16 de abril de 2009

"La grieta" - cuarta entrega -















“Noches de blanco satén” definía Gerardo aquellos ratitos de sonrisas taimadas, cruce intencionado de miradas contritas, pero, a la postre, libidinosas; de rubor como de pellizco encarnado. Así, cuando menos, casi seis meses les duró la tontería con la excusa de sacar a pasear al Shih Tzu ella, con el pretexto de revisar, llaves en ristre, todas las puertas exteriores, él. El tintineo de las llaves y los ridículos ladridos del perro les servían de reclamo. ¿Ave amaestrada la pasión desatada? De ninguna manera: una noche ya no se pudieron contener y en la garita de la conserjería se comieron a besos. A la noche siguiente la dama con turbante le entregó a nuestro hermano un juego de llaves de su casa. A eso de las dos, él subió por las escaleras, evitando despertar a los vecinos con los ruidos metalúrgicos del ascensor, hasta la cuarta planta. Ella residía en un precioso apartamento chiquito, pero confortable y de lujo, en el que no faltaba hasta un jacuzzi mínimo en el que decididamente era imposible practicar el amor con un mínimo de provecho y utilidad. La única habitación albergaba un fantástico colchón con tecnología AirVex y relleno Memorex, disponiendo de cuatro respiraderos, seis asas – cuatro verticales; dos horizontales en cabecero y piecero cosidas en mariposa -. Gerardo nos contó que la tapicería combinaba fibras naturales de alta elasticidad y resistencia, ostentando grandes dibujos de color en relieve sobre los que ella, Gisela - resultó llamarse la dama con turbante – había bordado enormes sirenas ulisianas, ninfas náyades de cuerpos de agua dulce, trías proféticas de la miel...Al tacto, aquel espectacular colchón era mucho más que suave y fresco y natural. Gerardo nos explicó, dejándonos a todos boquiabiertos, que “El Viscolástico” en cuestión, incorporaba tecnología Optigrade, lo que significaba que aquel animal mitológico consiguiera en el yacente equilibrar la temperatura del cuerpo al copular y dormir. Sobra decir que esos detalles y aquellas pormenorizadas descripciones nos las citaba cuando los pequeños, nuestro padre y su amante no se hallaban presentes. Sólo la progenie mayor podía escuchar, de viva voz de nuestro hermano, la versión fidedigna de los hechos tal cual se sucedieron. Si sudaban durante el acto, Gerardo no lo podía asegurar. El colchón subsumía en una síntesis y simbiosis casi perfecta los fragantes aromas pedunculados de los frenéticos amantes. Definía aquella relación como barroca y medieval a partes iguales. No entendíamos muy bien a qué se refería. Chencho le replicó que si se había matriculado en Historia del Arte en vez de Psicología, ya que se expresaba con aquellos enigmas y florilegios casi arquitectónicos. Pero lo cierto es que en sus exámenes de la primera convocatoria en enero y febrero obtuvo sobresalientes y notables. Matrícula de honor en “Fundamentos Biológicos de la Conducta”.


13 comentarios:

francisco dijo...

veo que has avanzado bastante con esto de la grieta, aún no leo ningún capítulo, pero prometo hacerlo pronto

saludos

satenight dijo...

Con ninfas bordadas y un colchón así de espectacular yo no podría evitarlo tampoco, estoy segura que Gerardo sacaría matrículas de honor con bordón y palmas.
Me encanta la descripción que haces aunque si me permites un apunte, creo que los hombres cuando cuentan detalles no suelen hablar de las sirenas bordadas, jijiji,ahí veo un toque de charla más femenino que masculino, pero claro eso es sólo mi opinión, creo que se nota que quien escribe tiene la temperatura de mujer en su lápiz ( no lo tomes a mal, mi comentario es para indicarte la gran sensibilidad que muestra el protagonista como hombre y tu arte en hacerlo llegar)
Voy a echarme sobre el colchón y a equilibrar mi temperatura
buenas noches a todos y besos!

travis dijo...

Gemma:
He leído esta entrega de "A fírgoa" dos veces. Me ha parecido muy original que la descripción del colchón sea el soporte, jeje, de este capítulo. Me quedo , así de momento, con lo de "los ruidos metalúrgicos del ascensor", por el inesperado y casi onomatopéyico adjetivo.
Gemma, no me encuentro muy bien en este momento, debido a mi nueva medicación. Prometo volver y comentar más a fondo tu esperado texto.

