9 de diciembre de 2007

"Llámame"


Llámame, gesticulando voces inaudibles y ademanes ciegos para los demás, que sólo tú y yo entenderemos como un pacto secreto, como un llamado sagrado.

Llámame, invocándome en la noche, pidiendo auxilio con esos silencios tuyos que son un desgarrado grito de ausencia.

Llámame, convócame los días más insospechados, cítame a las horas más intempestivas.

Llámame por mi nombre de pila, omitiendo apellidos y otras nomenclaturas onerosas que cansan la memoria y propician el olvido.

Llámame, sin títulos pomposos ni calificativos denigrantes.

Llámame. Si estás cansado de luchar y el peso de tanta responsabilidad te abruma, te sucederé en el cargo y designaré una estirpe que te lleve en volandas a una nueva tierra, a una nueva isla, a un nuevo oasis de esperanza, de pasión.

Llámame, arrástrame a tu lado, inclíname como a un junco enamorado.

Llámame, te seguiré si buscas una estrella, un proyecto lejano e imposible, una quimera.

Llámame cuando no tengas cobertura, cuando te hayan cortado la línea por falta de pago, cuando todos piensan que telefonear es un acto fútil e inútil. Llámame a cobro revertido. Platicaremos largo y tendido y yo tampoco pagaré las facturas porque me solidarizo contigo hasta en las morosidades.

Llámame, que suenen las aldabas, los timbres y campanillas. Que se abran puertas y ventanas. Llámame, que las corrientes vapuleen y zarandeen como un reproche de viento y agua.

Llámame, que excite tu sed de sal, de mar.

Llámame, que siempre vendré.

Llámame porque yo te llamaré.
_________________
"El eco siempre dice la última palabra"

4 comentarios:

Kamikase dijo...

Esto que has escrito es hermoso.
Un abrazo sincero.
Nos estamos viendo.

travis rabbit dijo...

Gemma:
Aún es hoy, después de tantos años de inseparable convivencia, que una llamada de mi amada, aunque sea por un motivo trivial, me calienta el corazón y le digo esas cursiladas que Pessoa aseguraba que sólo lo son para los que no entienden el amor.Y si la llamada se produce cuando estoy lejos, en otro país, su voz me trae todos los sones de mi tierra y eso inefable que nos hace sentir el ser dos en uno.
He sido afortunado y nunca pasé por la angustia y la duda de pensar si la persona amada llamaría o no.Pero casi puedo imaginarlo.Dios, no me quiero ver en esa tortura.
Un beso, Gemma.Que tu teléfono no deje de timbrar y esa llamada te haga sentir como una chiquilla que está viviendo su primer amor.

Nec dijo...

Que hermoso...

Te quería avisar de que Orhan Pamukserá investido doctor honoris causa por la Complutense en un acto académico que tendrá lugar el 19 de diciembre, a las 12:30 horas, en el Paraninfo de la calle San Bernardo. Asistencia libre, previa confirmación, hasta completar aforo.

Besitos.

Teresa.

gemmayla dijo...

Hola amigos míos:

¿Qué tal se presenta la semana?...

Querida Nec, muchísimas gracias por informar sobre el evento de Orhan Pamuk. ¡Caramba, tan cerquita de mi casa y que no pueda asistir por causa del trabajo!. En cualquier caso estaré atenta a las noticias y aunque no pueda ir, me informaré al respecto y ya te contaré.

Un besotísimo, reina...

Gracias Kami. Me alegra mucho que te haya gustado.

Amigo Travis, más bien me quejo de lo contrario. Por causa de mi trabajo el teléfono no para de sonar. Esto hace que lo deteste mucho. He llegado a aborrecerlo. ¡ Y el móvil! El móvil no me gusta nada, nada. Reconozco que es un avance crucial en el mundo de la comunicación. Pero a mi cada vez me gusta más el silencio. ¡La sagrada música del silencio! Y creo en la comunicación telepática. Cada vez más. Creo que las personas que se quieren tienen esa posibilidad, la de comunicarse telepáticamente mediante esos hilos invisibles, sutiles está al alcance de todos. Sólo se trata de practicar mucho. Realmente considero el teléfono como una especie de intruso que invade nuestra intimidad. Pero, ya sabes, Travis, los escritores somos muy cínicos y mentirosos la mayoría. Quise rendir un homenaje a ese artilugio que por lo visto últimamente es capaz de explotar y causar la muerte. En Corea a un hombre le explotó en el bolsillo y murió en el acto. Y una joven presenta heridas muy graves en su rostro por causa de estos infames artefactos que se han convertido en artilugios imprescindibles de la era actual. Yo lo uso por causa de mi peque, para estar localizada en todo momento, pero reconozco que estoy deseando que mi peque crezca para prescindir de él todo lo posible.

Muy feliz semana a todos.

Sed felices la mayor parte del tiempo !!!

Gemmayla

Muy Felices Fiestas Navideñas 2017