25 de noviembre de 2008

Día Internacional Contra el Maltrato a la Mujer. Paz en el mundo.



2 comentarios:

diciembre dijo...

Ay, Gemmayla

Me toca muy de cerca éste tema, por lo que estoy especialmente sensibilizada al respecto. Mis lágrimas más recientes se deben al sufrimiento que genera éste absurdo comportamiento del ¿ser humano?...

De cualquier modo no quiero terminar así el comentario, por Dios!, que parece estoy en un programa de la Gemio.

Me considero una persona fuerte y positiva. Además de muy afortunada en la vida.

Y si, Gemmayla, ojalá ésa paz en el mundo, ojalá. Bueno, éste post homenaje tuyo, transmite buenas vibraciones, de algo servirá, seguro ;-)

gemmayla dijo...

Querida Diciembre:

Creo que esta deplorable lacra social nos toca a todos y todas muy de cerca. Cada uno de nosotros conoce algún caso cercano o lejano. Urge considerarlo un asunto social, terrorismo doméstico, terrorismo social !!!
Por mi trabajo lo conozco de cerca y no te engaño si salimos a una media de tres casos semanales. Me estremezco al pensar que a estas alturas, en el siglo XXI, tantas mujeres mueren por obra de estos verdugos sin nombre, sin calificativos. Me conmueven los niños y las niñas, sus hijos e hijas - menores o adultos -.
Cuesta entender que la mujer no pueda romper ese hilo de Ariadna, que a la primera bofetada diga NUNCA MÁS, haga las maletas y escape de esa prisión.
Cuesta entenderlo. Pero hay que hacer el esfuerzo de ponernos en el lugar y comprender que "el miedo insuperable" es precisamente eso, insuperable. Los agresores anulan la personalidad de sus víctimas. Una persona sin personalidad, sin autoestima - ni alta ni baja, nula - no puede salir de ese círculo infernal. Es la sociedad la que debe tomar cartas en el asunto. Pienso en la valentía del profesor Neira que vuelve a estar en estado muy grave. Si no es recomendable mediar en la violencia de género, si podemos hacer algo importantísimo que es llamar a la policía 091 o 092. El móvil lo llevamos casi todo el mundo encima. ¿Qué trabajo nos cuesta? Nuestras abuelas no contaban con estos medios. No les quedaba otro remedio que aguantar y callar. Pero ahora afortunadamente la mujer y sus hijos cuentan con ayudas poderosas - casas de acogida, asistencia jurídica, conciencia social..-
Mujeres decid todas BASTA YA, NUNCA MÁS !!!