26 de marzo de 2009

La grieta ( Tercera entrega. Continuación )





Siguieron días de cierta calma familiar, aunque en el inmueble las cosas transcurrían
por los cauces habituales, a saber, bebés y niños que lloraban, palizas del maltratador a su mujer, la música estridente del vecino metálico.

El incidente de la señora con sombrero y perrito tal vez fuese una señal premonitoria de algo extraordinario que sucedería unos tres o cuatro días después. Papá se presentó en casa con una mujer rumana de unos cuarenta años bastante mal llevados. No nos pareció muy agraciada, pero pronto se ganó nuestra confianza por su discreción; nuestro afecto, por una simpatía natural y buena disposición que la hacía sonreír por todo. No se parecía físicamente a nuestra madre, pero algo nos recordaba a ella. Su ternura innata quizás. Se llamaba Simona Mirela. “Salut” exclamaba cada vez que papá le presentaba a uno de nosotros, acompañando el tímido saludo con una ligera inclinación de su larguísima melena recogida en un moño.
“Multumesc” “Da” “Un” “Nu înteleg”. Papá nos explicó que a ella le gustaba que la
llamasen Mirela, eludiendo Simona. No soltaban de la boca “Te iubesc”, prodigándose
mutuamente carantoñas, besuqueos, pellizcos. Carlitos luego lo repetía imitándolos y
Chencho le devolvía los arrumacos en forma de collejas.

Mirela cocinaba casi tan bien como nuestra madre, pero llegaba a nuestra casa muy cansada de ejercer de asistenta en distintos domicilios y se desentendía de las labores higiénicas. Sobre las ocho de la tarde regresaba. Dejaba sus zapatos en el zaguán; entraba en la habitación de nuestro padre, se cambiaba la ropa de calle por una bata floreada holgada como un saco y muy escotada. Carlitos una vez le hurgó en los cajones de la cómoda y pudo averiguar que gastaba una talla 135 de sujetador. Desde ese día, los pequeños se los ponían en bandolera y a modo de antifaz en ausencia de ella y de mi padre. Entraba en la cocina y durante dos horas guisaba todo tipo de platos exquisitos. A los pequeños les encantaban las “Militei”, un tipo de salchichas pequeñas asadas y condimentadas con hierbas. A los mayores nos deleitaba con “kashkaval” – queso de oveja empanado - y “Sarmale” – carne picada envuelta en hojas de col – Consiguió dominar los guisos españoles y nos encantaban sus tortillas de patatas. Los domingos por la tarde nos cautivaba el paladar con unos “clatitet” servidos con chocolate caliente, mermelada y flameados con vodka. La botella de vodka acompañaba nuestras meriendas y en especial mi padre y ella precisaban de nuestra ayuda para levantarlos de las sillas del comedor. Los acompañábamos hasta la cama. Simona pesaba una tonelada. En estado ebrio quería que la llamásemos Simona. Profería lo que parecían insultos en rumano.: “Ia-o pe curva aia de ma-ta si duceti-va sa beliti pula la urs ca va plateste tata biletul de autobús” Consultamos en internet un posible significado: “Coge a esa puta de tu madre y ve a masturbar a un oso, mi padre pagará el tique del bús” Nos hizo tanta gracia que pronto lo memorizamos en rumano y en castellano, maldiciendo en uno u otro idioma a nuestro antojo y propia conveniencia.
Dormían hasta las siete de la mañana de los lunes, abrazados como osos colmeneros después de un atracón de miel. No les veíamos partir juntos al trabajo. Papá había conseguido empleo como porteador de una extraña empresa de mensajería. El caso es que nuestro nivel de vida había mejorado bastante. Chencho hacía algunos meses que también trabajaba de mozo de almacén en una empresa de logística. Gerardo se matriculó en la facultad de Psicología de la UNED y encontró un puesto de conserje y portero en turno de noche de una finca muy señorial en una urbanización de lujo. Aseguraba que podía estudiar toda la noche, porque su labor consistía en permanecer despierto en una especie de garita interior oteando las salidas y entradas de los inquilinos, normalmente tranquilos en sus respectivas casas, salvo los viernes y sábados.

