27 de agosto de 2008

"El niño con el pijama de rayas" de John Boyne



Una de las personas que más quiero en este mundo me ha regalado el pasado día de mi cumple este libro, que no hay que recomendar a todo el mundo.
"Motu prorio" no lo habría comprado. En general me producen cierto rechazo los "best sellers" ¿Lo es "El niño con el pijama de rayas"? Lo es, sin duda, desde el momento en que se nos asegura que se ha traducido ya a treinta y cuatro idiomas y en Irlanda, pais del autor, se mantuvo en el Número Uno de la lista de libros más vendidos durante sesenta y seis semanas. ¡No me extraña!
El discurso del libro avanza previsible, sosegada e implacablemente. Viene a ser como el experimento de la rana, esto es, no es lo mismo que deposites un batracio del orden de los Anuros - léase "Tú, lector" - en una olla con agua hirviendo y propicies la muerte instantánea por muy buena y ágil nadadora que haya sido en su dilatada "vida batracia" -"léase vida lectora. Tú, eh, lector. Sí, tú mismo". No es lo mismo, decía, que pongas a la ranita - léase, tú, lectora, miembra del gremio de lectores - en una olla con agua fría y poco a poco vayas subiendo la temperatura y la vayas cociendo a fuego lento hasta alcanzar altas temperaturas que poco afectan a la rana, o séase, a los y las lectores, porque en el experimento la rana aguanta lo indecible sin palmarla. Resumiendo, que me he sentido como una ranita en una olla de agua fría puesta a calentar a fuego lento, durante la lectura de este libro, - no sé si calificarlo de magistral o didáctico, conmovedor o demoledor, o mejor no calificarlo en absoluto porque no se encuentran calificativos posibles.
El libro, como apuntaba, no es para recomendarlo a todo el mundo, porque no todas las ranas aguantan el experimento - léase, no todos los y las lectores tienen en las dianas de sus respectivos corazones el mismo puntito de sensibilidad - En la solapa del libro se recomienda su lectura a todos los niños - de las niñas no dice nada - a partir de los trece años de edad. Mi hijo pequeño tiene siete y me ha pedido que se lo leyera cuando ha visto inscrita en la portada la palabra mágica "El niño..." y me ha dicho que a él no le gustan los pijamas de rayas. Prefiere los de Batman, Spiderman, Supeman y Bart Simpson o Burt con su padre Hommer y su hermana Lissa -no se pronunciado sobre la madre Marge Bouvier Simpson y la bebita Maggie. ¿No sé si tomármelo como algo personal por alusiones, que estoy susceptible tras la lectura de este libro. Preciso más, estoy susceptible siempre por culpa de los telediarios - ?
Le he explicado con palabras tan llanas y sutiles como las empleadas por John Boyne el argumento del libro y Di@s me perdone le he desvelado el apoteósico, tremendo final, con la esperanza de que a los trece años ya no recordará nada de todo este episodio triste de la historia. Pero, un momento, cuento con los diez dedos de mis dos manos, le restan seis añitos para alcanzar los trece. Esto es un despropósito, Para entonces, seguro, que alguien ha escrito otro libro o ha estrenado otra película recordándonos el holocauso judío y el horror nazi. ¿Hay que recordarlo tanto o hay que ir corriendo tupido velo?. Que sea el propio Hamlet quien nos de la respuesta,

" HAMLET:
To be, or not to be: that is the question:
Whether 'tis nobler in the mind to suffer
The slings and arrows of outrageous fortune,
Or to take arms against a sea of troubles,
And by opposing end them? To die: to sleep;
No more; and by a sleep to say we end
The heart-ache and the thousand natural shocks
That flesh is heir to, 'tis a consummation
Devoutly to be wish'd. To die, to sleep;
To sleep: perchance to dream: ay, there's the rub;
For in that sleep of death what dreams may come
When we have shuffled off this mortal coil,
Must give us pause: there's the respect
That makes calamity of so long life;
For who would bear the whips and scorns of time,
The oppressor's wrong, the proud man's contumely,
The pangs of despised love, the law's delay,
The insolence of office and the spurns
That patient merit of the unworthy takes,
When he himself might his quietus make
With a bare bodkin? who would fardels bear,
To grunt and sweat under a weary life,
But that the dread of something after death,
The undiscover'd country from whose bourn
No traveller returns, puzzles the will
And makes us rather bear those ills we have
Than fly to others that we know not of?
Thus conscience does make cowards of us all;
And thus the native hue of resolution
Is sicklied o'er with the pale cast of thought,
And enterprises of great pith and moment
With this regard their currents turn awry,
And lose the name of action.--Soft you now!
The fair Ophelia! Nymph, in thy orisons
Be all my sins remember'd."