Anónimo dijo...

El asunto del colchón tiene su explicación, juasjuas.
Veréis, siento verdadera fascinación por el mundo de la colchonería, desde que heredé un durísimo y espartano colchón ortopédico italiano, del que por causa de la dichosa hipoteca no puedo zafarme o desembarazarme. Es un horror dormir en este colchón. Me suelo despertar con dolor de riñones y la espalada más tiesa y rígida que una tabla de planchar.
Entonces mi consuelo consiste en quedarme arrobada leyendo las maravillosas virtudes que se exhiben en el escaparate de las colchonerías virtuales. También ahí fuera me puedo quedar embelesada frente a una tienda Flex, contemplando los que imagino estupendos colchones de viscolatex. aunque no me importaría que mi futuro colchón nuevo fuese de muelles con tal de que me proporcionara descanso y confort durmientes.

Satén, Gerardo es un ser muy místico, hipersensible...alberga en él lo mejor del alma femenina. También lo peor. De hecho le veo como una criatura bisexual. Pero no sé si tomará esos derroteros su historia personal.
Lo de bordar ninfas y sirenas es para darle a la historia cursilona de amor - porque seamos sinceros todas lo son - un toque barroco, casi esperpéntico, de pura exageración e hipérbole-. Seguramente luego quedará - como casi todas las historias de amor - en agua de borrajas o de cerrajas. El amor pasional se me antoja como aquellas escenas d enuestro teatro de la vida en las que más frágiles, más indefensos nos sentimos y mostramos a los demás. Durante el rodaje de estas escenas podemos caer sin darnos cuenta en situaciones verdaderamente ridículas, irracionales,..en definitiva conmovedoras.

Francisco, me alegra mucho verte por aquí.

Besotísimos, smuakis

Gemmayla dijo...

jeje, "Lou, Lou. Oui, c’est moi."

travis dijo...

Gemma:
Aún me estoy preguntando por qué, a mi parecer, el momento más "excitante" de este episodio fue cuando se comieron a besos en la garita de la conserjería. Nunca había reparado en el morbo de hacerlo en esas porterías ya sin portera. Ésta, casi siempre acaba por ceder parte de sus emolumentos a cambio de una vivienda, la peor del edificio.
De repente, recuerdé a la portera cotilla de Mastronianni en "Sostiene Pereira" y se me desinfló el globo.
Acabo de ver en una guía de colchones de la red que el material viscolástico fue desarrolado por la NASA y me vino a la memoria un comentario que leí hace poco. Mientras los de la agencia espacial USA se devanaban los sesos diseñando un bolígrafo para sus astronautas, los rusos, que no son tan puntillosos, les dieron a los suyos un simple lápiz. Et voilà!
Desconozco las extrañas razones que Gisela tenía para que las temperaturas corporales se equilibrasen en reposo o en repaso. De generalizarse ese tipo de colchones, nos hurtarían mucho léxico meteorológico aplicado a ciertas urgencias. A no ser que la hedonista señora del perrito quisiera perpetuar el deleite (en mi idioma esta palabra es la leche) proporcionado por cierto resorte durante el consiguiente mullido sueño.
Hay gente muy sibarita para quien toda meseta es orégano.
Esa relación barroco-medieval se asemeja a la Praza do Obradoiro compostelana. Y ya se sabe que obras son amores. Próxima a aquella hay muchos talleres y tiendas de orfebrería.
Así que imagino que Gisela y Gerardete (estoy empezando a envidiarlo) harían filigranas y, de acuerdo con la Triki-trikipedia, "utilizaron el calentado y la fusión, así como el martillado y batido, acabando por cincelar la faena con uniones mecánicas, ensambles y soldaduras. Por no citar el vaciado a la cera perdida". Juasjuas.
¿Qué sería de mi acervo cultural sin la Trikipedia? ¿Y qué sería de la weberas sin mis trikiñuelas?
Has elegido con sabiduría las ilustraciones y vídeos de este capítulo. Lo que me parece realmente awesome (demasié pa mi body)- acabo de llegar de una cena con unos amigos yankis- es que supieras de mi admiración por Iron and Wine.
Jamía, ¿quién es tu asesor musical?
Descubrí al cantante en la peli "In good company" (Ay, mi Scarlettiña Johansson!!!) y te juro, Gemma, que su canción "Naked as we came" la canto todos los días. Todos los días en que estoy de humor para cantar, claro.
Ya verás cómo te resulta hipnótica y esponjosa como el colchón de tus sueños.

