5 de junio de 2009

"Slumdog Millionaire" "Millonario Perro Callejero"









Esta excelente factura de Danny Boyle, el director de "Trainsportting", obtuvo ocho Oscars en la gala de 2009. A mi entender merecidísimos.
Estremecedora, descarnada, apoteósica dentro de la vis trágica; desgarradoramente dramática dentro de la vis cómica de algunas escenas; a veces pueril dentro de las infancias perdidas que se describen; a veces cargada de candidez dentro de los márgenes de una madurez apabullante.
Siempre supe que convenía, desde la más tierna infancia, conocer los nombres de los Tres Mosqueteros aún sin haber leído la novela de Alexandre Dumas. Athos, Porthos y Aramis nos costó memorizarlos. Todos los niñas y todas las niñas hablábamos del cuarto mosquetero, D`Artagnan y cantábamos aquello de "Uno para Todos, Todos para Uno". Ahora bien podrían cantar a coro "Una y uno para todas y todos. Todas y todos para uno y una" que parece algo más complicado y largo de decir, pero que cobra un significado para las mujeres que ahora en la vida adulta añoramos y deploramos en nuestra infancia que se nos excluyera de muchos juegos infantiles y luego del juego de la vida. Al visionar "Millonario Perro Callejero" caigo en la cuenta de que esa infancia tan terrible para los niños y las niñas en esos megasuburbios, de un Bombay que acumulan caótica mugre en cada esquina, debiera estar prohibida en todos los lugares del mundo. Creo que si no hay esperanza para la infancia, no hay esperanza para nadie en el mundo.
Las respuestas que da la vida, la vida en la calle, son tan trascendentales como las que nos dan los libros y la cultura. Pero las preguntas debieran surgir siempre en las aulas. Nadie debiera vivir una vida sin alfabetizar, sin dignidad.

11 comentarios:

Raquel dijo...

Estoy de acuerdo con tu crítica. A mi también me pareció extremecedora pero tierna.
Saludos, gemmayla.

satenight dijo...

Los tres mosqueteros siempre me cayeron bien, era como saber que la fuerza de los amigos era invencible. En mi tierna infancia gritabamos tod@s "uno para todos y todos para uno!" pero siempre pensé que el generico, aunque se escribía en masculino nos incluía a las chicas también, ahora me has abierto los ojos Gemmayla y me quedo dudando si ese gran grito de amistad pretendía excluirnos a las chicas,juas, juas, si lo pretendía a mí y a mis amiguitas no lo hizo nunca!!
No he visto ninguna de las dos películas que nos recomiendas(quiero verlas) pero sí he visto la de Isabel Coixet "La vida secreta de las palabras" y me emocionó el punto de vista , el modo en que está tratado el mundo de los muros interiores y la forma de construir puentes entre nosotros para salvarnos de esa soledad.
Precioso!
Besos a todos cuando entreis, feliz fin de semana!!!!

diciembre dijo...

Tras ver la película me sorprendió conocer que los niños protagonistas fueran auténticos habitantes de la mísera barriada donde fue rodado el film. Prodigioso el talento de éstos pequeños y vergonzoso el hecho de que hasta hace bien poco no había cambiado su situación de extrema pobreza, en fin...

Tristes polémicas aparte, y aunque da la impresión de que la película no pretende realizar ningún tipo de denuncia social como sucede en 'Ciudad de Dios', a mi me ha gustado el planteamiento de su argumento, con ésos flashbacks... Y es cierto que ese trasfondo de miseria se mezcla con un toque de esperanza, humor, y también ternura. Pero bueno, tú si que lo has explicado fenomenal, Gemmayla.

Merece la pena verla, aunque yo le quitaría ése final Bollywood, que en mi humilde opinión, borra de un plumazo la credibilidad de su estupendo guión.

Besitos y buen finde!!

Alex Martínez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
gemmayla dijo...

Hola, Raquel, Sate, Diciembre:
¿Cómo se os presenta el sábado?