Aseguraba haber visto a la dama con turbante y sombrerito de piel, sacando por las noches y a primera hora de la mañana a su perrito Shih Tzu. Nos contó que era una mujer madura bellísima con piel blanquísima de tal tersura satinada que le entraban unas ganas locas de besarla, poseerla. Sonreía un hilo de cuatro perlas al pasar por la garita y pronunciaba un “buenas noches” con acento portugués educadísimo. Gerardo se enamoró de este animal elegante.

25 comentarios:

diciembre dijo...

Que interesante está tu narración, Gemmayla. Con la llegada a la casa de Mirela, a la que por cierto no puedo evitar imaginar con aspecto de ama de cría, cómo las de antaño, juas juas, parece que (excesos alcohólicos y verborreicos, aparte) ha aportado un poco de ternura, cariño, y calidez femenina, de la que intuyo, estaban bastante necesitados.
Y si no fuera porque acabo de cenar y tengo el estómago "alegre", se me habrían puesto los dientes largos ante la descripción tan exquisita que haces de ésos manjares, que digo yo, serán típicos de la cocina Rumana…

Por cierto, espero que éste nuevo enamoramiento de Gerardo no impida que “se deje largas las venas”, que éste chico es muy sensible y miedo me da lo que otro desengaño amoroso pueda ocasionarle, moralmente. El perro de ésa chica es muy mono, pero pelín cursi. Espero no sea un reflejo de la personalidad de su dueña. Dónde esté un adorable chucho callejero, cómo el mío, que se quiten todos ésos a los que sus amos se empeñan en emperifollar con lacitos y demás accesorios de “tortura” canina.

Pues eso, guapa, que espero impaciente el desarrollo de los acontecimientos.

Besitos!!

diciembre dijo...

Travis, me has impresionado con tus conocimientos sobre el euskera. Decirte que mi marido y mis hijos lo hablan habitualmente, y aunque yo si que lo entiendo y lo “chapurréo”, en absoluto lo domino como ellos, pues lo he estudiado bastante recientemente. Además, no es mi lengua materna, pues mi padre es gallego y mi madre andaluza.

De cualquier modo, permíteme, querido amigo, una pequeñísima aclaración: el término “neba”, que hace alusión al hermano de la hermana, apenas se utiliza hoy en día. Si acaso, algo, en Bizkaia. Nosotros decimos “anaia” para referirnos al hermano de la hermana, y “arreba”, a la hermana del hermano…, bueno, no se si me explico, soy un poco desastre, lo sé…

Un abrazo!

diciembre dijo...

...Travis, muxu bat zuretzat, ere bai!

satenight dijo...

Ya le he cogido cariño a la Simona, me parece un angel descuidado, de esas mujeres a las que su piel huele a patatas recien peladas, a agua caliente y a fogones, me han entrado ganas de pedirle que nos veamos un rato y me explique algo más sobre sus platos exquisitos y cómo cocinarlos todos a la vez en un par de horas con bata floreada,jaja
El relato coge cuerpo y coincide que ultimamente veo que los chicos pierden el miedo a enamorarse de mujeres maduras, eso me encanta, porque era una asignatura pendiente para ellos y poco a poco se acercan sin miedo. Creo que algunos hombres están descubriendo al fin el infinito universo femenino, con sus miles de cientos de matices, cada uno con su color y su profundidad.
Gemmayla cuanta facilidad tienes para hacernos entrar en la grieta!!
Travis, me has emocionado y he tomado prestada esa frase que has traducido, para incluirla en la carta que ayer empecé a escribir. Gracias, no tengo otra palabra mejor que regalarte como respuesta a tu sensibilidad conmigo. Gracias, amigo.
Besos a todos, Diciembre qué bonito conocer esa lengua tan misteriosa.
Bona nit!

travis dijo...

