25 de julio de 2012

POR LA ELIMINACIÓN DE LAS ABUSIVAS CLÁUSUAS SUELO. AMIGO Y AMIGA, TE RUEGO ENCARECIDAMENTE QUE FIRMES Y ME AYUDES A DARLE LA MAYOR DIFUSIÓN POSIBLE PARA EVITAR EL SUFRIMIENTO DE TANTÍSIMAS FAMILIAS QUE YA NO PUEDEN SOPORTAR Y AFRONTAR EL PAGO DE SUS HIPOTECAS PORQUE MIENTRAS EL EURIBOR SIGUE BAJANDO A NOSOTROS NO NOS BAJA POR LA MACROESTAFA QUE SUPONEN ESTE SUELO QUE ALGÚN BANQUERO SIN ESCRÚPULOS SE LO ESTÁ LLEVANDO




Acompaño mi petición con un humilde microrrelato. Casi ya no me queda inspiración para dedicarme a lo que más me gusta, escribir. No consintamos que esta durísima Depresión nos arrebate nuestros sueños e ilusiones. Dedicado a todos vosotros, gente querida que firmaís por el bien de la ciudadanía honesta de nuestro castigado país. No merecemos que nos hagan esto. No lo merecemos. ¡Cruel y despiadado Gobierno de especuladores, estafadores y delincuentes!

"El iglú y el abanico", "ᐃᒡᓗ, "casa"


  Cuando decidí, forzada por las trágicas circunstancias, instalarme en aquel iglú situado en medio de la Nada, llevaba entre mis escasas pertenencias mi abanico de tela y pluma pintado de colores cálidos a fin de mover el aire y facilitar la refrigeración dentro de aquel espacio tan claustrofóbico. ¡Vamos, que sin mi abanico, una mujer que sufre mareos y sofocos premenopáusicos y aspavientos e ínfulas de baronesa desde la cuna, yo no me iba a ninguna parte! El abanico me lo había regalado uno de mis múltiples amantes, pero si he de hacer memoria, no recuerdo quién, cuál de todos ellos. Tal vez aquel muchacho pálido que un día de lluvia y frío recogí de una parada de autobús para cobijarlo en mi palacete. No sé. No recuerdo. Me costó mucho adaptarme a mi nueva vida sin mayordomos, servicio doméstico, asesores, consejeros, administradores, herederos,...Me costó mucho sustituirlos por maestros, profesores, médicos, agentes forestales, ex empleados de banca, administrativos, ex altos ejecutivos de empresa, ex directivos, ex lo-que-fuere.... Me costó mucho adaptarme a mi nueva vida dentro y fuera del iglú de los mal denominados antisistema. El iglú de cúpula redonda y no piramidal. Me costó mucho adaptarme a lo circular y comunitario. Si de alguna manera pude adaptarme a aquella nueva y desconocida vida fue gracias a las firmes y enérgicas abanicadas semicirculares de mi precioso y preciado abanico de pie de varillas y pais de tela y piel pintado de colores cálidos y vivos como los de la solidaridad y la amistad fraternas. FIN


"Vivo en el número 7 Calle Melancolía .....quiero mudarme hace años al Barrio de La Alegría...."

2 comentarios:

Diciembre dijo...

Corren malos tiempos pero podremos con ellos, querida Gemma. Porque también está en juego el futuro de nuestros hijos y no podemos dejarles este sucio legado de injusticias, abusos e incompetencias.

Un abrazo muy fuerte

Gemmayla dijo...

Querida Diciembre,

"La Fiesta Nacional" acaba de empezar. Lo vivido han sido los entremeses, pero en cuanto nos zampemos los dos platos fuertes, vendrán los dulces postres de la recompensa merecidísima.
Lo conseguiremos, ya veras !!!

Muy feliz finde !!!

Sigo recogiendo firmas aunque este sistema va a pedalas porque sólo admite 10 firmas diarias. Supongo que será porque estamos pidiendo tantas causas justas que la maquinita de Change no da abasto. Pero con paciencia y tesón lo iremos consiguiendo.

Smuaksssssssssssssssss

Merecido descanso. Cerramos por vacaciones. Nos vemos pronto...Qué lo paséis genial y sensacional...

Hoy cumplirías 56. Sólo quienes somos de tu quinta y generación sabemos cuánto tuviste que soportar. Aquella época era aún muy muy machist...