4 de noviembre de 2009

"Elemento de protección de seguridad vial pasiva"





Dos querubines alados, en una Harley, indicaron a un grupo de ángeles ciclistas los guardarraíles que había que retirar de la vía. Unos hombrecitos vestidos con mono azul los arrancaban de cuajo y acto seguido los cargaban en un camión con destino a un almacén del infierno.
Cuando se presentó la pareja de querubines ante un séquito de serafines para dar novedades, uno de ellos exclamó:
- Ahora a esperar a que los cretinos del Ministerio de Fomento ordenen reponer esas guillotinas de la muerte.

7 comentarios:

travis dijo...

35 años.. y dos niños... y ya no está aquí.
Espero que tu compañera se recupere, Seliñas (un beso muy grande para ti).
Yo por aquí, bordeando la felicidad y el absurdo
Un saludo, amigas.
35 años..
nos quejamos de vicio
el amor..tengo suerte, Xe.

Gemmayla dijo...

Hola Travis:
Lamentablemente el pronóstico es muy grave.
Todo por esos malditos "quitamiedos" que protegen la seguridad vial de peatones, conductores de vehículos de cuatro ruedas y bienes, pero que sesgan muchísimas vidas y mutilan la integridad física de muchísimos motoristas y ciclistas. Y observarás que están en todas las carreteras de nuestro país como una auténtica guillotina kilométrica y continua y nadie hace nada. De vez en cuando alguna manifestación, alguna concentración motera y poco más.
Cuando tuve moto viví momentos de sensación de libertad y felicidad sin parangón. Tuve un par de sustos en carretera y gracias a Dios, quedaron en eso en sustos sin un solo rasguño, pero cobre plena conciencia de los peligros que acechan al ciclista y al motorista, en un país donde las vías están pensadas casi en exclusividad para los vehículos de cuatro ruedas; porque si pensamos en lo que ha tenido que batallar durante años el peatón para reivindicar aceras anchas y pasos de peatones libres de autos, es para echarse a temblar.
Cada día veo a una ciclista transitar entre la locura del tránsito por la Castellana con su melena suelta al viento y con plena confianza y seguridad en sí misma y muchos conductores la vociferan y la llaman loca, cuando la locura es tener que aceptar la patética realidad de unas ciudades diseñadas sólo y exclusivamente para coches obviando y aplastando el derecho de las otras maneras de conducirse por la vida y desplazarse por la urbe.
He renunciado al coche por causa de la crisis y mi hipoteca y me parece que mi renuncia la haré extensiva al resto de mi vida porque estoy más que harta de esta situación en la que el coche es dueño y señor de todo el ámbito urbano. ¡Menuda tiranía!
En fin, mejor me callo.

satenight dijo...

Por desgracia los 'quitamiedos' estan hechos de material que quita la vida, deberían ser elásticos, suaves y absorbedores de golpes, quitandonos de verdad el miedo.

Renunciar al coche sería para mí completamente un cambio de vida, aqui dónde vivo lo necesito para ir a trabajar cada día, sería un sueño dejarlo aparcado y andar hasta los lugares a donde quiero ir, de momento, te felicito por poder hacrlo, gemma
Un beso tambien a Travis y otro a dulce diciembre, me gusta volver a leerte Travis

Diciembre dijo...

El gran peligro de viajar en moto es que nuestro cuerpo viene a formar parte de la carrocería del vehículo, por lo que en caso de accidente, está expuesto a llevarse la peor parte...
Desconozco como estará en el resto del Estado el asunto de los guardarrailes pero a juzgar por lo que dices, no se está haciendo gran cosa, por no decir, nada.
Por aquí se están sustituyendo paulatinamente por los llamados guardarrailes dobles, que por lo menos evitarán amputaciones...

Desgraciadamente todos conocemos casos terribles de accidentes de moto. Personalmente, nunca olvidaré la muerte, hace ya varios años, del hermano pequeño (tenía 18 años) de una amiga mía. Estuvimos con ella y su hermano mayor, recogiendo las pertenencias del fallecido..., imposible olvidar tanto dolor..., puedo imaginar ahora el de ésas familias, y el tuyo...

