Ir al contenido principal

"Escrito en la ceniza"

Galip, el protagonista del "Libro negro" - "Kara kitap" - de Orhan Pamuk, hastiado de buscar infatigable a su esposa Ruya por las calles de Estambul, ha decidido escapar por la media luna blanca, centrada en el lomo del libro, que reposa sobre la mesilla de noche de un lector, que duerme apacible en su lecho estival de su casita en la playa de Conil en Cádiz.

Galip contempla al salir, la media luna que resplandece en el cielo a través de la ventana del dormitorio y la compara con la media luna impresa en la portada del libro y piensa que los pensamientos poderosos, ésos que uno deja que invadan la mente hasta en sus últimos recodos, fortalecen y cobran vida y se materializan.

"Ya lo creo que se materializan. La prueba irrefutable es que aquí estoy, cual era mi deseo. Si hubiese querido encontrar a Ruya de verdad, la habría encontrado. Pero en el fondo anhelaba haberla perdido para siempre porque no soportaba su indiferencia y mi amor ciego e incondicional. Crecía mi angustia al buscarla. Crecía mi angustia al pensar que la podría encontrar. Crecía mi angustia al imaginar que no la volvería a ver jamás"

Galip se dirige a tientas al armario que se encuentra abierto de par en par. "Nunca entenderé a las personas que pueden dormir a pierna suelta con un aramario abierto ante sí" Casi a ciegas escoge unas bermudas de color gris claro y una camiseta blanca, que parece que le estaban aguardando. "Cuando uno decide con tanta celeridad y presteza las cosas, es que las cosas han decidido antes por tí lo que piensan hacer contigo al respecto de lo que sea"
Toma también "prestadas"- "algún día te las devolveré, hermano" -unas chanclas verdes. Se dirige al salón contiguo a hurtadillas y de puntillas, para cambiarse de ropa y soltar ese triste traje gris de abogado fracasado, que no se ha podido quitar desde que Pamuk empezó la novela allá por el año noventa del pasado siglo. "Si estos escritores supiesen que lo que más nos molesta a los protagonistas es no podernos cambiar de ropa con la asiduidad que todo el mundo merece, se abstendrían de elegir nuestro fondo de armario"

Galip ha dejado el traje, la camisa y la corbata tirados en un sofá y los zapatos negros de cordones y calcetines deshechados en el suelo. Ahora se encuentra en la playa que duerme bajo la media luna radiante. Se arrodilla y escribe sobre la ceniza los nombres de Ruya y el suyo, como en un gesto simbólico que viene a significar que en breve todo terminará para siempre. Vendrá una ola y borrará sus nombres por siempre jamás. "Tal vez si se borran nuestros nombres, también nosotros dos desapareceremos de la faz de la tierra y de la memoria de los seguidores del cruel Pamuk"

Galip quiere conocer la geografía de la realidad palpable y palmaria. Está más que harto de recorrer Estambul de cabo a cabo, sin poder abandonar sus limitadas fronteras urbanas, sin poder renunciar a su pobre y constreñida historia que sólo gira en torno a Ruya y sus caprichos. Galip quiere preguntar a alguien dónde hay un río en este precioso lugar. Precisa acudir a las orillas de un río porque cree que será lo más parecido al Bósforo. El Bósforo, El Bósforo, sí. Lo añorará sin duda.

-"Disculpe, ¿dónde está aquí El Bósforo de ustedes o el río que más se le parece?"

Nadie entiende las palabras que pronuncia Galip.

- "¡Vaya, a Pamuk se le olvidó enseñarme idiomas! Seguramente su intención era la de mantenerme confinado dentro de aquella Historia Negra inscrita en la cerrdura de una media luna blanca.

Comentarios

espejodevanidad ha dicho que…
Qué bonito te ha quedado el blog. Me ha encantado. Qué guapetón es tú hijo :)

Enhorabuena Gemmayla, y feliz verano para ti también.

Un beso.
gemmayla ha dicho que…
Muchas gracias a ti, mi muy querida amiga Espejo, por acercarte por este humilde rincón.

Un besotísimo

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Noche Temática de ayer sábado 23 de enero tocaba el triste asunto del "Turismo médico". Aprovechar las vacaciones para hacerse una operación de cirugía en Tailandia o México es una tendencia creciente, particularmente para los estadounidenses. En estos países el coste llega a ser tres veces inferior. Otros destinos son Filipinas o India, países en los que los más pobres venden un riñón por 3000 euros o las mujeres alquilan sus vientres para engendrar hijos de otras parejas. Esto supone un negocio para empresas y clientes a la vez que plantea importantes cuestiones morales.

A la mísera barriada de Bacora, al sur de Manila y cerca del puerto, se le denomina "La Isla de Los Que Sólo tienen un Riñón". La gran mayoría de los varones jóvenes han vendido uno de sus riñones a cambio de 3000 euros para sacar a sus esposas, hijos e hijas de la miseria. Es estremecedor constatar que "sacar a sus familias de la miseria" supone conseguir a duras penas una barraca te…

La Pasamanería de Madame Pouzieux

"El Sr Nikki viaja a Montargis, a una hora y media de París. Alli, en una enorme granja vive Mme Pouzieux, la única persona que desde 1947 hace los galones, cordones y pasamanería para Chanel. En estos momentos está recogiendo el heno, porque dice que va a llover. Chanel puede esperar! Tiene 75 años, es diminuta, jorobada y artrítica. Su método de tejido y su telar lo ha inventado ella, pero siempre se ha negado trabajar en oficina.

El Sr Nikki trae a Mme Pouzieux un trozo grande de tela de lana bouclé en cuadros blancos y negros, para el cual ella tiene que hacer la pasamanería que remata todas las chaquetitas Chanel que conocemos. Deshilacha 5 cm de ancho de tela en todo su largo, y con los hilos trenza los galones en su endeble telar de madera. Karl no la conoce :shock: nunca la ha ido a visitar, pero le ha enviado aprendizas para que les enseñe el oficio y ninguna ha durado. Su gato Mimí enreda con los hilos. "


Este sábado pasado en la Noche Temática dedicada a la alta c…

URGENTE, POR FAVOR , UNÍOS A ESTA TORMENTA DE DIFUSIÓN Y ECO POR LA PRONTA LIBERACIÓN DE NAZANIN...TAMBIÉN EN TWITTER #‎trappedInIran‬