Quien tenga algo en contra de los portugueses tendrá que vérselas conmigo. Es un aviso.
Mis experiencias con los rumanos, excepto con los que habitan cabe los semáforos y te lavan el parabrisas quieras o no, es muy positiva.
Un reparador de lavadoras vino a casa de mi madre. Muy eficiente. Durante media hora charlé con él.
Al final le pregunté si era extremeño y me dijo que rumano. Que había pasado 9 años en Madrid. Su castellano era mucho mejor que el mío.
Luego tuve una compañera de trabajo, paisana de Vlad, y su humanidad, amabilidad y buenhembría sólo eran comparables a la rapidez con que aprendió las locuciones más coloquiales de vuestro idioma en menos que canta un travis.
Nunca le oí "rosmar" (prefiero esta palabra que "musitar", "susurrar") nada en su idioma, que ella afirmaba no tenía nada que ver con el español, pese a mis doctas protestas.
Espero que nuestra administración haya sido generosa o justa con ella, porque fue un soplo de aire cárpato en nuestro carpetovetónico ambiente.
Aún conservaba aquellos principios que nosotros mamamos en nuestra infancia, pero después hemos regurgitado.
Gemma, te podria indicar bastantes videos del youTube donde puedes comparar el "antes" y "ahora" de Yusuf Islam y su acompañante guitarrista Alun Davis.
Verías que éste, antes un efebo guaperas, se ha convertido en una piltrafa, el rostro lleno de cicatrices de la mala vida, mientras el exCat Stevens, pese a su barba cana, mantiene la tez y la mirada y no digamos la espiritualidad tan jóvenes como siempre.
Yusuf estuvo a punto de ahogarse en la playa de Malibú y pidió ayuda a Dios. Éste le salvó. Y el londinense se aplicó a buscarlo. Todos los caminos llevan a Dios, incluso los ateos. A quien Alá se la dé, Mohamed se la bendiga.
Diciembre, estoy seguro de que no aprobarías el método que usé para aprender mis pocas palabras en euskera, aunque yo le dé un notable alto ;-)
Satén, Gemma sabe muy bien las muchas "tribulaciones" por las que he pasado a causa de decisiones sentimentales de mi hijo mayor, decisivas en su vida, y que tienen que ver con mujeres aún más exóticas que las rumanas.
Cuánto hemos sufrido en esta casa a causa de las muy diferentes aproximaciones culturales respecto a la convivencia del día a día. Zapatos en el zaguán incluidos. (Eso es lo de menos).
Al final, como me advirtió Gemma, todo es cuestión de tiempo y paciencia.
Mi primera amistad en la red era una colega de mis hijos, la búlgara Neda, todo ojos, quien me dijo que no somos sino "shibani senki"= jodidios espectros.
Espero seguir siéndolo para vosotros algún tiempo mas.
Xe..., confío en que la dama del perrito no chejovesca, sino lusa, sea más real que uno de los personajes que encarna Kim Novak en tu Vértigo.
En ingles vértigo se dice, vertigo. Chupado, eh!

travis y sus erratas dijo...

mira que me fastidia bien tener que corregir esta errata: "jodidos" espectros.
Bueno, aprovecho para dejaros arte de ese país exótico de la novia de mi hijo.
LOVE_WITHOUT_FRONTIERS

diciembre dijo...

Me he acordado de vosotros, queridos amigos, porque acabo de enviar un e-mail a otro querido gran amigo, que está sufriendo más de la cuenta, por amor. Le he "regañado" y le he "leído la cartilla", porque no se quiere nada, y el es una bellisima persona. Pues bién, estoy indignada, no sé muy bién con quién, porque este ser estupendo todavía no ha sido correspondido por ninguna mujer, por la que ha sentido amor. He terminado el correo bromeándo, para quitarle "hierro" al asunto. Y como sabe que no acostumbro a decir tacos, ya que soy muy "fisna" y una cursi recalcitrante, you know, que diría, mi admirado Travis, he desahogado mi impotencia al respecto, diciéndole que "dónde coño" se ha metido la mujer estupenda que el se merece, la que compensará todo su sufrimiento y soledad. Aysss, que estoy enfadada, amigos..., pero he recordado tu genial texto, querida Gemmayla, a traves del cual nos invitabas a gritar aquel: ¡hijos de putaaaa!!..., y ése recuerdo me ha hecho sonreir..., simplemente, quería compartirlo con vosotros.

