26 de febrero de 2015

¿Poesía eres tú?...

¿Poesía eres tú?...

Sevilla y tú prendidos en mi memoria,

la memoria de un tiempo detenido en el naranjo,

el limonero, la flor de azahar y el duende

de nuestros bosques, nuestros jardines, nuestras sevillanas rocieras,

nuestro Guadalquivir sin orillas, apurando el último cigarrillo,

manantial de amor, golondrinas serenas,

fuente de la música y la armonia quietas que detienen el latido

 y el pulso de todos los amantes,

mientras tú y yo nos amamos no saben los demás cuánto.

¿Poesía eres tú?...

No, amor mío, tú no... poesía soy yo cuando te reencuentro

 y el tiempo cautiva esos instantes preciados, precisos, primorosos,

mientras Sevilla y tú prendidos en mi memoria

etenizáis mi vida y detenéis los latidos de mi nostálgico corazón.



Interiores. Visillos de París

La etiqueta de estos visillos reza que proceden de París, ese París que me prometiste un día. Tal vez lo visite, pero no será aquel París...