Muchísimas gracias por obsequiarme este libro.

20 de agosto de 2008

Nos sumamos con dolor insuperable al luto....Duelo y dolor en nuestro país...¡Ay mi querido Madrid, que desgracias te asolan!"




..........."Segunda y Tercera jornadas en la Expo, sábado 16 y el domingo 17 de agosto"







El sábado nos levantamos pronto - relativamente; creo que eran las nueve - para poder conseguir "Fastpass" y reducir tiempo de espera en la cola del pabellón de España, el más solicitado y visitado. Hoy escucho por la radio que ayer, 19 de agosto la Expo alcanzó las 77.000 visitas, cifra record, y un maño dijo por la tele anoche en TVE 24 horas que se habían alcanzado los 5.000.000 de almas. También se ha recordado a los visitantes que se acabaron ya los pases de tres días y que a partir de hoy sólo se podrán conseguir entradas por un día que se adquirirán sólo en la taquilla de entrada. Medito en la suerte que tuvimos y lo bien que transcurrió nuestra estancia ahí pese a los leves contratiempos que surgieron. Cuando llegamos, había una considerable cola a la entrada. Control de bolsos, mochilas y chaquetas. Lo normal.Nos cayó un ligero chaparrón que deformó las suelas de mis estupendas zapatillas de esparto, las que tanto apreciaba. Me he quedado sin ellas y ahí comenzaron mis primeras fatigas podológicas. Cola de casi hora y media para conseguir entrada a las 11:20 en el pabellón de España, pero mereció la pena. ¡Una de las Siete Maravillas de la Expo! Nos encantó. Siento que no podamos visitarlo nunca más. ¡Lástima! A la salida nos regalaron botellitas de agua desalada con efectos un tanto diuréticos y laxantes. Varios protestamos que no nos había sentado muy bien al organismo. El mío es que es bien delicadito. Todavía estoy soportando sus efectos. Me recuerda la borrachera de agua que me pegué de adolescente en una excursión a los Pirineos. Algo similar. ¡En definitiva, que nadie en este nuestro maravilloso país se quede sin visitar nuestro pabellón! Visitamos Valencia, Murcia - alguien se molestó porque los murcianos justifiquen honestamente sus demandas y sus inversiones en infrastructuras acuíferas - ¡Agua bien solidario, por favor! Se reivindica que la UNESCO reclame el derecho a cuarenta litros de agua per cápita en todo el mundo gratuita e intrasferible. ¡El despilfarro, que se pague!. Mi hijo pequeño de 7 años por primera vez estampó su firma y su DNI en un listado de recogida de firmas para la UNESCO en El Faro el primer día cuando lo visitamos. Me emocionó este detalle. Me encantó el pabellón de Italia. En el de Angola nos regalaron una camiseta muy chula,con una leyenda inscrita con "Água" (acentuada agua) La estrené allí mismo porque con la manga larga me empezaba a asfixiar de calor. Nos encantó el pabellón de Aragón, otra Maravilla. Su homenaje a Buñuel y a todo el mundo con una tamborrada apoteósica. Nos encantó el paseo en telecabina Aramón-Leitner y la´visita a la exposición el "Mundo del hielo" del mítico montañero Reinhold Messner. Nos quedamos vivamente impresionados. La desesperanza catastrófica se superpone a la felicidad que prodiga esta obra titánica y viceversa. Ya no sabemos si reir o llorar, emocionarnos o guardar un sigiloso silencio. Me hizo sonreir mi hijo Héctor cuando dijo "Mamá esta señora negra se ha marchado al mundo del hielo porque en su país en África se moría de calor". Pero sus palabras no son para tomarlas a guasa. Los niños y los locos dicen verdades que estremecen. Almorzamos ahí. ¡Qué caro está todo, pero lo obviamos, estamos de vacaciones!. Por la noche nos cayó otro chaparrón cuando contemplábamos el impresionante y estremecedor espectáculo de las Gradas del Ebro, ICEBERG, INSPIRACIONES ACUÁTICAS. EL HOMBRE VERTIENTE. ¡El cielo llovía lágrimas y nuestros ojos lloraban lluvia! ¿Hay esperanza para nuestro Planeta Azul, nuestro Oikós de Agua? No lo sé. Es una incógnita para todos, pienso. Dormimos en la cama del hotel como angelitos. Dormidos todos los humanos parecemos tan inocentes !!!......Egipto - ¡cómo estaba el egipcio, como un queso del Nilo, juasjuas! puro bazar, puro mercadillo, Eslovaquia -una tomadura de pelo de pabellón, casi da la risa, me dijo Joaquín. No entré a verlo. El Rincón de la India otro bazar de baratillo. Una penita, banal mercadería. En Lithuania Héctor se caló hasta los huesos. No se secaron sus ropas y preciso una muda. Del pabellón de Suecia no me quería ir. Aquellas sillas de IKEA me las habría llevado a casa. Héctor dibujó el arce y lo llamó GOLFO. En el concurso celebrado ya ha resultado ganador el dibujo de una niña zaragozana.La he visto por la tele. A su arce lo bautizó LORENZO. LORENZO GOLFO. GOLFO LORENZO. El dibujo de mi hijo está expuesto junto al de los demás niños y niñas. La conclusión que extraigo es que me quiero mudar a vivir a Suecia, pero ya es un poco tarde para mi a estas alturas de dolores podológicos. No soy capaz de ir ni a la vuelta de la esquina y noto la anemia jugándome una de las suyas. Me quedo en Tailandia y aterrizo en el estanque de agua y piedras, pediluvio para los pies destrozados en la Expo. No exagero si los tuve en remojo dos horas largas. Joaquín y el peque se fueron a visitar el pabellón de Japón, que me quedé sin ver. ¡Lástima! Regresamos a Madrid de noche y en la carretera casi no circulaba nadie. La impresión que me llevé es que predominaban los visitantes de Aragón, en especial de la propia Zaragoza. Pero las últimas noticias nos dicen que todo el mundo esta acudiendo a la Expo. Un poquito de por favor, no te quedes sin acudir y visitarla. Te contaría mucho más pero debes verlo tú con tus propios ojos. ¡Anímate!. Me gustaría que el Dúo Goma Espuma a la par que un especial de las Olimpiadas de Bejing nos diera uno adicional sobre la Expo de "Saragossa". Mejor reir que llorar. Eso siempre. Sin frivolizar. Pero no perdamos nuestro sentido del humor pese a la crisis que tenemos encima.

