"Manifiesto contra Futurista. Dadá no significa Nada"

Empezó errado, equivocado. Errado, vagando de lado a lado. Coja un periódico.
Coja unas tijeras.
Escoja en el periódico un artículo de la longitud que quiera darle a su poema.
Recorte el artículo.
Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una bolsa.
Agítela suavemente.
Ahora saque cada recorte uno tras otro.
Copie concienzudamente
en el orden en que hayan salido de la bolsa.
El poema se parecerá a usted.
Y es usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo.
Dadá no significa nada. Un sueño intrascendente. Abajo los adjetivos. Abajo los adverbios. Los sustantivos ganarán esta guerra. Guerra, guerra, sustantivo por excelencia. Sea usted belicoso y rabiosamente pacifista. Marcial guerrero de la paz. Nada. Dadá no significa nada. Nada para nadie, sólo para ti. ¡Qué nos importan los demás si todo nació errado, equivocado, vagando de lado a lado. Apareció un hombre elegante con corbata y traje. pero a mi sólo me interesa la corbata de este señor errado, equivocado, vagando de lado a lado. Me mandan un maldito fax. Sólo me fijo en las corbatas hoy, pero a penas nadie las usa. Concluyo todo empezó errado, errado, equivocado, vagando de lado a lado. Desaparecen las corbatas como en su día los caballos por la rúa transitando y defecando. Caballos a motor hoy invaden el paisaje como mamíferos perisodáctilos que ya no se domestican fácilmente como quería el dadaísmo. Lo han conseguido. ¡Qué infierno! Y ese odio, esa aversión y misoginia a las mujeres. Las matan porque nada significa nada. Las mujeres, esos seres alados que respiramos y soñamos con un mundo de amazonas, razas guerreras que recuperamos nuestros tiempos heroicos y no molestamos a nadie. Hombres y mujeres belicosos que luchamos por la paz entre un mar de desencuentros. Cabalgo en mi caballo con ánimo varonil porque me revienta la misoginia y la voy a combatir con mis dientes y uñas de vampiresa y mujer fatal. Me lucraré con mi capacidad de seducción amorosa y podré comprarme un caballo a motor nuevo que acabará herrado, herrado, que no equivocado, vagando de lado a lado. Mi caballo a motor de amazona del futurismo me llevará a un destino posible donde recobraré mi espacio vital, mi lugar, mi sitio inalienable. Mi caballo que empezó errado, vagando de lado a lado y que acabó herrado.

Comentarios

Travis Rabbit ha dicho que…
Coja unas tijeras.
Clávelas en el espejo.
Tienes madera de rapera.
Córtese las venas.
Empape con la sangre los cristales.
Arranque con sus ojos los que que no cayeron.
Lance todos contra el ventilador.
Dese la vuelta rápido.
Su culo ya está maquillado, aherrojado,insidioso,cantimplora de nardos nicotínicos.
Gu gu
Anónimo ha dicho que…
Amigo Travis:

Voy ya por el estudio de las Vanguardias..Me queda nada para llegar a Juan Salvat Papasseit ¡Qué emoción!

Me siento feliz e ilusionada con este curso. Si se te ocurre algo sobre la figura de Papasseit porfavor hazmelo saber, que he dedicarle un trabajo de cuando menos cuarenta folios.

Muy feliz día !!!

Una pregunta, ¿te has estado dedicando a recortar frases de periódico para componer la poesía tan original que nos ofreces al numeroso público que sigue las incidencias de este modesto blog? -juasjuas, viva la guasa y el salero, olé !!!

Gemmayla
Travis Rabbit ha dicho que…
Te sientes "feliz e ilusionada" por algo. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?
Papasseit engancha a primera vista.Muchos años ha (jaja) compré dos antologías de poesía contemporánea catalana en edición bilingüe).Allí estaban todos los grandes. No sési es porque entonces me iba la "poesía social" o por sus ecos de Walt Whitman, Papasseit me pareció una voz distinta, honrada, de los que llegan sin demasiados primores formales.

Me he inspirado en los consejos de Tzara, jeje.Recuerda a Kafka, si no llega a ser por un amigo, hoy sería desconocido.Entre cinéfilos, las películas con mayor recaudación suelen ser las de peor calidad.
Se me olvidó: Elvira, la hija de Aguirre me hace recordar a Inés Sastre( versión Saura) y sobretodo a MI AMOR platónico: Nastajia Kinski (véase "Corazonada" de Coppola)
Besos.

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Pasamanería de Madame Pouzieux