14 de noviembre de 2010

"Querida doña Elena Francis"

Anoche en Documentos TV me encantó el documental dedidado al espacio de Elena Francis que durante 40 años tuvo engachados a un altísimo porcentaje de población femenina española de todas las edades y aún a gran parte de la masculina.
Mi madre y yo escuchábamos a E.F cada tarde, desde que llegamos a España a mediados de los setenta sin el Gran Dictador Mediocre en los escenarios porque ya había dejado de dar la lata afortunadamente para la gran mayoría.
A mi madre y a mi en más de una ocasión se nos saltaban las lágrimas con algunos de los testimonios desgarradores de la época. Aquel referente moral, ahora trasnochado, irrisorio y caduco, salvó a muchas y muchos de morir lentamente en el ostracismo de la ignominia y el oprobio.
Mi propia madre me confesó un día que había escrito una carta al consultorio y que había recibido una respuesta postal, que no radiofónica. Aunque a escondidas de mi madre busqué por todos los cajones y rincones aquella carta, movida por la curiosidad adolescente y porque mi madre no quiso soltar prenda sobre el contenido, nunca la encontré, aunque imagino el matiz y el fondo de la cuestión, que siempre versaba sobre lo mismo en todos los hogares españoles: la peliaguda pregunta de cómo gustar más al marido, cómo dorarle más la píldora, cómo no defraudar como excelentísima madre y abnegadísima esposa, cómo sobrevivir al "Coitus Interruptus", cómo sobrellevar los orgasmos del marido y la propia frigidez sexual, cómo asimilar cuernos y falta de respeto y consideración, cómo aguantar años y años de humillaciones y en algunos casos malos tratos, cómo aceptar embarazos y maternidades no deseadas, cómo evitar sentir el impulso de independencia laboral, económica, emocional e individual....cómo, cómo, cómo.

Qué España cutre "de charanga y pandereta" que diría Machado !!!! Aquellos barros trajeron estos lodos actuales en los que no hay referentes éticos ni morales válidos, que nos ayuden a sobrellevar la crisis actual económica, pero también crisis y carencia de valores esenciales para salir airosos en todos los frentes que se nos abren desafiantes e intimidatorios.

Por lo visto la Doctora Honorable Elena Francis era el periodista Juan Soto Viñolo y un grupo de guionistas. Juan Soto Viñolo cuando muríó el consultorio se dedicó y se dedica a la crónica taurina y recientemente llorando amargamente ,se ha exiliado de Catalunya/Cataluña al ser prohibidas ahí las corridas taurinas.

En una masía de los alrededores de Barcelona se ha encontrado el archivo de cartas del consultorio sentimental femenino más popular de la historia de la radio española: el Consultorio de Elena Francis. Esta semana, 'Documentos TV' rescató y analizó algunas de esas cartas de oyentes que buscaban consejo en el Consultorio de Elena Francis a través de las ondas.

Se recuerda especialmente del programa, Indian Summer, de Victor Herbert, que fue su machacona sintonía a veces estomagante.

Si tuviese que escribir a Doña Elena ahora, le diría:

"Estimada Doña Elena Francis:  Escribo esta  carta para preguntarle con todo el respeto y estima, ¿Por qué la mayor parte de los hombres españoles se aferran al machismo y sienten un enorme complejo de inferioridad si conocen mujeres con igual capacidad intelectual o superior a la de ellos? ¿Por qué las mujeres españolas siguen mostrándose sumisas en muchos hogares, acatando las decisiones de sus parejas masculinas, sobrellevando sobre sus espaldas toda la carga de la conciliación laboral y familiar?¿Por qué otras en cambio, en especial las treintiañeras de nuevo cuño enarbolan y esgrimen la exigencia de una cantidad ingente de derechos sobre sus parejas masculinas, hijos e hijas,viviendas y patrrimonio familiar pero ningún deber como si fuesen las reinonas de Saba? ¿Por qué se están fraguando desencuentros insalvables inter sexos en un país que sigue siendo en muchos aspectos, cutre,atrasado, de charanga y pandereta? ¿por qué muchos hombres se ven despojados de toda dignidad viéndose obligados a regresar a la casa de sus padres con cuarenta o cincuenta años? ¿por qué la familia tradicional está en crisis? ¿Por qué proliferan las familias monoparentales, solas y desamparadas? ¿Por qué los gays y las lesbianas no pueden adoptar niños y niñas? ¿Por qué Doña Elena, por qué este mundo "Es y será siempre una porquería ya lo sé"? .....Reciba un afectuoso y entrañable abrazo, mi venerada Señora y Doctora de todos los Desaguisados de esta mi "Querida España, esta España mía, esta España nuestra"..."España camisa blanca de mi esperanza..."



2 comentarios:

NoSurrender dijo...

supongo que si hubiera una respuesta común a todas esas preguntas que comparto 100% contigo, sería la falta de empatía con quienes nos rodean. La imposibilidad, por parte de muchos y muchas, de ser sensibles a los sentimientos de los demás. Y si me apuras, incluso el miedo que tienen a ser sensibles a los propios sentimientos que se niegan a aflorar.

Besos!

Gemmayla dijo...

Suscribo tus palabras, NoS. este es el quid de la cuestión. Se nos dió mucha educación moral represiva pero nadie nos dió educación sentimental. Ahora, por ejemplo, siento hacerme pesada, figuras como Eduardo Punset y el ingente equipo de neurólogos, psicólogos, sociólogos y expertos de todo tipo que nos educan y enseñan, nos hacen caer en la cuenta de que auella nefasta moralina y educación represiva sólo fabricó seres desdichados, frustrados, nueróticos y muy infelices. LA labor de desaprender lo aprendido nos llevará ahora décadas, pero si a nuestros hijos y a nuestras hijas les educamos de manera diferente y les enseñamos las herramientas necesarias para forjar seres felices y realizados, por lo menos tanto sufrimiento no habrá sido en vano.

Besotísimos, Lizard

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...