Ir al contenido principal

"La leyenda negra de Beodo Descerrajador"

Soy más una leyenda que un ídolo, en el sentido de que todo el mundo habla de mí, pero no precisamente siempre bien. De hecho corren rumores sobre mí, seguramente infundados, que han convertido mi reputación en una verdadera leyenda negra.
Todo comenzó una noche de verano de los años noventa. Para las fechas soy un desastre. No recuerdo el año exacto ni el día ni el mes. Sí sé que era verano. Hacía una noche de calor soporífera. Regresé a casa de madrugada en estado muy ebrio. Por aquel entonces compartía piso con un amigo que padecía fuertes depresiones, que andaba siempre padeciendo mal de amores, conflictos laborales y penurias económicas sin fin.
Quise abrir la puerta de casa y la llave se quedó atascada en la puerta. Llamé al timbre insistentemente y mi compañero de piso no me abría. Aporreé una y otra vez la puerta con los nudillos de mis manos. Di patadas y lo único que conseguí fue despertar a todo el vecindario. Algunos vecinos salieron al rellano de la escalera. Una vecina muy simpática y amable aseguró que mi amigo estaba en casa, que ella lo había visto regresar a casa solo y con muy mala cara. Esto disparó todas mis alarmas internas y tras unos momentos de indecisión las externas también. Corrí a la calle y me dirigí a las dependencias de policía de mi barrio. Allí expliqué a un agente que sospechaba que mi amigo y compañero de piso había cometido alguna locura. El tipo mostró al principio cierto recelo, pero luego me dijo que no me preocupase y que me fuese a la puerta de mi casa para aguardar la llegada de un patrulla que me iba a enviar. La pareja de agentes que se presentaron mostraron de entrada cierta desconfianza hacia mí. Supongo que por mi aspecto de vampiro etílico y mi aliento fétido – mi madre siempre me decía que un aliento hediondo es la peor carta de presentación -. No obstante, tras esas dudas y reparos iniciales, los agentes solicitaron de su base que se destinase una dotación de bomberos para forzar la puerta. Los bomberos se presentaron con unas sirenas, unos pitos y unas luces rotativas del todo excesivas y fuera de lugar, ya que por la calle no transitaba un alma. Consiguieron que todo el vecindario en pleno se asomase a los balcones y ventanas. Creo que ese era su propósito principal, el de conseguir espectadores para aquella lamentable escena. Casi deseé que mi amigo hubiese cometido alguna chaladura. ¡Qué sé yo, cortarse un poco las venas –un poco sólo, ¡eh!-tomarse un cuarto de frasco de barbitúricos –un cuarto sólo, ¡eh!-, abrir a medias la llave del gas – a medias he dicho, ¡eh!..! Los bomberos intentaron trepar al cuarto piso con la escala, pero por metro y medio no lo lograron. Tras una larga divagación de minutos que a mi se me antojó eterna, tras mil y una dudas y reparos, el oficial autorizó que un cerrajero-bombero descerrajase la puerta. Yo me quise morir de veras. Mi amigo dormía plácidamente en su cama. ¡Todo el vecindario despierto y él dormido como un infame lirón! Los agentes de policía y bomberos me consolaron dándome palmaditas en la espalda”¡No te preocupes, chaval, es mejor que tu amigo esté bien! Este es nuestro trabajo. No pasa nada.”

Si todo hubiese quedado ahí, no habría pasado nada. Pero tengo la maldita desgracia de compartir siempre piso con amigos que arrastran problemas psicológicos graves.¡ Tengo la maldita suerte de verme obligado a seguir compartiendo piso a mis cuarenta y pico tacos! Tengo la maldita suerte de seguir enjugando mis lágrimas y mis sudores perros agarrándome melopeas de campeonato todos los fines de semana. Me avergüenza reconocer que han sido demasiadas las veces que he alarmado inútilmente a policías y bomberos. Demasiadas las ocasiones en que han descerrajado mi puerta por mis temores a que algún compañero de piso haya cometido alguna extravagancia sin sentido. Me apodan con razón “El Beodo Descerrajador”. Ya me he me mudado de casa y de ciudad una veintena de veces, pero esta leyenda negra me sigue como el reguero de sangre que brota de una herida abierta y uno corre y corre creyendo que así se curará y se cerrará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Noche Temática de ayer sábado 23 de enero tocaba el triste asunto del "Turismo médico". Aprovechar las vacaciones para hacerse una operación de cirugía en Tailandia o México es una tendencia creciente, particularmente para los estadounidenses. En estos países el coste llega a ser tres veces inferior. Otros destinos son Filipinas o India, países en los que los más pobres venden un riñón por 3000 euros o las mujeres alquilan sus vientres para engendrar hijos de otras parejas. Esto supone un negocio para empresas y clientes a la vez que plantea importantes cuestiones morales.

A la mísera barriada de Bacora, al sur de Manila y cerca del puerto, se le denomina "La Isla de Los Que Sólo tienen un Riñón". La gran mayoría de los varones jóvenes han vendido uno de sus riñones a cambio de 3000 euros para sacar a sus esposas, hijos e hijas de la miseria. Es estremecedor constatar que "sacar a sus familias de la miseria" supone conseguir a duras penas una barraca te…

La Pasamanería de Madame Pouzieux

"El Sr Nikki viaja a Montargis, a una hora y media de París. Alli, en una enorme granja vive Mme Pouzieux, la única persona que desde 1947 hace los galones, cordones y pasamanería para Chanel. En estos momentos está recogiendo el heno, porque dice que va a llover. Chanel puede esperar! Tiene 75 años, es diminuta, jorobada y artrítica. Su método de tejido y su telar lo ha inventado ella, pero siempre se ha negado trabajar en oficina.

El Sr Nikki trae a Mme Pouzieux un trozo grande de tela de lana bouclé en cuadros blancos y negros, para el cual ella tiene que hacer la pasamanería que remata todas las chaquetitas Chanel que conocemos. Deshilacha 5 cm de ancho de tela en todo su largo, y con los hilos trenza los galones en su endeble telar de madera. Karl no la conoce :shock: nunca la ha ido a visitar, pero le ha enviado aprendizas para que les enseñe el oficio y ninguna ha durado. Su gato Mimí enreda con los hilos. "


Este sábado pasado en la Noche Temática dedicada a la alta c…

URGENTE, POR FAVOR , UNÍOS A ESTA TORMENTA DE DIFUSIÓN Y ECO POR LA PRONTA LIBERACIÓN DE NAZANIN...TAMBIÉN EN TWITTER #‎trappedInIran‬