Dos bodas a la vista y miro al cielo rezando para que no caiga el chaparrón. Como no podemos estar en las dos bodas a la vez, la familia nos hemos dividido en dos frentes. Son divertidas estas coincidencias.
De pequeña me sentía excluída de los juegos de chicos, el fútbol, las chapas, las preciosas canicas de colores, de las batallas de indios y vaqueros en la azotea de casa de mis primos donde acudían todos los niños del barrio, las partidas enfrascadas y muy polémicas del Monopoly...Me sentía excluída y protestaba reivindicando mi espacio y mi derecho a participar. Ellos eran admitidos en el grupo de niñas sin discriminación en el supuesto caso de que quisiesen jugar a la goma, el hulahop,peinar y vestir muñecas, médicos y enfermeras...Ya el simple hecho de mencionar "médicos y enfermeras" me repugnaba. No decíamos nunca jueguemos a "Médicas o doctoras y enfermeros". Si me pedía ser "médica o doctora o un médico con mostacho bien espeso y postizo, los niños protestaban y las niñas se callaban. Sentían miedo de defender mi postura o expresar su opinión. Las cosas eran así. Siempre habían sido así y yo era un bicho extraño en el grupo por querer cambiarlas.
De mayor elegí por circunstancias largas de referir aquí una profesión vedada a la mujer. Cuando ingresé a la tierna edad de 23 años en ese colectivo, lo pasé francamente mal. Tuve que escuchar en más de una ocasión que "por qué no me quedaba en mi casa atendiendo las labores domésticas y dejaba mi puesto de trabajo a un padre de familia". Eso fue lo más blando que escuché, porque las sólo 8 compañeras que éramos entonces frente a un colectivo de casi 100 varones sufrimos un descarnado "Mobbing laboral" por no hablar del acoso sexual. La lucha por nuestra plena integración fue muy dura y aún ahora me apena mucho escuchar de mis compañeras de nuevo ingreso que hay compañeros jóvenes que siguen rezumando un machismo enquistado, feroz y que se niegan a compartir el trabajo con sus compañera de sexo femenino.
Por contra me apena mucho también observar que hay mujeres que reivindican caprichos egoístas y no derechos legítimos de toda persona trabajadora. Me apena que no hayan entendido el verdadero espíritu de la legítima reivindicación femenina por su integración y reconocimiento en todos los ámbitos de la sociedad, especialemte en el laboral. Afortunadamente poco a poco lo van entendiendo. Afortunadamente observo con alegría y esperanza la llegada del "hombre nuevo" que comparte tareas,que respeta la labor de la mujer, que acepta la ayuda mutua, la integración y los valores democráticos a los que todo el mundo sin excepción tenemos derecho. Pero no podemos dormirnos, no podemos bajar la guardia porque en esta época de crisis tan dura que tenemos encima, todos los logros se pueden ir al traste en un abrir y cerrar de ojos.

Diciembre, a mi el final musical me encanta. Me encanta estos bailes y canciones bollywodienses. Son como una explosión reividicativa de esperanza y alegría. Me recordó un poco el final desternillante y musical de "Mama Mía". Ante la injusticia y el dolor siempre nos quedará la música, el teatro, el arte..A mi me parece bien ese final. Pero respeto muchísimo que a ti te resulte ofensivo. Sólo expreso modestamente mi punto de vista.

Besotísimos a las tres y muy feliz finde.

NoSurrender dijo...

Pues tengo esta eplícula aún pendiente, la verdad. Y mira que la tengo ganas. Tampoco he visto Elegy, la de tu post anterior, pero es que tengo la novela de Philip Roth esperándome en la estantería, y estas cosas, para mí, necesitan su orden: primero novela y después película.

Besos y buen fin de semana a todos!

Gemmayla dijo...

NoS., no tengo tan claro como tú, que deba de ser así forzosamente. Una película puede llevarte al libro y viceversa. Un libro puede llevarte a un país, inducirte a preparar un viaje que no tenías planeado. Un viaje puede llevarte a un libro o a una biblioteca entera. Un biblioteca fantasma, como la de Alejandría, por ejemplo, puede guiarte en tu imaginación del mundo clásico al egipcio y del egipcio al hindú, del hindú a La Meca, a la meca del cine por supuesto, juasjuas.

Un besotísimo y que tod@s hoy votemos acertadamente nuestro pasaje a la Europa del futuro, nunca la de Lars von Trien tan oscura y tétrica.

diciembre dijo...

Hola Gemmayla: quería aclarar que no he dicho que me resultase ofensivo el final de la película, sino que no lo veo adecuado pues me parece algo así como añadirle un colorín colorado. Creo está de más ya que rompe la magia y el vinculo de emociones que como espectadora había compartido con los protagonistas. Por supuesto es tan sólo mi humilde opinión.

