22 de febrero de 2010

Luna de Avellaneda.............Rosas y Pan




Leí ayer en la prensa dominical que 700 millones de personas en el mundo albergan el anhelo desesperado de abandonar su país. Sólo los más jóvenes y preparados se sentirán capaces de dar el paso, pero un alto porcentaje de gente sin formación y a una edad en la que las personas debieran ya tener su vida resuelta, se verán también en la triste tesitura de una emigración forzosa por el estado calamitoso en el que habitan en su país. Mencionaba el artículo que cuando el individuo deja de ser o no llega a ser nunca "ciudadano", para convertirse -o serlo siempre- en un simple "habitante", la desesperanza pronto anida en los corazones.

El sábado pudimos ver "La luna de Avellaneda" del director argentino Juan José Campanella. En su día no puede verla en cine. Me fascina este director tanto como su actor fetiche, Ricardo Darín. Pero absolutamente todo el elenco de actores y actrices están estupendos. Nuestro José Luis López Vázquez, Merces Morán, Eduardo Blanco, Valeria Bertucecelli.

El pueblo argentino, curtido en situaciones dificultosas, sabe de crisis prácticamente perennes. Campanella es al cine argentino y por extensión al cine de habla hispana, lo que Ken Loach al cine anglosajón. Similar manera de acercarse al realismo social, el inconformismo, la critica social...similar sentido del humor. Se menciona "un grado cero de la escritura cinematográfica", cuando para mi, no existe cine más cálido y entrañable que el de estos dos cineastas.

Las crisis se superan o se cronifican. La nuestra, la actual no sabemos bien qué seremos con ella. Los indicadores pesimistas, la cronifican. Los modestamente optimistas nos animan a superarla. Entretanto, siempre nos quedará este maravilloso cine para llevarla con mayor humor, empatía y capacidad de entereza ante el sufrimiento.


2 comentarios:

satenight dijo...

700 millones de personas anhelan dejar su tierra para ir a vivir a otro lugar buscando sentirse 'habitantes', la lástima de todo esto es que una gran mayoría de ellos no lo conseguiran nunca, ni siquiera conseguiran sentirse ciudadanos en otra tierra extraña. Esta es la realidad, por desgracia.
Una solución es invertir en esos lugares de origen, perdonar las deudas históricas de los paises debilitados por la hambruna. Evitando así esa sangría.
Me encantaría, Gemma, saber qué dice el fascinante Ricardo Darín en su última frase, por más que la escucho no puedo entenderla!!!

Espero que las crisis que nos embargan no se cronifiquen, que el sentido del humor vuelva a nuestra sociedad y que no dejemos nunca de disfrutar del maravilloso cine que nos brindan.
Feliz semana!
Besotisimos para todos!

Gemmayla dijo...

Buenos días, preciosa Sate:

Román Maldonado (Ricardo Darín) pregunta en su última frase, "¿Cómo se hace un club nuevo?"..su amigo le responde "No sé. Habría que averigüarlo."

Es preciosa esta peli, como todos los trabajos de su director y su actor fetiche, Ricardo Darín.

Pude ver a Darín en la obra de teatro "Art" de Yasmina Reza en el Teatro Fígaro de Madrid, junto a los actores Germán palacios y Jose Luis Mazza. ¡Todo un lujazo! Darín definió esta obra como una "minitragedia urbana". La minitragedia, en mi caso particular, casi adquirió tintes de tragedia griega, porque junto a mi, en un palco, estaba sentado el alcalde Alberto Ruiz Gallardón con su mujer y su numerosa prole - todos varones y calcaditos a él - y el señor que estaba sentado junto a mí empezó a insultarle y a despotricar y casi le agrede. Lo que me llamó la atención es que iba sin escoltas y Gallardón se comportó como un señor.

Muy feliz día !!!

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...