Hasta siempre, guía y poeta eterno...

Increíble historia de vida. Él amó España más que nosotros mismos. Dep y ojalá allá se reencuentre con el profesor de guitarra español que le enseñó los seis vitales acordes que son la base de todo flamenco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Pasamanería de Madame Pouzieux