http://www.youtube.com/watch?v=Nd-A-iiPoLg

Besos castísimos pa Satén y Diciembre. Pa Gemma un piropo de andamio.
(Si se malogra el romance, me pido a la Gisela pa mí)

gemmayla dijo...

Agradezo a nuestra Raquel y a su blog "El desván secreto" que por fin haya podido desvelar la identidad de los verdaderos "Iron and Wine". Escuchaba la prodigiosa voz y su textura a lo Simon&Garfunkel y me queda arrobada por horas y días, pero era incapaz de conseguir el Nombre, descifrar su faz. En fin que no se me ocurrió tampoco "yotubear" el enigma. Si es que, Travis, sin los "yo-tú-veo-s" y la Enciclopedia Friki, Wiki La Pedia, que es como "Viqui la Fea", ya no somos capaces de dar cuatro pasitos hacia delante o marcha atrás. En fin, que sin Wiki y YouTu me quedo como medio paralizada en medio de mis miedos.

Lo de hacer el amor en una garita o en un Simca-1000, como que no, que ya se me pasó el arroz. Es que me he vuelto de un sibarita pobre que no doy crédito. ¡Vamos que donde este mi colchón ortopédico italiano que te deja tiesa la líbido, que se quiten todas las porterías del mundo, por el amor de Dior! Cuando estrene colchón nuevo, os lo haré saber. Ese día repicarán las campanas de la Puerta del Sol y no dando las uvas precisamente.

Los "Iron&Wine" que aún no sé si son cuarteto o un solitario guitarrista, me rechiflan desde siempre y yo sin saber su nombre. Ozú, siempre hay que bautizar a las personas y las cosas, por aquello que decía Saussure sobre significados y significantes, formas y contenidos.

Besotísimos y muy feliz finde a "every body"

Samuakis

travis dijo...

Lo que se denomina "rutina" a veces es amor muy consolidado.
Es maravilloso enamorarse cada cierto tiempo de la persona que amas.
Hoy me siento como un adolescente. Embriagado de enamoramiento, como un chaval.
¿A cuento de qué viene este comentario? Dejadme proclamar toda la fragancia del árbol de mi amor, al que hoy le brotó una nueva hoja.
¿Sueno cursi? Me importa un huevo.
Y me inyecto en vena el "Naked as we came", que amablemente has dejado aquí, amiga Gemma.
Sigo con cursilerías tópicas?
Estoy transido de amor por la mujer que siempre he amado. Y quiero compartir este momento con vosotros.

Ella dice: "Si me voy antes que tú, cariño,
no me arrojes en la tierra"
Yo me quedé acostado sonriendo como nuestros hijos cuando duermen.
Uno de nosotros morirá acogido en los brazos del otro.
Los ojos abiertos de par en par,
desnudos como cuando nacimos.
Alguien esparcirá nuestras cenizas por el jardín.

Gemmayla dijo...

Qué bello, Travis!

Cuando aseguramos que el amor romántico nos parece cursi, sólo demostramos a los demás que nos corroe la envidia. Envidia sana en este caso.

He conocido varios casos de amantes que murieron el mismo día o en la misma semana o el mismo año. En cualquier caso amantes que decidieron partir juntos porque seguramente la vida ya no les merecía la pena el uno sin la otra o viceversa.

Cuando tenía mi tienda, tuve como clientes un matrimonio - él 20 años mayor que ella -. Ambos enfermaron a la vez de cáncer. Acudían juntos a la quimio. Salían de la quimio y se hacían viajes estupendos aprovechando las escasas energías que les quedaban.
Me quedé muy asombrada cuando me dijeron amigos comunes que aquel matrimonio murió el mismo día. Descartado el suicidio. Sus espíritus tomaron esa decisión, la de partir juntos.

