"Retazos de metáfora dormida"



El cadáver del joven apareció tendido en la nieve con los primeros deshielos de la primavera. Le habían estado buscando, infatigables, personas que le conocían bien y le querían mucho, pero también un ejército de voluntarios a los que sólo se les dijo que un muchacho de diecisiete años que vagaba sin compañía por la montaña “se había perdido”, - “se había marchado de su casa porque padecía depresión”, “se había fugado de un internado”, “se había metido en extraños asuntos y en la montaña buscaba refugio, consuelo”, “ se había enamorado y su amor no le era correspondido”, “se sentía asustado ante el porvenir” , “dudaba si el próximo curso se matricularía en Ingeniería o en Exactas”, “ le había sentado como un jarro de agua fría la pubertad y no quería madurar, hacerse adulto”, “ su padre era un déspota militar”, “ su madre no le había prodigado suficiente cariño y atención en el seno de una familia numerosa”, “estaba en la peor edad”... –
Las habladurías impertinentes sobre su desaparición en boca de personas que no le conocían de nada, se desleían y atenuaban en un eco de silencio sobrecogedor que atronaba el valle. Callaban las lenguas serpentinas de las gentes de la comarca. Hablaban el río caudaloso en su cuenca, los montes y caseríos con ese lenguaje articulado de pausas y melodías sigilosas que imponen silencio a los humanos mezquinos, siempre mezquinos. Esos humanos que murmullan demasiado, que expresan sin delicadeza las ideas más peregrinas sobre los incidentes más graves. Esos humanos que decían saber acerca del joven hallado muerto sobre la cálida nieve de primavera. Un muchacho que ya no era humano, ya no era mezquino, ya no era nada de todo aquella blasfemia inmunda que se cernía sobre su vida, sobre su muerte. Su cuerpo inerte se fundía con el silencio del valle que vivía su muerte con la intensidad de la vida, de la realidad primaria de la que están hechas las cosas, los cuerpos vivos, los cuerpos muertos. Materia y espíritu fundidos en el abrazo de la esencia, de la nieve, de la muerte, del silencio. Rémora de metáfora dormida.
_________________
"Salud e inspiración para tod@s"

Comentarios

travis rabbit ha dicho que…
Un post nuevo y yo sin enterarme.
Mañana. (Ya sabes que no es un "mañana" español).
Travis Rabbit ha dicho que…
Así es - o así somos-, Gemma: ni siquiera en esos valles de arroyos arrulladores, casitas de chocolate con tejado tan afilado como la lengua de sus moradores, sus muchachas de tez a punto de nieve, apaga el alma humana su ardor flamígero de infamias.
Mi madre repite un dicho: "Pueblos pequeños, grandes infiernos".
- ¿Y ciudades grandes?
- ¿No sabes multiplicar? ¿O elevar a la potencia?
¿Y si el chico ese fuese víctima del acoso escolar, del matonismo rampante? Espera, que lo suavizo: el bullying.
¿Se te ocurrió cuando escribiste el relato?
A mí sí, cuando lo leí.
Sea como sea, de lo que estoy seguro es de que el chaval fundido en la nieve oía, vaya si oía, ... siguió oyendo durante toda la eternidad las mezquindades de sus vecinos.
Para mí, que huía de ellas y, agotado, optó por abrazarse a algo más cálido.
Hay quien dice: "Hay que hacer oídos sordos". Ignoran que la insidia taladra cualquier barrera.
Lo peor es que Dios no suele estar en casa cuando lo llaman. Habrá descolgado el aparato. Fuera de cobertura, seguro que no está. Harto, es muy posible.
Ya dijo:"Dejad que los muertos entierren a sus muertos". Los teólogos sostienen que el contexto era otro. Pero creo que no captaron bien lo que quiso decir.No interesaba.
Lo que me ha dado que pensar es eso de "la peor edad". ¿Las hay mejores?
Besos escépticos.Y un abrazo caluroso, Gemma.
Aunque sea por darse ánimos y mentirse a uno mismo te dejo esto:
abrassando
gemmayla ha dicho que…
Hola Travis:

Ma�ana comento tu "comment", siempre certero, directo a la diana de la interpretaci�n intelectual sensible.