Sin embargo como videoclip de banda sonora me parece estupendo, muy alegre y vitalista.

Besos y buen comienzo de semana!!

satenight dijo...

Os escribo en una escapada antes de ponerme a regar las flores... estan esperandome con una carita de mucha ansiedad!
He releido tu post,Gemmayla, y pienso que es cierto que ni un niño debería vivir sin esperanza, sin respuestas a sus preguntas, sin la dignidad de una mirada tranquila. Cierto.
Verán, en algún día futuro, los niños de todo el mundo ese horizonte? Me dijeron una vez algo parecido a que los paises donde las mujeres tienen acceso a la cultura tienen esperanza porque ellas enseñan a los hijos a vivir con seguridad.
No quiero que volvais a decirme que me pongo profunda, así es que ....voy a darles agua a esas plantas que con la noche estan casi dormidas.
Besos a todos, por donde se quedó distraido Travis?juas juas

travis dijo...

Hola, queridas amigas
(a NoSur, ni água de beber camará)
[O medo pode matar o meu coração]
Siento disentir de vosotras, pero apenas aguanté 10 minutos del bombardeo de imágenes de Slumdog.
No recuerdo si os he explicado aquí aquello del "tono hedónico" cuya conquista me urge mi despistado psi.. Hay personas que para alcanzarlo deben atemperar su paso, frenar, saturar de sosiego su burbuja.
Por el contrario, otras, vociferantes disfrutadoras, precisan acelerar ansias y ardores para aproximarse a esa deseable línea de gozo tan resbaladiza.
En cambio he disfrutado de "El lector". No sé si dije que, por motivos que sólo a mí competen, conozco personalmente a Kate Winslet. Yo soy muy celoso de las cosas que sólo a mí competen. Ya puesto a desvelar velas podría incendiar pábilos, despabilarme y dar pábulo a confidencias que me han sido confiadas. Pero soy muy cuidadoso al respecto. Y al respeto que me merecen las confidencias ajenas. No porque sean relevantes, sino porque podrían resultar revelantes de material clasificado. Aunque parezca nimio y desdeñable. Nada lo es para el posible ojo avizor y avezado.
Bueeeeno, ilustre colega Satén, yo no me dsitraigo. Yo me traigo y me llevo. Te dejo una canción, querida regadora, a cuyas plantas me postro:
"Just shower the people you love with love.
Show them the way that you feel.
Things are gonna work out fine if you only will.
Once you tell somebody the way that you feel you can feel it beginning to ease"
la_inmensa_sequedad_del_corredor_de_fondo

gemmayla dijo...

Alegría grande verte de nuevo, Travis, que te añoramos mucho.

Sate, el riego de las plantas es una labor a veces ingrata, porque lo suelen precisar cuando regresamos cansados del trabajo. Ayer compré más geranios para las ventanas a un euro el tiesto, sin flor. Es emocionante lograr que broten las flores desconociendo de qué color serán. Me encantan los geranios y no me importa el color que tengan porque me rechiflan todos.
Travis, no sé que te ha hecho NoS.. Por Dior, haya paz y después gloria o viceversa en el mundo de la blogesfera y fuera de ella.
Siento que no soportases la peli. Si es dura, sí.
La del lector quiero verla en cuanto pueda.
Nos dejas en ascuas. Te codeas con la flor y nata de la alta sociedad hollowodiense y no nos cuentas de la misa la media, juasjuas.
Cuando fui vecina de Pe en Alcobendas en la calle Santiago Apóstol, su padre me tiraba los tejos y casi no podía ni salir a tender la ropa por el acoso. Pero es que el tipo era así por aquel entonces, le tiraba los tejos a todas. Y yo no daba crédito con la mujer tan guapísima que tenía, la madre de Pe, que supera en belleza y garbo a sus dos hijas juntas. Creo que ahora regenta una peluquería en S.S. de los Reyes y sigue siedo muy guapa. Recuerdo que lucía una melena morena impresionante.

Besotísimos que ahora me pongo a inagurar nuevo post.

Vamos a cantar y a rezar para que llueva en España....

Hoy se celebra el Día Europeo sin coches. Yo me quité el coche en 2008 y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Me muevo por Madr...