Un abrazo para todos, bellas personas!

satenight dijo...

Travis, sonó Yusuf Islam, Father and Son, mientras mi hijo leía la carta, gracias por poner esa música cerca, para facilitar aún más el camino a mis palabras.
Diciembre, escribir a un amigo, a un hijo, a un amante , con sinceridad y buscando ayudarle es como la mano que podemos dar para que se cojan a ella y se apoyen, apoyarse en el que está fuerte. Qué otra cosa podemos dar?
Es cierto que en este rincón uno se siente muy bien acogido.
Besos con esperanza.

travis dijo...

Sisters of mercy: hoy me he acordado mucho de vosotras.
Ayer llegó mi peque a pasar el finde, en unas condiciones psíquicas deplorables. Se encerró en su cuarto y no quería hablar con nadie ni explicar la razón de la obsesión (heredó ese calvario de mí) que lo atormentaba.
Yo soy especialista en esos remolinos mentales y le dije que aunque uno se sienta inmerso en ellos sufriendo, carece de voluntad para saltar hacia afuera. Se deja llevar uno, como masoquista, por el turbión de la espiral enloquecedora.
Pero hace una hora vinimos juntos al pc, al YouTube, nos pusimos a ver video-clips de los Radiohead, los Red Hot Chilli Pepers y su John Frusciante, los Manic Street Preachers de Diciembre, Joy Divison, etc., y su aislamiento dio paso a la locuacidad tranquila con que me explicaba cada canción y estilo.
Llegué a temer que se repitiese un periodo crítico y de muy traumáticas experiencias de hace 3 años.
Estuve a punto de escribir a Gemma pidiéndole que rezase por él.
Ignoro y no es mi propósito saber los males de tu hijo, Satén, pero te aseguro que nada hay peor que ver como la salud mental de un hijo se puede ir al garete.
Siento lo de tu amigo, Diciembre, sólo puedo decirte que "ciertos amores", así con minúsculas y entre comillas son letales para los neuróticos obsesivos.
Podría hablaros de la plenitud que a veces se siente al ver el rostro de la Amada, cuando un rayo de luz es caprichoso y me la muestra en su angelical belleza ( estoy siendo cursi, pero Pessoa dijo que cursis son los que lo interpretan así) y cómo ese sentimiento es casi mistico y más profundo que el de sentirse amado.
Pero ahora estoy contento por haber aliviado durante una hora el sufrimiento de mi peque. Tal vez esté dedicando en estos momentos su energía a ideas menos recurrentes y desgarradoras.
"Educa bien a tus hijos
y aliméntalos con tus sueños.
Nunca les preguntes "¿Por qué?".
Si te lo dijeran, te pondrías a llorar.
Así que, confórmate con mirarlos, suspirar y saber que te quieren".
COMPENSAN,_PESE_A_TODO

satenight dijo...

mi regalo para vosotros:
http://www.youtube.com/watch?v=sHgFqHhE53g

Es un buen momento para regalos como este.
Besos, esperamos la siguiente entrega Gemmayla.

Gemmayla dijo...

Hola gente guapísima:

Os cuento. Tengo a mi padre ingresado en el hospital en estado muy grave. Regresaba en un avión y a bordo perdió el conocimiento. El avión tenía que hacer escala en Madrid y quiso el destino que los únicos familiares que tiene aquí seamos sus nietos y yo. Estuvimos seis días sin ser informados sobre su paradero. Preguntamos en el consulado, la embajada, comisarías, la compañía aérea...finamente el 26 nos avisaron de la UVI del hospital. Desde ese día voy a visitarle por las mañanas y tardes. Después de 9 ños, la reconciliación ha sido muy emotiva. Sigue teniendo un carácter endiablado, pero me lo tomo con calma, serenidad, mucha paciencia y sentido del humor. Hoy es su cimpleaños y le trasladan a planta. Para él y para mí han sido el mejor regalo. Se avecinan días complicados.

