24 de enero de 2011

Decálogo de la Serenidad

Decálogo de la serenidad.

1. Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.

2. Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de mi aspecto, cortés en mis maneras, no criticaré a nadie y no pretenderé mejorar o disciplinar a nadie sino a mí mismo.

3. Sólo por hoy seré feliz en la certeza de que he sido creado para la felicidad, no sólo en el otro mundo, sino también en éste.

4. Sólo por hoy me adaptaré a las circunstancias, sin pretender que todas las circunstancias se adapten a mis deseos.

5. Sólo por hoy dedicaré diez minutos de mi tiempo a una buena lectura, recordando que, como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la buena lectura es necesaria para la vida del alma.

6. Sólo por hoy haré una buena acción y no lo diré a nadie.

7. Sólo por hoy haré por lo menos una sola cosa que no deseo hacer, y si me sintiera ofendido en mis sentimientos, procuraré que nadie se entere.

8. Sólo por hoy me haré un programa detallado. quizá no lo cumpliré cabalmente, pero lo redactaré y me guardaré de dos calamidades: La prisa y la indecisión.

9. Sólo por hoy creeré aunque las circunstancias demuestren lo contrario, que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie más existiera en el mundo.

10. Sólo por hoy no tendré temores. De manera particular no tendré miedo de gozar de lo que es bello y creer en la bondad.

"Puedo hacer el bien durante doce horas, lo que me descarazonaría si pensase tener que hacerlo durante toda mi vida"


( JUAN XXIII )

6 comentarios:

Juan de Valdés dijo...

"Vanidad de Vanidades. Todo es Vanidad"

JUAN DE VALDÉS LEAL dixit

Diciembre dijo...

Sin duda, Juan XXIII fue un gran hombre y lúcido representante y ejemplo de lo que muchos entendemos por Iglesia Católica. Así lo demostró a través de las iniciativas propuestas a través del Concilio Vaticano II, con el fin de tratar de iniciar una nueva etapa de diálogo social, de acorde con los tiempos. Sin duda ha sido la reforma más profunda, valiente e inteligente jamás planteada por un representante de la Iglesia Católica. No olvidemos que afrontó realidades problemáticas, nunca antes tratadas por impensables, en un ámbito conciliar...

Realmente es una pena que esta prometedora etapa de la Iglesia sea la gran olvidada...

Gracias por traernos su decálogo, Gemma, está lleno de sabias palabras, que rezuman inteligencia y humildad. Los creyentes necesitamos otro Juan XXIII

Un abrazo, querida amiga :)

Gemmayla dijo...

Hola Diciembre y Valdés:

Este decálogo no lo conocía. Mi peque lo trajo el otro día del cole junto a la agenda mensual. Lo he colgado en el tablón de la cocina y cada día leo una recomendación. Tranquiliza mucho y es cierto que otorga serenidad intentar sólo abarcar las 24 horas día. Hoy sólo hoy creeré en la bondad, en la providencia de Dios, la belleza interior de las gentes y su bondad innata....Es reconfortante y eleva el espíritu. Vivimos demasiado angustiados por el futuro y el futuro se construye hoy, ni ayer ni mañana, hoy.
"Sólo por hoy haré o no haré..sólo por hoy"
Besotísimos, gente guapa. Valdés estudia mucho, anda, aunque sólo sea sólo por hoy. Y ojo que el tema de la "vanitas" puede caer.¿Te presentas mañana al exámen?...Yo lo dejo para el 14. Ojalá San Valentín me eche una manita.

satenight dijo...

Querida Gemma, yo lo colgué la semana pasada en el tablón que hay en una sala de mi lugar de trabajo donde acuden todos a desayunar, me gustó tanto que creí que debía ser compartido.
De momento, me ha sorprendido que ha provocado que alguien escribiera, de forma anónima, otro decálogo siguiendo las mismas expresiones: 'sólo por hoy...haré o no haré..' refiriendose a pedir una buena conducta de convivencia y civismo desde nosotros hacia los demás. Petición que anteriormente se había hecho por activa y por pasiva y siempre con anónimos con menos modales que los actos incívicos que los provocaban.
Con esto quiero decirte, que al menos en mi lugar de trabajo ha suscitado una reacción positiva, ha inspirado a alguien una forma de pedir que tal vez traiga reflexión en actos cotidianos de convivencia.
Os deseo a tods unos buenos examenes y a Diciembre un abrazo sincero.

Gemmayla dijo...

Qué genial, Sate !!!

Es que este decálogo guarda una sensatez, una sencillez tan cálidas y humanas que me parece irresistible. La posibilidad de sólo abarcar el instante presente, sin el propósito sobrehumano e imposible de intentar resolver todos y cada uno de los problemas y conflictos de nuestra vida de manera titánica y apremiante, tranquiliza el espíritu.

Te copio la idea de imprimirlo y colgarlo también en el tablón de mi trabajo. Lo llenarán de dibujitos y chorradas como siempre, pero seguro que alguien como esta persona anónima que citas, lo guardará como un preciado regalo. Son muchos los llamados y pocos los escogidos. No sé por qué se cumple este adagio, pero lamentablemente es así.

Besotísimos, preciosa

Diciembre dijo...

Otro abrazo sincero para ti, Satenight. Espero que todo te vaya muy bien, guapa :)

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...