Tal vez la muerte sea a veces un acto de voluntad propia. No lo sé. Tal vez sea así en los espíritus privilegiados.

Muy feliz domingo, gente guapísima.

NoSurrender dijo...

Ay, con lo cansado que llego a mi casa hoy, probaría todo tipo de colchones, con y sin cópula.

Por el momento me conformaré con otro de Ikea, que no tiene tantos accesorios, pero que ya me conoce y me trata con familiaridad.

Salud y cópulas para todos!

Satenight dijo...

Cuando abro este cajón mágico sé que voy a encontrar cosas que me reconfortan: música, palabras y muchos secretos sinceros de gente buena.
La bisexualidad de Gerardo la llevamos tambien todos dentro, somos piezas tan poliédricas y completas que podemos amar, enamorarnos, sin atender a razón. Sabía que esa sensibilidad en la descripción por parte de un hombre sólo podía deberse a esas vetas femeninas que se cruzan en la madera de la virilidad, pura belleza!!
Travis, amar a tu amada de esa forma en que la amas...me ha emocionado! a veces amamos toda la vida a la misma persona aunque busquemos y cambiemos su rostro por otros, pero sabemos que sólo esa persona nos trae la paz al pecho.
Gemma, esta frase tuya de que la muerte pueda ser un acto de voluntad propia debe ser algo que consiguen los seres muy especiales,la mejor forma de morir es ,creo, saberlo y aceptarlo serenamente...
Voy a escuchar las canciones que habeis dejado mientras me quito los zapatos y me tomo el resto del día como si fuera un sorbo fresco e intenso del elixir de la vida.
Nosur nos desea felices cópulas? jeje, gracias! así serán.
besos a todos por estar ahí, Dulce Diciembre me encantaría saber qué opinas de esta grieta en el colchón!!

diciembre dijo...

Observo que lejos queda ya aquel desamor que a punto estuvo de costarle la vida a nuestro atractivo Gerardo. De hecho, tengo la impresión de que nos encontramos ante un incipiente Casanova. Ese gusto por relatar, con lujo de detalles, los pormenores de sus experiencias y artes amatorias. Estoy segura de que también lograría sobresalientes si se hubiera matriculado en literatura...; y no se por que pero me ha venido a la mente 'Cyrano de Bergerac', siempre he estado enamorada de éste maravilloso personaje.

‘¿Ave amaestrada la pasión desatada?’..., me ha gustado mucho esto...

Por cierto Gemmayla, hay que ver cuanto conocimiento sobre colchones..., impresionada me ha dejado semejante descripción de sus diferentes variedades y cualidades, pero me ha quedado claro de donde viene ésa fascinación por ellos. De hecho me ha hecho recordar que al mío (de látex), vienen a quedarle, unos 5 añitos de vida. Cuando llegue el momento de sustituirlo, con todo lo que ahora sé, no lo voy a tener nada fácil para decidirme. Aunque supongo que tal y como van las cosas, yo también terminaré comprándome uno en el Ikea...

...y al igual que lo habeis hecho vosotras, queridas Gemma y Sate, no puedo dejar de decirle a nuestro amigo Travis que es una maravilla lo bonito que cuenta su amor por su chica. Ya sabéis que yo soy una, felizmente declarada, cursi empedernida.

¡Besitos para tod@s!!

gemmayla dijo...

Vaya NoS. lamento que estés tan canasado. Te llegó la hora de las vitaminas. Cada cambio estacional conviene tomar un complejo vitamínico.

Tomo nota. No se me había ocurrido consultar en IKEA el catálogo de colchones. Un día me tumbé en una tienda en un futón japones fantástico que costaba sólo 200 euros pero las medidas eran casi suecas y no entraba en mi habitación minúscula. Me quedé medio triste por no poderlo adquirir.
En fin, NoS. que descanses mucho.

Satén, a qué es fantástica la música de Iron&Wines ???

Diciembre, pienso en El Gran Cyrano y no puedo evitar recordar al Gran Gérard Depardieu, magistral !!!

Besotísimos y muy feliz semana !!!

Vamos a cantar y a rezar para que llueva en España....

Hoy se celebra el Día Europeo sin coches. Yo me quité el coche en 2008 y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Me muevo por Madr...