"Nuestro precioso viaje a la Expo de Zaragoza. Primera jornada, viernes 15 de agosto de 2008"












El puente de la Virgen tuvimos la gran fortuna de poder acudir a la Expo de Zaragoza. En julio compré por internet pases de tres días para el 15, 16 y 17 de agosto y luego las recogí en un cajero de Ibercaja. Me costó mucho conseguir un hotel. Ninguno bajaba de los 600 euros dos noches. Finalmente reservé habitación en el Hotel Río Arga en la calle Contamina muy cerquita de la basílica del Pilar. Nos costó la friolera de casi 300 euros, pero mereció la pena el dispendio.
El primer día, el 15, nos sorprendió que accedimos al recinto sin guardar cola. Cuatro gatos a esa hora y un día espléndido de sol, brisa suave y ni frío ni calor. Una gozada tumbarse sobre la alfombra de césped junto al río después de comer. El pasaporte me recuerda que visitamos los pabellones AGUA PARA LA VIDA, OIKOS, CIUDADES DE AGUA, EL FARO - una divertida actuación de tres maños y una mañica que nos recordó a la Cañizares de Cámara Café, muy muy amenos, jartá de reir con el juego del Bingo El Bidón&línea La Garrafa-, vimos pasar, y no nos entretuvimos, el desfile de gigantes y cabezudos, la fascinante TORRE DEL AGUA - subimos sus 22 pisos, contemplamos las maravillosas vistas, y quedamos deslumbrados por aquella arquitectura y su decoración interior, visitamos los pabellones de Austria - un trío tirolés cantando y tocando, muy ameno, y el pabellón de Cataluña, mi tierra natal - me gustó el "Salto del agua", una completa colección de botellas de agua mineral de todo el mundo del laboratorio del Doctor Oliver Rodés - su colección supera los 4000 ejemplares - ¡no conté tantas la verdad!, pero me encantó este pabellón y la azafata virtual que daba las explicaciones. Me gusta ver escrito en mi lengua vernácula Zaragoza: "Saragossa" parecido al italiano. ¡Un poquito de por favor, máximo respeto a todas las culturas y lenguas!..... El primer día caímos rendidos. No recuerdo quién roncó primero, juasjuas ....(Continuará)