Espero poder mantener vivo mi blog. Pero si me demoro unos días es por esta causa.

Mi padre es un tipo muy peculiar. Muy difícil de tratar pero con un sentido del humor especial. Espero poder estar ahí y no desfallecer.

Pienso en todas las personas que luchan denodadamente por conciliar vida laboral y familiar.

Sé que entre todas y todos conseguiremos un mundo más humano y mejor después de esta grave crisis mundial.

Entretanto sobrellevamos las crisi propias con la mejor disposición y entereza.

Besos, gente maravillosa.

Muchas gracias por estar ahí.

Prometo leer con calma y tiempo vuestros comentarios.

Gemmayla dijo...

Travis, no lo dudes, rezo por tu hijo

travis dijo...

Gemma, no sé qué decir, excepto que rezaré por tu padre y por ti.
Me alegro de vuestra reconciliación, pese a las circunstancias.

travis dijo...

Me he dado cuenta de que mi comentario era el nº 13. Por si sois supersticiosas, escribo éste más.
Creo que cuando el padre de Gemma se mejore y ella pueda volver por aquí, le gustaría ver que sus amigos seguimos reuniéndonos en su baúl.
A falta de ideas, voy a imitar a nuestro genial amigo NoSur y recomendaros:
* Algo que leer (vuestros hijos también lo saborearán)--> Haroun y el mar de historias, de Salman Rushdie.
* Una canción-->Alexandra leaving, de Leonard Cohen/Constantine Kavafis.
* Una película--> Cuerno de cabra, de Metodi Andonov.
Fuerza, fe y mucha paciencia, Gemma. Eres admirable.

diciembre dijo...

Querida Gemmayla, expresarte mis mejores deseos de que tu padre se recupere pronto. La nota positiva la pone la estupenda noticia de vuestra reconciliación, muchas gracias por confiarnos algo tan precioso y emotivo. Una vez más, todo lo que nos cuentas, pone de manifiesto tu gran calidad humana.

Me sumo a los rezos de Travis.

Cuídate mucho tu también, corazón, y procura descansar.

Un abrazo inmenso!

satenight dijo...

Gemmayla, a veces el destino simplemente espera tranquilo a que llegues al lugar al que te quiere llevar. Pongo todo mi sentimiento positivo para vosotros, un beso dulce

diciembre dijo...

Hola Travis, me parece una idéa estupenda la que propones. Será un auténtico placer, cómo siempre, charlar con vosotros, mientras esperamos que las cosas mejoren para nuestra querida Gemmayla.

En cuanto a tus recomendaciones culturales, personalmente las tendré en cuenta, aunque para ser sincera no dispongo de demasiado tiempo en éstos momentos y no daría a basto con las recomendaciones. Eso sí, me las iré apuntando (para cuando pueda disponer de mas tiempo), al igual que hago con las de Nosurrender.

Contaros que actualmente estoy leyendo "El médico", de Noah Gordon. Se trata de una historia ambientada en la Inglaterra del sigo XI, y que me está gustando bastante.

Un abrazo!

travis dijo...

