29 de junio de 2010

"Las Mujeres de Verdad tienen Curvas" de Patricia Cardoso







Llega el verano y con él la eterna obsesión por la "operación biquini".

El otro día pude visionar "Las mujeres de verdad tienen curvas" (2002) de la directora Patricia Cardoso. La jovencísima actriz América Ferrera ostenta tantas curvas como carisma y simpatía. En el papel de madre dominante y manipuladora, lo borda la actriz Lupe Ontiveros.

En esta sociedad que menosprecia los cuerpos opulentos, la grasa y la "chicha", se intentan mil y un esfuerzos por concienciar a las personas de que todo el mundo tiene derecho a vivir su cuerpo como mejor le plazca, pero la contradicción como siempre está servida: gobiernos y ministerios de salud pública nos alientan a comer con moderación espartana, moderar la ingesta de grasas y estar bien atentos a la alimentación de nuestros niños y nuestras niñas no vaya a ser que fabriquemos adultos obesos del mañana.

Lo cierto es que la gran mayoría nos sentimos tiranizados por la talla óptima, la alimentación sana y el culto al cuerpo. Llega el verano y la eterna cantinela se impone: perder esos kilos de más.

Una amiga mía me contaba que se ha enamorado de un hombre que dice preferir a las mujeres gordas. Ella se ha puesto a comer para lucir rolliza y agradar al hombre del que se ha enamorado. Le respondí "¡Estupendo! ¡Qué alegría me da saber que hay hombres así!"

Cuando me relaciono con la gente nunca miro si están gordos o no. Es evidente, que si alguien se cuida, dieta, gimnasio, salud, aspecto físico, le felicito y le admiro. Pero desde que entendí que se nos tiranizaba con estas cosas, quiero y respeto independientemente del aspecto físico. Lógicamente las personas que atentan constantemente contra su salud con dietas y costumbres insanas con un desprecio hacia su vida, no me son nada gratas, pero en la medida de lo posible, me gusta apreciar la diversidad y la diferencia de cuerpos y siluetas en la gente. Esto lo observo mucho cuando acompaño a mi hijo pequeño al parque: altos, bajos, gordos, flacos, feos, guapos. ¡Qué más da! ¡Viva la diferencia!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que hay que distinguir entre lo que es intervención agresiva del estado en la vida privada y las medidas que protegen y defienden al ciudadano mal informado. No creo que nadie inteligente este contra las mujeres que tienen curvas (vamos, ni contra las que no las tienen). Es fácil admitir que los gobiernos prohíban la adición de ciertas substancias químicas a los alimentos (colorantes, conservantes, etc.), pero de igual modo hay quien no acepte que se limite la cantidad de una substancia química altamente nociva para la salud: el NaCl o cloruro de sódio, más conocido por sal común. Lo mismo se aplica a otra substancia quimica: C12H22O11 (conocida vulgarmente como azucar).

Compañero del Agua

alucino dijo...

a mi NO me gustan las flacas, me gustan más bien las rellenitas


saludos

Gemmayla dijo...

Hola Anónimo de Agua y Dark:

Me mata la curiosidad por saber quién eres, Anónimo. En cualquier caso muy bienvenido al blog.

Pensaba, por ejemplo, en aquel niño obeso al que quitaron la custodia a sus padres y abuelos, medida del todo draconiana. Es fácil arrebatar. Lo difícil es educar a esos progenitores para que alimenten correctamente a sus hijos. Difícil es también paliar la situación de pobreza y marginalidad en la que seguramente viven; situación que propicia que se le alimente fatal.

Distinto es el peliagudo asunto de los aditivos nocivos para la salud, los transgénicos y toda la delincuencia alimentaria que podamos padecer. Ahí, si, por supuesto que los gobiernos deben legislar y perseguir a los que nos quieren matar no de hambre, sino de tóxicos y venenos.

Tengo amigos y amigas de toda clase y condición: gordos, delgados, altos, bajos..nunca me he fijado en estas cosas. Pero siempre hay alguien tóxico que apuntilla "¿Has visto que gordísimo se ha puesto fulanito?..¡Qué fea y vieja se ha puesto en poco tiempo menganita!" Ese tipo de gente tan nociva es la que debiéramos tener bien lejos.

Muy feliz finde a los dos !!!

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...