero de poder hacerlo votaría por la opción socialista de Miquel Iceta. Me siento española, catalana, madrileña, andaluza,...amo a mi país pese a sus tremendos errores y defectos, pese a los tremendos escándalos de corrupción política, el paro, especialmente el juvenil, la precariedad laboral tan acuciante, los escasos sueldos y los trece millones de personas en riesgo de pobreza y exclusión social. Quiero una España unida en las alegrías y las penas. Quiero una España unida y en Europa, pese a esta Europa tan injusta y cicatera. La unión europea como nuestra democracia es joven y por tanto como todo lo joven tropieza, se equivoca y aprende día a día de su errores. Quiero una España Federal y soy monárquica. Me gustan muchísimos nuestros reyes, Letizia y Felipe. Pero entiendo que urge una Reforma Constitucional que permita dos Referéndums legales: consultar a la ciudadanía si quieren o no Monarquía y consultar a la ciudadanía catalana si quieren o no la independencia. Creo que España seguiría siendo una Monarquía Constitucional moderna y democrática y creo firmemente que Cataluña seguiría perteneciendo a España tal como ha sucedido en el reciente Referéndum escocés. Tal como sucedió en los sendos referéndums en Québec. España no puede permitirse, con la acuciante deuda pública que arrastramos y sus innumerables problemas, Comunidades Autónomas secesionistas e independentistas. Europa tampoco puede permitirse por idéntica razón, dar cuartel a los independentismos. Creo firme y sinceramente que los independentismos están trasnochados, son de otras épocas y momentos históricos. Me gustaría que los jóvenes del futuro catalanes, las generaciones de un futuro no muy lejano digan como los de Québec que se sienten ciudadanos del mundo y que no anhelan como sus padres y abuelos secesión e independentismo alguno. Esto es lo que creo y como soy creyente rezo para que Cataluña siga dentro de España. Aunque por supuesto mi talante esencialmente democrático aceptará el resultado que decida una mayoría democrática, pero siempre dentro del ámbito legal de un Referéndum legal contemplado en una futura Reforma Constitucional que como bien sabemos demanda un 80% de la ciudadanía catalana y también lo piden a voces muchísimos españoles. Y me apunto al baile de Iceta porque si perdemos la capacidad de diálogo, la capacidad lúdica que nos brinda el encuentro del baile diferente, plural y democrático de nuestras autonomías, entonces estamos perdidos.

No hay comentarios:

Vamos a cantar y a rezar para que llueva en España....

Hoy se celebra el Día Europeo sin coches. Yo me quité el coche en 2008 y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Me muevo por Madr...