Conozco desde hace bastantes años a Gemma y sé que luchará con todas sus fuerzas, que son muchas y envidiables, contra esta nueva adversidad que el destino le ha puesto en el camino.
No puedo decir lo mismo de mí. Me he instalado cómodamente en la negrura y aquí me hallo, encerrado, en vez de disfrutar de este día primaveral.
Los males del espiritu hay que atacarlos con energía, cueste lo que cueste, haciendo de tripas corazón, y no abandonarse al fatalismo de "ya pasará como tantas otras veces; tarde o temprano se sale del agujero". Mientras tanto pasan los meses estériles y al cuerpo no le convienen el sedentarismo y la inacción.
Sisters of mercy: en mi última visita al psicoterapeuta me he quedado estupefacto ante su relación de diversos casos, no individuales, sino de diversos y variopintos sectores de la sociedad.
Evitaré ser crudo, pues venís aquí a relajaros y no a salir más pesimistas respecto al mundo que vivimos.
A) El grupo no tan insignificante de mujeres de 35-55 años, que por diferentes circusntancias vitales, se han lanzado a una desenfrenada vorágine del "vive el momento" horaciano. Os ahorraré el apelativo, por procaz, que dan a lo que otrora denominaban "lista de pretendientes". Vacías, dicen al psi: "Yo no sé quién soy".
B) El sector de hombres que habita en las grandes urbes, para quienes el fin de semana significa la disyuntiva de hedonismo a tope, concupiscencia en su más alto y multicolor grado o, en caso de no satisfacer tales expectativas, vuelta a casa fracasados. Su lema: "A las 6 tengo que haberme acostado. Si es con una mujer, mejor". Cito textualmente las palabras del psi.
C) Las niñas de 12 años (sic) que se ven arrojadas al ostracismo por sus compis de clase si no comparten con éstas las descargas y visionado de videos de alto voltaje que hay en la red.
Bueno, creo que lo que he escrito no es muy adecuado para este baúl.
Pero como me han impactado las cosas que me contó mi terapeuta, las comparto con vosotras.
Otro día seré menos desesperanzador.
Muxu bat y petonets, amigas.

travis dijo...

Quisiera sacaros el mal sabor de boca que haya podido dejar mi anterior comentario.
Nada mejor que el bálsamo de esta aria de Häendel, dedicada a un plátano de paseo.
"Nunca fue más querida, amada, ni suave la sombra de una planta".
Bajo_tu_sombra,_ Gemma,_nos cobijamos</a

diciembre dijo...

Travis, llevas razón en que los males del espíritu hay que atacarlos con energía y no debemos abandonarnos nunca al fatalismo. Cierto es que muchas veces no es nada fácil, pero el esfuerzo siempre, siempre, merece la pena. Vivir es hacer frente a las adversidades, por difíciles que éstas sean, y sobre todo, disfrutar de las pequeñas cosas.

Por otro lado, tampoco son de extrañar los casos que comenta tu psico. Hemos creado una sociedad donde prima la superficialidad más absoluta. Sirva como ejemplo el hecho de que muchas personas (cada vez más jóvenes), creen conseguirán ser más felices cambiando su físico a golpe de bisturí, comprando ropa, compulsivamente, etc...

De cualquier modo, estoy convencida de que todo esto cambiará, que tendrá fecha de caducidad, será una moda pasajera más. Y algún día dejará paso a una etapa mucho mas espiritual, en la cual recuperaremos nuestra esencia y valores más humanos. No lo entiendo de otro modo...

...y una de esas pequeñas-grandes cosas de las que yo disfruto, es la de entrar en éste precioso baúl y aprender de la sabiduría de Gemma y de la todos vosotros, de veras que es un auténtico placer. Por cierto, Travis y Satenight: es una maravilla la música clásica que habéis traído. Yo también os dejo con mucho cariño, una de mis piezas favoritas, en éste caso, de Rameau.

Un abrazo y cuidaos mucho!

Gemmayla dijo...

Hola, gente guapa:

Una delicia espiritual leer vuestros comentarios.

Desde el jueves 26 de marzo, 9 de la noche, casi no salía del hospital. Ayer ya subieron a mi padre a planta, pero no porque esté mejor sino porque era el único paciente de la UVI que permanecía despierto despotricando por todo. Juasjuas. Os juro que mi padre es la monda. Me comentaron familiares de enfermos que se sentían representados por esa "voz que clama en el desierto" de las sábanas frías de la terapia intensiva y la medicina paliativa.
No sé por qué unas personas mueren de manera fulminante y sin agonía y otros han de padecer este verdadero vía crucis, este calvario.
Mi padre desde sus 48 años viene luchando con mala salud de resistente acero por su supervivencia.