Proyecto de Novela Comunitaria. Cap. V. Aventuras y Desventuras de Santiago Paraíso.

Paraíso cultivaba el hábito de leer desde que tuvo uso de razón, esto es, cuando supo que las mujeres, - las fascinantes, hermosas - no habían sido fabricadas con ninguna de sus costillas. Si Adán, encantado de haber perdido la suya, nunca encontró la armonía con Lilith, Santiago estaba convencido de que todas las Liliths del mundo podían corresponderle a él en la rifa ancestral por una especie de mal fario genealógico. Las Evas estaban cogidas por los más afortunados varones. Su madre, sin ir más lejos, había sido una Eva como la copa de un pino de oro hasta el final de sus días. Su padre, muy afortunado por cierto. Su ex mujer le había obsequiado una vez "A jangada de pedra" de José Saramago, en edición portuguesa, como para joderlo del todo, sólo porque ella estaba molesta por la precariedad laboral femenina y la maternidad no deseada. Viajó con sus amigas a Lisboa preñada de un mes, llevándose una bolsa de mano con lo imprescindible, en la que faltaba lo principal: unos buenos zapatos planos y cómodos. Regresó con los pies llenos de ampollas turísticas y un humor de mil Liliths juntas despotricando en los lupanares de Jerusalén. "Toma, un souvenir" le dijo, tirando aquel ejemplar sin envolver sobre la mesa del salón, como quien lanza un dardo envenenado en la diana del desamor y se quita un peso de encima. Días después se quito otro. Fue a abortar a Londres, acompañada como siempre por sus incondicionales amigas, las de las alegrías y las penas. Contó que visitaron London city al abandonar la clínica "porque lo que vale para un roto también ha de valer para un descosido y no te creas que yo seré una coneja como tu madre, bla, bla, bla, bla" Quiso Santiago replicarle que su bendita madre sólo había tenido tres hijos, dos varones y una hembra, pero aquella Lilith traía de Londres nuevos sedimentos y excrementos, que unidos a los ya conocidos, la convertían en una de las peores mujeres imaginables. En resumidas cuentas leyó casi sin entender ni jota " A jangada de pedra" y meses después consintió en dejar embarazada de nuevo a la que por aquel entonces aún era su esposa,porque ésta se lo imploró como quien reclama un piso en subasta después de un deshaucio. Cuando nació su segundo retoño, asustado por la que se le avecinaba, decidió autorregalarse "La balsa de piedra" en edición castellana,como para descifrar y entender algo de todo aquel enigma incomprensible. Tras la lectura escribió una carta a Saramago en la que tras una palabras felicitándole por su magistral libro, le preguntaba por qué había interpretado en portugués unas cosas diametralmente opuestas a las interpretadas en español. La envío a la editorial. No obtuvo respuesta. Envió otra al caserío de Azinhaba, lugar natal del escritor. Le respondió el alcalde de Golega que tal vez la respuesta a su difícil pregunta tuviese algo que ver con que Saramago durante veinte largos e interminables años no escribió una sola palabra. No tenía nada que decir y optó por el silencio. Quizá también, especulaba aquel bendito, porque descubrió el amor tardío. Lo encontró en España y ahí se quedó. Santiago Paraíso no entendió una sola palabra de aquella carta manuscrita en portugués. La guardó dentro del ejemplar "A jangada de pedra" y olvidó ambas, la carta y la novela portuguesa en un cajón. En esta ocasión llevaba en su maleta "La balsa de piedra" con la intención de releerla por las noches tras los días de infructuosas pesquisas.