Este obsequio preliminar:

Au village, sans pr�tention,
J'ai mauvaise r�putation.
Qu'je m'd�m�ne ou qu'je reste coi
Je pass' pour un je-ne-sais-quoi!
Je ne fait pourtant de tort � personne
En suivant mon chemin de petit bonhomme.
Mais les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde m�dit de moi,
Sauf les muets, �a va de soi.

Le jour du Quatorze Juillet
Je reste dans mon lit douillet.
La musique qui marche au pas,
Cela ne me regarde pas.
Je ne fais pourtant de tort � personne,
En n'�coutant pas le clairon qui sonne.
Mais les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde me montre du doigt
Sauf les manchots, �a va de soi.

Quand j'croise un voleur malchanceux,
Poursuivi par un cul-terreux;
J'lance la patte et pourquoi le taire,
Le cul-terreux s'retrouv' par terre
Je ne fait pourtant de tort � personne,
En laissant courir les voleurs de pommes.
Mais les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde se rue sur moi,
Sauf les culs-de-jatte, �a va de soi.

Pas besoin d'�tre J�r�mie,
Pour d'viner l'sort qui m'est promis,
S'ils trouv'nt une corde � leur go�t,
Ils me la passeront au cou,
Je ne fait pourtant de tort � personne,
En suivant les ch'mins qui n'm�nent pas � Rome,
Mais les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les brav's gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout l'mond' viendra me voir pendu,
Sauf les aveugles, bien entendu.

Georges Brassens (Letra y m�sica, 1952
gemmayla ha dicho que…
Hola Travis:

Si pensé en el acoso escolar. En el laboral también. Pero más bien he querido dedicar este relato a mis amigos ausentes que murieron demasiado jóvenes. Rosa a los diecisiete de una dolencia incurable en el bazo. Pedro, con diecinueve de un tumor cerebral. Mariano a los veintiocho de cáncer. Teresa a los treinta y tres en un fatal accidente de tráfico....Siempre me he preguntado por qué ellos y por qué tan jóvenes. Sigue siendo un enigma para mi.
Las lenguas vituperinas parlotean sin cesar siempre. Poco importa si les has dado vela o no en el entierro. Opinan sin ser consultadas sobre las cosas de la vida y de la muerte. Creo que debiéramos reivindicar el silencio como uno de los mayores valores gratuitos que nos da la vida. Buscar un espacio donde fumar en silencio. Buscar un espacio sin malos humos donde conversar plácidamente y sin estridencias. Buscar espacios propios y repúblicas independientes de nuestras casas. ¡Luego dicen que el tabaco perjudica seriamente la salud!

Muy féliz semana, Travis !!!

Besos

Gemmayla
travis rabbit ha dicho que…
Feliz semana a ti, Gemma. Que recuerdes a gente que se ha ido hace tiempo dice mucho de la abundancia de tu corazón. Un corazón que engancha ... y da libertad.
Me ha gustado mucho tu comentario. Como siempre, en el fondo y en la forma.
(Me fumo un Ducados por nuestra amistad.)
Y sí, Brasens.. ¿qué se hizo de aquella (excelente) música francesa e italiana que sonaba en las radios de nuestras madres, aliñando sus platos?-->El Imperio contra-atraca.
Un beso muy grande, corazón de humo y agua.
travis rabbit ha dicho que…
Brassens, sorry.Con unas eses bien puestas.
Esta es mi preferida y parece que la compuso pensando en ti:

Elle est à toi cette chanson
Toi, GEMMA, qui sans façon
M'as donné quatre bouts de bois
Quand dans ma vie il faisait froid
Toi qui m'as donné du feu quand
Les croquantes et les croquants
Tous les gens bien intentionnés
M'avaient fermé la porte au nez
Ce n'était rien qu'un feu de bois
Mais il m'avait chauffé le corps
Et dans mon âme il brûle encore
A la manièr' d'un feu de joie.
un_feu_de_joie

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Pasamanería de Madame Pouzieux