Ayer gritaba y lloraba de dolor. Nunca le había visto así y reclamé a los médicos un calmante. Tardaron dos horas en decidir cual le administraban. Al recibirlo cayó en un sueño profundo y apacible. A las siete de la tarde como no despertaba decidí irme a casa para poner un poco mi vida familiar en orden. Le comenté a su médico que por favor no le dejen sufrir. No se lo merece. Nadie lo merece. Un joven anestesista del hospital me explicó el catálogo de sedantes y calmantes que existen desde el simple paracetamol a la morfina. Les dije entonces a los médicos que por favor intenten con mi padre llevar el dolor a una cota cero. Y de paso podrían hacer lo mismo con un paciente de la habitación colindante que no para de chillar rodeado cuando menos de 8 familiares. No entiendo por qué son tan reacios en administrar sedantes y calmantes. No entiendo tampoco porque se muestran tan esquivos y herméticos los médicos al informar a la familia. Les dije a los médicos que a mi se me puede hablar claro y sin tapujos, pero aún así son parcos en palabras y su ecuanimidad se convierte en fría distancia. No me gusta nada esta actitud. Pero no queda otra que transigir.

Es una delicia regresar y descubrir que estáis aquí creando un hilo de tertulia serena como una composición poética.

Muchísimas gracias por vuestra presencia.

Besotísimos.

travis dijo...

Holaaaaa Gemma:
Hay que ver con qué paciencia y sentido del humor te tomas todo ese cúmulo de desgracias que te rodean en el hospital.
Te diré que mi Amada se pasa la vida de visitas en todos los hospitales de la redonda. Aunque apenas conozca al enfermo. Ahora mismo está en uno. Hubiera sido una gran médico. El caso es que cuando yo estoy malito, minimiza mis males y dice "Quitapallá, quejicassss".
Ehhhh, Satéeéééénnnnn, asómate por el baúl, que te echamos mucho de menos!
Gemma, el tema "hospitales" me da yuyú, porque hubo una época en mi vida en que no dejaba de montar guardia en ellos, se me acumulaba el trabajo,, y prefiero ni acordarme.
Diciembre, el tema de Rameau me recordó el estilo jovial de algunas piezas de Häendel. Os iba a escribir un comentario muy gracioso sobre ello y mi hijo mayor cuando era un bebé, pero lo dejo para mañana. Hoy tenemos que centrar nuestra atención en Gemmiña.
Ehhh, Xe...,nunca te había llamado Gemmiña!!
Espero la visita de Satén.
Yo tengo un 6º sentido...y algo me dice que ...
Anda, Satén, date una vuelta por aquí!!
Gemma, ya te mantenemos el baúl limpio de telarañas, don´t you worry. Un beso y suerte...y paciencia.

diciembre dijo...

Gemmayla, muchas gracias por mantenernos informados sobre la evolución del estado de salud de tu padre. Como decía Travis, es realmente admirable tu actitud. No tenía duda alguna de que así fuera, pero nos demuestras que con ésa vitalidad, optimismo y gran sentido del humor del que siempre haces gala, eres capaz de hacer frente a una situación tan difícil como la que estás viviendo. Chapeau, por ti, guapísima!

Te envío otro achuchón, de los míos, osea, fortísimo ;-)

Ah, y gracias por confiarnos las llaves de tu baul :-), eres un encanto!

satenight dijo...

aqui estoy! pues claro que me asomo al baúl de Gemma y más para saber que estais ahí, al otro lado de mi pantalla y que mis palabras quedaran escritas para que vosotros las recibais, Gemmayla, nadie merece sufrir tanto, no entiendo por qué no se ejerce la compasión hacia el sufrimiento. Sé que parece una casualidad pero tambien en mi familia ha habido hoy una intervención quirurgica de urgencia: un cuágulo de sangre que ha ido creciendo sobre el cerebro de mi ex suegro desde hace un mes ( tuvo un accidente de tráfico) que no se detectó y que ha provocado que dos dias atrás no supiera cuando le preguntaban por qué hacía cosas tan extrañas, mi ex suegra ( nos llevamos mejor ahora que cuando estaba casada con su hijo!, nos queremos mucho) creyó que sería demencia senil, pero fue que no le hicieron un TAC y se ahorraron trabajo y gasto, ahora él ha sido intervenido de urgencia, las cosas son tan delicadas.. una presión sobre el cerebro puede impedir que sepas andar, o hablar, o razonar, o reconocer a tus seres queridos, una máquina perfecta como nuestro cerebro, tan delicada como un fino cristal que se empaña con sólo aproximar un aliento sobre él.
Busco una aria que a mí me emociona, pero disculparme que no sepa hacerlo en color azul y tan bonito como Diciembre o Travis, pero con el mismo deseo de haceros sentir felices y que sea este un oasis para los que se sienten a descansar.
Bonas noites
http://www.youtube.com/watch?v=FIQQv39dcNE
Que los dioses nos traigan serenidad y dulzura para nuestros seres queridos