No es lo mismo hablar con los muertos que conversar con un difunto en particular. Sostenía Pereira de Tabucchi que las charletas diarias que mantenía - no repetía "sostenía" por evitar redundancias innecesarias, pero el verbo "sostener" no lo soltaba de la boca - con el retrato de su esposa fallecida años atrás, - suponemos que por causas naturales, si es que la muerte puede ser circunscrita al ámbito de las cosas naturales cuando lo es más bien a las sobre o infra naturales -, esas distendidas charletas, decíamos, que apuntaban a soliloquios interrumpidos por el sueño nocturno y las siestas lisboetas salazaristas del Treinta y Ocho, le habían sido prohibidas por prescripción facultativa del siempre sagaz Doctor Cardoso que le recomendaba a Pereira más bien mudarse a París, cuna de la literatura francesa y declarar en rebeldía al Yo Hegemónico de su Particular Confederación de Almas.

Santiago Paraíso, desde el suicidio de su hermano Ramón, dudaba si su Yo Hegemónico era en realidad una instancia psíquica suya particular e intransferible, o se trataba más bien de la voz de áquel, dictándole los renglones torcidos con los que transcribía las frases de su discurrir mental casi siempre confuso, desordenado. Conversar con alguna fotografía suya le era del todo imposible porque todas las fotos en las que aparecía Ramón habían sido arrojadas al mar del mismo acantilado en el que decidió quitarse de en medio, un día de furibunda ira fraterna - suicidarse o desprenderse de lo sentimental alberga una misma llama que puede en un momento dado prender cualquier mecha -. Meses después se arrepintió de aquella purga fotogénica - envidiaba desde chicos lo bien que quedaba Ramón en todas las fotos de familia, en especial cuando posaban ellos dos solos -. A falta de retratos, conversaba con él en el interior de su espíritu y no le resultaba nada fácil reconocer que en un par de ocasiones se le había aparecido tal cual fue en los momentos boyantes de su vida, como un ser de luz al que le seguía una sombra, como "una llama de azufre, una llama de tortura" que muy acertadamente ya dijo en su día el padre de Hamlet, "¡Escucha! ¡Oh, Santiago, óyeme!" Y repitió el espectro de su hermano el verbo "escuchar" unas veinte veces, sinónimos incluídos tales como "prestar atención, no compadecer, amar alguna vez al padre o al hermano condenados a vagar por los grises y aburridos espacios del purgatorio". Si es que todas estas disquisiciones las expresó mucho antes William S. y todo lo que ahora pudiera añadir Santiago sólo sería vulgar relleno de paja y cebada. Pero lo cierto es que su hermano se le había aparecido no como fantasma, si alguien pensó eso, sino como ser de carne y hueso transparentes, para expresarlo de la mejor manera que se entienda. Desprendía luz, eso sí. Ya se dijo. No una luz como la de Iberdrola, incandescente o de prosaica bombilla. Luz sobrenatural como la propia muerte, infranatural como la propia vida. Santiago se sintió algo acojonado al principio, incómodo. No era lo mismo escuchar la voz de su hermano como un eco interior de la propia conciencia, que tenerlo de cuerpo y luz presente cual un cobrador de la compañía eléctrica. Santiago no sabía expresarlo mejor y siente mucho que suene a guasa,irreverente pero eso fue lo que sintió en una primera instancia. Ya luego se fue aclimatando, acostumbrando a aquella presencia fraterna espuria. Poco a poco fueron tomando confianza. Los espectros tampoco se confían a uno así como así, por muchos lazos de sangre que aten venas con arterias. El caso es que Santiago conversaba con su hermano difunto. ¡Y que nadie piense que estas conversaciones son como las que se sostienen - ¡ya habló Pereira otra vez! - en vida! Son conversaciones como de ultratumba, como expresadas en versos heroicos - Si hubiesen conversado en latín, el hexámetro, pero como Ramón conservaba un castellano de perfecta pronunciación y dicción es mejor ponerse en la tesitura de los endecasílabos españoles -:

- ¡Escucha! ¡Oh, Santiago, óyeme!...

- ¡No, Ramón! ¡ Préstame ahora tú tu atención ! Tengo tres muertos en mi vida: tú, nuestra querida madre y la joven del pantano. No entiendo nada. Estoy perdido. ¡Ayúdame!

