11 de julio de 2007

"Asamblea de íncubos y súcubos"

Súcubos e íncubos se aburrían en El Paraíso de los Infiernos.

Lilito, la portavoz y presidenta de la Liga Súcuba Demonológica, antes ordenó que sugirió que Florina Vasordiel y Baltazo se encarnaran en dos mujeres de raza negra despampanantes, que encarnadas en mujeres yanquis aspirantes a la presidencia republicana estadounidense, usasen todo tipo de estrategias y tretas para seducir a los votantes masculinos tanto demócratas como republicanos de raza blanca, afronegra y latina.

Abrahel replicó que por qué no se reencarnaba él mismo en una aspirante a la Casa Blanca abyecta, malvada y ruín- estos tres calificativos referidos tanto a la aspirante como a la propia Casa Blanca-. Lilito le respondió con una mirada fulminante y se impuso el silencio en la asamblea. Bietka exclamó "Ha pasado un ángel". Filotano añadió "Caído" y todos, súcubos e íncubos prorrumpieron una sonora y espectral carcajada que estremeció y puso los pelos de punta a la propia Lilith, que filtreaba con el enano Trauco de Chiloé para darle celos a Liderc que estaba a punto de convertirse en pájaro de fuego por la pasión abrasadora y el instinto de posesividad demoníaca.

Íncubos y súcubos decidieron repartirse el pastel planetario. Los súcubos mandarían a dos miembros bajo la apariencia de dos mujeres de raza negra de sinuosa y avezada inteligencia y curvas superdotadas, que se encargarían de sembrar el desconcierto y el terror en todo el continente americano. Los íncubos aportarían a la causa del divertimento diabólico a Popo Bawa que se encargaría de seducir a la etnia europea y africana en forma de hombre escandinavo afincado en Bruselas, de altas y maquiavélicas dotes administrativas y político-económicas subversivas.

Un equipo mixto de íncubos y súcubos se desplegarían por los continentes asiático y oceánico para dar rienda suelta a sus travesuras sexuales bajo la apariencia de estrategias político-económicas muy subversivas y sibilinas.

En USA se respira una euforia político-sexual sin precedentes. Ha ganado las elecciones el bando republicano. La candidata Sirena Johns, una mujer de raza negra, de casi dos metros de estatura, con un físico exhuberante que ya quisiera para si Naomi Campbell, se convierte en la primera mujer de raza negra presidenta de los Estados Unidos. Ha desbancado a la popular demócrata Hillary con una victoria arrolladora. Las masas enfervorizadas se desnudan en la calle y la prensa anuncia una promiscuidad explícita sin precedentes en la vía pública. Todos se besan y copulan con todos. Lo extraño es que casi todo el mundo, salvo un minoritario sector de la población, ven el asunto como algo normal y habitual. Por primera vez en la historia contemporánea de los Estados Unidos las libertades política y sexual caminan juntas. El regocijo y el éxito republicano se manifiesta en las calles como una bacanal orgiástica. De madrugada los servicios de limpieza viaria han recogido igual número de preservativos que de folletos de publicidad panfletaria. Escasos observadores se llevan las manos a la cabeza y piensan o dicen en voz baja que algo muy extraño le está ocurriendo a esta nación.

En el resto del mundo miméticamente sucede casi siempre lo mismo que en el Imperio Occidental, sólo que unos meses o años después. En Bruselas los asuntos político-económicos y sociales se resuelven en términos eróticos.

Parece como si en el planeta tierra el erotismo, la sexualidad y la promiscuidad llevada hasta sus últimas consecuencias hubiesen ganado todas las partidas.

En el Paraíso del Infierno íncubos y súcubos celebran una fiesta apoteósica. Corren el licor de azufre, el cava de Hades y la sidra de Averno. Todos bailan y cantan con Depeche Mode "Personal Jesus".

No hay comentarios:

Muy Felices Fiestas Navideñas 2017