travis dijo...

Amiga Satén, no te preocupe lo del link azul. Da más trabajo hacerlo que el que representa copiar y pegar el que tú has dejado, por cierto, muy bueno (je, barriendo pa casa, eh, noia!!).
Parece también casualidad, pero hoy nos hemos percatado de que las manías y rarezas de una persona de la familia muy próxima no eran más que síntomas de alguna enfermedad mental bastante seria, sin diagnosticar.
A menudo ven más los ojos de los extraños que los nuestros, que conviven y se acostumbran a esas rarezas, sin apreciar algo patológico en ellas.
Pero quiero cambiar el chip y contaros la anécdota que prometí.
_________________________________
Cuando cai enfermo de mi mal endemoníaco mental, hace x + z al cubo años, siendo x = tiempo desde que conozco a Gemma y z= lustros a granel (joé, qué rapidos se pasan los lustros) resulta que me encerré durante 7 años 7 en una salita umbría.
Me tumbaba en un sofá y dedicaba una media de 8 horas diarias a escuchar música clásica, leer sobre compositores, directores de orquesta, etc, abominando del pop o rock y toda musica sincopada.. y tocando el piano hasta la extenuación.
Incluso abandoné la guitarra.
Un día entró mi hijo mayor, entonces un nené que aún no sabia hablar y me agarró por una manga diciendo:
- Aaaaaaahhh..ahhhhhh..
(Aún no sabia las otras vocales. First things first, como dicen los anglocabrones).
Me arrastró hasta otra sala donde estaba la tele encendida. Señaló la pantalla y vi uno de esos intervalos que antes llenaban el tiempo entre programa y programa, con paisajes bucólicos y tal,...
Yo me preguntaba qué me quería mostrar el mocoso...y él seguia con su
- Aaaahhhhh... eeeeehhh (ese "eh" fue un paso fundamental para la humanidad y el comienzo de serias diatribas conmigo)
Mientras, meneaba el dodotis ritmicamnete.
Entonces me di cuenta de que, como fondo musical,no estaba sonando la Primavera de Vivaldi, somo era casi preceptivo, sino la danza de una suite que yo solía escuchar machaconamente. (Los obsesivos somos así, señoras).
Era algo que yo ponia cuando quería sentirme algo menos "down" en mi agujero.
Una animada y jovial pieza de Handel.
[Jovial se dice en inglés "gay". Y Handel lo era, como también lo fueron Tchaikovsky, Schubert o Bernstein. Esta es la nota cotillo-cultural de mi comment].
Lo sorprendente es que aquel bebé de oído tan precoz nunca acertó a sacarle ni dos acordes a la guitarra en su vida...a Dios gracias,... Ya bastantes palizas me da el peque con su Gibson.
No he encontrado una versión tan marchosa como la que compartíamos mi bebé y yo...pero os dejo estas dos versiones. Son breves. Que no cunda el pánico. ¿A que tiene un contapunto medio rockandrolero?
Bebés_prodigiosos
y
Oh, Karina,_ buscando_en_el_baúl_de_los_recuerdos!

Vamos a cantar y a rezar para que llueva en España....

Hoy se celebra el Día Europeo sin coches. Yo me quité el coche en 2008 y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Me muevo por Madr...