Paraíso le envió a Eduardo Torres un SMS desde su teléfono móvil que rezaba: "Te mando por fax el artículo para que lo publiques sin enmienda ni censura. He encontrado el puto fax en una tienda de saneamientos."


El varón, ¿Mantis religiosa de la especie humana?

EFE


Vich.
¿Son los feminicidios de Ciudad Juárez, el Crimen de Alcácer, el Caso Vaninkof, el asesino de la baraja, el actual crimen que nos ocupa de la joven mujer hallada muerta en Sant Romà de Sau,.... crímenes aislados sin un nexo común, sin un vínculo que los relacione?
Amigos y amigas lectores de este periódico digital de escasa repercusión - es justo reconocerlo -, ¿ no se han parado a meditar que el índice de casos de violencia doméstica se dispara sin cesar, que cada día son más las mujeres que mueren por causa de un odio incomprensible e insospechado de sus parejas masculinas ? Los varones lectores de ésta u otras prensas digitales y/o impresas no sienten en su fuero interno a veces o con mayor frecuencia de la que desearían, una enquina incomprensible hacia el sexo femenino, una aversión dolosa hacia sus inquietudes, logros, ambiciones o aspiraciones legítimas, un impulso irrefrenable, unas ganas de infligirles daño sin causa justificada, sin motivo racional que permita al observador atento encontrar siquiera una somera explicación?
Este artículo, escrito por el periodista más baladí, anónimo y obviado del mundo de la prensa, muy probablemente pasará desapercibido. No importa. El periodista se conforma con saber que cuatro personas en el mundo conozcan la escalofriante pandemia que azota a la raza humana. Ya se encargará la rumurología de extender la noticia.
Un retrovirus, similar a los responsables de enfermedades como el temible VIH y algunos cánceres, ha sido modificado genéticamente en laboratorio con la humanitaria finalidad de terapia génica. Pero esta manipulación a alguien se le ha ido de las manos. Estaríamos ante un quinto retrovirus humano identificado, pero manipulado genéticamente ¿por un error fatal o de manera intencionada?. Los indicios apuntan a la intencionalidad y a un delito de lesa humanidad que los englobaría prácticamente a todos - exterminio, tortura, violación, embarazo forzado y no deseado, desapariciones, detenciones y secuestros....- La infección por este virus no ocasiona la destrucción del sistema inmunitario, no revela manifestaciones dañinas neuronales o tumorales apreciables, pero genera en los individuos afectados un síndrome oligo- frénico o frenasténico altamente pernicioso. No todos sentirán el impulso de matar a su cónyuge o pareja femeninos, pero si apreciarán que un odio, un veneno inexplicables intoxica su ser. Agresiones verbales, menosprecios, incapacidad para la convivencia armoniosa y la comunicación verbal intrapersonal, carácter irascible e intolerante. Si usted, amigo lector, aprecia algunos de estos síntomas puede que esté inoculando el virus en su organismo.......

