Ir al contenido principal

"El artista de la utopía"

El artista de la utopía





Sólo escribía su nombre y frases alusivas a lo mucho que la amaba en los puentes que encontraba a su paso.



Disfrutaba decorando la pintada en el lugar más inaccesible. Por eso, solía hacerlo con nocturnidad y alevosía. Si el paraje se encontraba desierto, no dudaba en estampar la dedicatoria a plena luz del día. Siempre solo. Lo suyo no eran vulgares pintarrajos de pandillero. Trazaba las letras con gracia y esmero, confiriéndoles un toque personal y distintivo. A todo el que pasaba se le escuchaba exclamar "¡Mira, ahí hay otra pintada del artista de la utopía" "El artista de la utopía", asi le apodó alguien una vez y corrió la voz como la pólvora. Lo supo y llegó a sus oídos, porque un día transitando con su hermana el Puente de Piedra de Pontedeume, ella exclamó, "¡Anda, mira, Quim, la pintada del artista de la utopía!" " ¿ Y ése quién es ?" " No sé. Un loco al que le ha dado por decorar los puentes. Al parecer, trae de cabeza a la policía de todos los municipios porque está llenando de pintadas los puentes de España "...



Anhelaba efectivamente escribir el nombre de su amada y las frases alusivas a lo mucho que la amaba en los puentes de España y del mundo entero. Su afán no encontraba obstáculos y su amada no se daba por aludida. Por consiguiente, qué delito se suponía que cometía, aunque la policía anduviese siguiéndole los talones. "Delito es matar o robar, pero esto mío es una declaración de amor con mayúsculas y el amor no fue ni será nunca delito".



Eliminar las pintadas del "artista de la utopía" costaba cada vez más a los Ayuntamientos porque éstas aparecían en los puntos más inaccesibles e insospechados. Sin lugar a dudas, el artista debía de ser un experto en escalada o deportes de alto riesgo, equipado con un arsenal de sistemas de aseguramiento, arneses, cuerdas, mosquetones, cintas...Eso al menos, especulaban los agentes de policía encargados de la investigación que había cobrado alcance nacional.



Lo cierto es que Quim sólo portaba guantes, calzado y botes de pintura de primera calidad. Por lo demás, le bastaban su pericia y condición innatas de atleta, que le permitían trepar como un chimpancé por las estructuras de los puentes, sin arco medieval o romano que se le resistiese. Tampoco temía a las aguas fluviales que se rendían al porte mayestático de aquellos "arco iris de la arquitectura" -así había bautizado Quim a los puentes -



"Libertad. Te amo. Libera a los pueblos oprimidos de la tierra." Asi rezaba la úlima pintada del artista de la utopía sobre los sólidos almohadillados de granito que sostienen los nueve ojos de medio punto del puente más antiguo de Madrid, El Puente de Segovia sobre el río Manzanares.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Noche Temática de ayer sábado 23 de enero tocaba el triste asunto del "Turismo médico". Aprovechar las vacaciones para hacerse una operación de cirugía en Tailandia o México es una tendencia creciente, particularmente para los estadounidenses. En estos países el coste llega a ser tres veces inferior. Otros destinos son Filipinas o India, países en los que los más pobres venden un riñón por 3000 euros o las mujeres alquilan sus vientres para engendrar hijos de otras parejas. Esto supone un negocio para empresas y clientes a la vez que plantea importantes cuestiones morales.

A la mísera barriada de Bacora, al sur de Manila y cerca del puerto, se le denomina "La Isla de Los Que Sólo tienen un Riñón". La gran mayoría de los varones jóvenes han vendido uno de sus riñones a cambio de 3000 euros para sacar a sus esposas, hijos e hijas de la miseria. Es estremecedor constatar que "sacar a sus familias de la miseria" supone conseguir a duras penas una barraca te…

La Pasamanería de Madame Pouzieux

"El Sr Nikki viaja a Montargis, a una hora y media de París. Alli, en una enorme granja vive Mme Pouzieux, la única persona que desde 1947 hace los galones, cordones y pasamanería para Chanel. En estos momentos está recogiendo el heno, porque dice que va a llover. Chanel puede esperar! Tiene 75 años, es diminuta, jorobada y artrítica. Su método de tejido y su telar lo ha inventado ella, pero siempre se ha negado trabajar en oficina.

El Sr Nikki trae a Mme Pouzieux un trozo grande de tela de lana bouclé en cuadros blancos y negros, para el cual ella tiene que hacer la pasamanería que remata todas las chaquetitas Chanel que conocemos. Deshilacha 5 cm de ancho de tela en todo su largo, y con los hilos trenza los galones en su endeble telar de madera. Karl no la conoce :shock: nunca la ha ido a visitar, pero le ha enviado aprendizas para que les enseñe el oficio y ninguna ha durado. Su gato Mimí enreda con los hilos. "


Este sábado pasado en la Noche Temática dedicada a la alta c…

URGENTE, POR FAVOR , UNÍOS A ESTA TORMENTA DE DIFUSIÓN Y ECO POR LA PRONTA LIBERACIÓN DE NAZANIN...TAMBIÉN EN TWITTER #‎trappedInIran‬