Sólo el paso del tiempo ayuda a mitigarlo y a encontrar cierto consuelo. Ellos lo hallaron con el nacimiento de una pequeña, en la familia. Les devolvió la esperanza y la ilusión, en especial a la madre de mi amiga.

Pues eso, querida Gemma, sé que es demasiado reciente la desgracia y demasiado difícil de ver mas allá del dolor, la rabia y la impotencia, pero la vida siempre continúa, y así ha de ser.

Cuídate mucho y un abrazo

Besos para todos, amigos

Gemmayla dijo...

Sate y Diciembre:

No os negaré que renunciar al coche en este país es bien difícil porque aunque tenemos en Madrid un excelente T.P, inviertes en cada trayecto a razón de casi una hora más que al realizar el trayecto en coche, pero aún así no hay otra si queremos ciudades más habitables.
Los "quitamiedos" dobles me parecen una doble guillotina. Sólo por las vidas que han sesgado debieran ser retirados de la vía todos. Ahora que hay crisis y que se proponen planes de remodelación de aceras para crear puestos de trabajo en la construcción, estaría bien que todos los esfuerzos fuesen encaminados a sustituir estos engendros por elementos de seguridad vial, verdaderamente seguros y no esta falacia.
Clama el cielo que, encima, tengamos que escuchar comentarios de mucha lengua viperina argumentando que la culpa es del motorista o el ciclista por defender su pasión y su afición.
Todos los esfuerzos de la DGP parecen encaminados a dar la mayor protección al conductor y ocupantes de turismos, obviando que existen otros medios de transporte ocupados por personas y no robots. Me indigna, por ejemplo, bastante que los autobuses interurbanos en trayectos cortos puedan llevar pasajeros hacinados de pie y los cinturones de seguridad en los buses brillan por su ausencia.

Ya no siento tristeza. Padezco más bien un cabreo monumental.

Diciembre dijo...

Deseo aclarar, Gemma, que el principal problema de los guardarrailes no son las barras horizontales, sino las verticales, que en efecto actúan como una auténtica guillotina. Al nuevo prototipo de guardarrail se le ha añadido una segunda barra horizontal con intención, precisamente, de cubrir las verticales. Todo esto lo conozco de primera mano por alguien muy cercano a mi, quién por motivos de trabajo ha vivido de cerca las terribles y desgraciadas consecuencias que ocasionan éste tipo de accidentes.

De cualquier modo está claro que este sistema parece más pensado para los turismos y cualquier campaña de seguridad vial será siempre insuficiente mientras no mejoren también las infraestructuras, en fin.

Besos!

Gemmayla dijo...

Sí, Diciembre, es cierto que es el soporte vertical el verdadero responsable de tantas muertes y amputaciones. Pero añadir una segunda barra horizontal a los ya existentes, me parece un insulto a las víctimas y sus familias. Es algo así como reforzar una señal de Stop vertical con una pintada en el suelo en un punto negro de la carretera, sin intentar aplicar una solución definitiva y diferente a un lugar concreto de alta siniestralidad. Es algo así, como recordarlo doblemente. "No te gusta el caldo, pues toma dos tazas" A eso es a lo que me refiero sin ánimo de polemizar.
La DGT nos machaca constantemente con la obligatoriedad del uso del cinturón, conducir abstemios, no hablar por el móvil y se está hasta barajando la prohibición de fumar en el interior de un turismo mientras se conduce o hablar con el acompañante. Es como si nos tomasen por tontos. En su día se hizo hincapié en el uso del casco. Pero obvian con un descaro asqueroso que los guardarraíles instalados por el antiguo MOPU, actual Ministerio de Fomento, es responsabilidad de las cabezas pensantes que dirimen qué elementos refuerzan o no nuestra seguridad vial.
A eso es a lo que me refiero, mi querida amiga.
Se exagera en perogrulladas para despistar la atención sobre asuntos importantes.
En fin, podemos fatigarnos hasta el infinito. Descubrimos con estupor que queda mucho por hacer en nuestro país. Y la crisis agudiza estas cosas.

No a la independencia. Sí a un Referéndum legal dentro de un tiempo prudencial que puede cifrarse entre uno o dos años.

Se estima que el 80% de los catalanes tanto del No como del Sí demandamos un Referéndum legal y con todas las garantías. Debe de hacerse en ...