- ¿Te has vuelto loco? ¿Cómo quieres que me aventure a publicar esta descabellada noticia? ¿Te afecta la sequía a la neurona?
- Eduardo, tranquilízate. Esto es sólo el principio. No perdemos nada por publicar la noticia.
- ¿Y tus fuentes? No citas las fuentes.¡ Te has vuelto loco!¡ Es todo pura fabulación de mente enferma!
- Eduardo, nunca me había sentido tan bien y tan cuerdo. No puedo por el momento citar las fuentes y mencionar a mis informantes. Creo que mi vida ya empieza a correr peligro.
- ¿Y la mía? ¿Quieres que nos ajusticien a todos?
- Los únicos que corremos peligro aquí somos yo y mis informantes. Asumo la responsabilidad. Tómate tu tiempo. Medítalo. No tienes por qué publicarlo ahora mismo. Ningún medio citará esto jamás. La mayoría nos tomará por locos sólo porque decimos la verdad con mayúsculas. También se hizo oídos sordos al VIH y ahí está sembrando la muerte, cobrándose vidas...
- "Más grandes que el amor" de Dominique Lapierre llegó primero y tampoco causó mayor revuelo.
- ¿Lo ves? ¿Qué perdemos? Nada. A la gente ya no parece afectarle casi nada. El impacto de las noticias es superficial.
- Pero ésto, Santi, ésto es....demasiado.
- No quiero especulaciones. No quiero demagogia. Quiero que mi periódico cobre prestigio. Con este artículo nos hundes en la miseria, Paraíso. No te lo voy a publicar. Te exijo pragmatismo, no infundios, entelequias paranormales.
- Tranquilízate, Torres. Deja que me explique...Mira, aquí reina la pura anarquía. Por un lado un comisario facha, un tal Salinas, que no suelta prenda. Por otro, un periodista local, Isidro Dexeus, que oculta algo. No suelta prenda. Un tipo entre loco y visionario, pero con una redacción impecable. No sé qué diablos pinta semejante talento en un periodicucho de tal calibre. Su artículo sobre el crimen del pantano destaca sobre todos los publicados hasta el momento y ha pasado sin pena ni gloria. Si el alcance de lo que asegura ha pasado desapercibido en todos los frentes, ¿por qué te asusta tanto lo que pueda suceder si publicas el mío?...Sigo detallándote la anarquía: en este pueblo encuentras un detective del caso en cada persona con la que te topas. Gastan todos una simpatía natural muy seductora, encantadores, pero detrás de alguna de estas máscaras está el autor y no me puedo fiar de nadie.
- ¿Y qué hay de nuestra hipótesis de trabajo?
- Torres, el asunto de las sectas, descartado. No hay tal. Te lo garantizo. Esto es mucho más gordo, muy difícil de abordar. Creo que a Dominique Lapierre le daba para otro lingote de narrativa social aquí y precisamos del apoyo de alguien con su carisma y arrestos. Creo, Eduardo, que esto nos supera, pero me lo tomo como un reto personal. Ya no tengo nada que perder.
- Patria o muerte.
- Patria o muerte.
- Rompo el artículo.
- No. Publícalo. Aprovechemos la anarquía reinante. Es el momento propicio.¡ Hasta el veterinario del pueblo sospecho que está involucrado!
- Dame veinticuatro horas para pensarlo.
- Te doy tres horas. Si no lo editas se lo doy a Dexeus y que lo publique él.
- Te recuerdo que trabajas para mí.
- Te recuerdo que me debes dos nóminas. No estás en condiciones de negociar. Por cierto, tu coche renquea. Si me ingresas algo en mi cuenta, lo dejo en el taller del pueblo y le hacemos una puesta a punto.
- Dame tres horas para pensar si edito el artículo y vete dejando el coche en el taller.
- Patria o muerte. La anarquía no creo que dure mucho en Sau.

14 de agosto de 2008

Féliz, féliz en tu día............

Hoy es mi cumpleaños. Cumplo tantos como los que nacieron el mismo año que yo. Juasjuas.

Este año me siento agradecida. Di@s me ha dado una segunda oportunidad. Después de superar con bien el susto, me siento ahora muy bien, pletórica de energía a pesar de la anemia. La Señora Anemia es como una prima hermana de la Parca. Te recuerda que con las baterías bajo mínimos vas a trancas y barrancas. Pero aprovecho a tope la situación.

El día de hoy ha empezado con un pequeño susto. Mi hijo mayor sentía un fuerte dolor en el pecho. No hemos acudido corriendo al médico. Con cuidados y mimos de madre se le ha pasado. Iremos al médico esta tarde. Siempre me gusta escuchar la opinión de un galeno o una galena, que para eso están.
El peque está padeciendo este verano de otitis y la caries le ha regalado un par de flemones. La semana próxima ya tiene su cita con el dentista.

Sin dudarlo le pido a este año mucha salud para los míos, para mi gente, para mí...para todo el mundo. Sin salud no se va a ninguna parte.

Como dicen en mi tierra Salut i força al canut !!!

Salud y mucha inspiración para tod@s..Es el mejor regalo que me podéis hacer.

Muy féliz veranito a todo el mundo !!! Y en la carretera un poquito de por favor !!!

3 de agosto de 2008

"Paz"

Por un mar en calma, aunque las olas se agiten.

A los acantilados hablé y me respondieron con un eco acuático.

Zozobraron todas las empresas, se hundieron todos los barcos, pero estabás tú aguardándome en la orilla y pude caminar sobre las aguas hacia ti sin temor, aunque la mar agitase sus olas despiadadas y el contraste de los vientos me hiciese temblar.

Muy Felices Fiestas Navideñas 2017