4 de mayo de 2011

Versos de un día Arlequín


Circula agua por mis venas de fuego,
agua que apaga el incendio de mi bosque interior.
Devastado mi espíritu, es todo mi ser
un gran cementerio de cenizas.
Ahora tocará renacer para no ser Nadie de nuevo.
Ahora querrá mi cuerpo Alas para no volar a Ninguna Parte.
Ahora entonará una voz en mi desierto árido, seco,
un grito de socorro
que resonará como un eco de soledad mordiente,
que todos escucharán como un sibilante
susurro de la Nada.
Ahora agua salobre circula por mis arterias de hielo,
como lágrimas engullidas por un Arlequín,
incapaz de llorar.
Ahora es Ayer y Ayer un Futuro sin Instante.
Quiero dormir sin Soñar.
Quiero dormir y despertar en los brazos de un Ángel Caído,
tan perdido, tan errante como este espíritu cansado de latir.

6 comentarios:

Diciembre dijo...

Leo tu poema y pienso en mi querida amiga D.
Resbala por mis mejillas, la sangre del mi alma...

Te quiero, D.

Gracias, querida Gemma

Gemmayla dijo...

Muchísimas gracias, Diciembre. Yo pienso en tu amiga D. y en tantas y tantas personas que sufren día día por su propia circunstancia.

Ayer fue un día bastante negro para mi. De esos que borrarías del calendario, de esos en los que se te acumulan cosas y todas ellas negativas y sientes que algo dentro se te va a quebrar. Pero afortunadamente siempre mi Ángel de la Guarda me tiende su mano y consigo levantarme y recuperarme pronto de los embates y las embestidas de la vida.

Espero que el Ángel de la Guarda de tu amiga D. le tienda prontísimo su mano.

Te quiero, mi preciosa y preciada Diciembre. Beso y abrazo entrañable para ti y tu amiga de corazón y con amistad. Teniendo una maiga como tú, D. seguro que supera toda adversidad.

Gemmayla dijo...

Disculpa, quise decir teniendo una amiga como tú..ainss esos errores de distecla !!!

Diciembre dijo...

Querida Gemmayla,

Tú sabes de la durísima situación que está atravesando mi amiga. Esta mañana he hablado con ella por teléfono y siempre terminamos llorando, las dos. Me he hartado de decirle que le quiero y que su dolor, es el mío.

Querer a alguien siempre implica dolor, pero esas son las reglas. Hace tiempo que aprendí a expresar abiertamente mis sentimientos hacia la gente que quiero. No comprendo por que no nos expresamos más, ahora que estamos vivos, y a tiempo... Se lo decía a D.

Te quiero mucho, Gemma. Cuídate mucho, bellísima persona.

Tu poesía duele, pero es muy hermosa. Que bonito escribes. El dolor y la poesía, son una pareja felíz... Curiosa paradoja...

PD: Te he enviado un mail interno, amiga ♥

Gemmayla dijo...

Buenos días Diciembre:

Tu amiga D. tiene en ti a la mejor amiga que ella pued etenr en este momento.

Si puedes darle este consejo encarecido, por favor, con delicadeza díselo:

Que transforme su DOLOR en CABREO, EN ENFADO, EN ENOJO. Que cuanto antes abandone las oscuras y terribles profundidades del pozo del dolor. Es crucial. Las mujeres tenemos recursos naturales, propios de nuestra esencia femenina, para hacer esto. Es decir, tocar fondo y como el buen buceador, tomar impulso y elevarse a la superficie para respirar. Una vez arriba, al inhalar las primeras bocanadas de aire y recuperar resuello, es normal ir paulatinamente abandonando el dolor y empezar a sentir ira. Es entonces cuando para no hacer daño a nadie ni a nosotras mismas, dar algún que otro puñetazo a cojines, dar largas caminatas, emprender alguna actividad deportiva o de distracción a ser posible física y a ser posible un tanto frenética. Si no se sienten fuerzas, urge acudir al médico y que este recete algún complejo vitamínico, algo que ayude para no caer de nuevo en el dolor.

Le recomiendo a D. la lectura reposada y tranquila de Louise L. Hay. Leer fragmentos cortos o pensamientos de ella que le sirvan como bálsamo. Esta mujer superó un cáncer y superó cosas terribles en su vida. Fue violada por su padrastro en la infancia. Si le pudieses regalar este libro. Es de gran ayuda. También leer fragmentos cortos de la Biblia, en especial del Nuevo Testamento y no es necesario ser creyente. Todo el mundo debiera hacerlo alguna vez como experiencia espiritual reconfortante.

La ira y el cabreo que se sienten a continuación de la experiencia d edolor son necesariso como el aire que respiramos. No hay que temer estos sentimientos. Cuando se superan, el espíritu se siente fortalecido y uno se siente mejor persona, como renacido.

Yo ahora estoy en esta etapa de cabreo monumental. Creo que me voy a comprar una bola y guantes de boxeo para dar unos cuantos puñetazos a un trozo de material insensible. Creo que lo haré porque mi naturaleza no es para nada violenta y no quiero lesionar a nadie.

Esto puede sonar a guasa, pero es tan real y verídico como la lluvia que inunda hoy las calles de nuestra ciudad.

Muy feliz finde, Diciembre.

Besos

Diciembre dijo...

Tomo nota de tus siempre sabias recomendaciones, querida Gemma.

Muchas gracias :)

Un abrazo y muy feliz finde ;)

Merecido descanso. Cerramos por vacaciones. Nos vemos pronto...Qué lo paséis genial y sensacional...

Hoy cumplirías 56. Sólo quienes somos de tu quinta y generación sabemos cuánto tuviste que soportar. Aquella época era aún muy muy machist...