9 de septiembre de 2008

"Osama" Anoche en la 2


Anoche visionamos en casa "Osama" de Siddiq Barmak, una película sobrecogedora de 2003.

La niña actriz Marina Golbahari interpreta magistralmente el papel de una huérfana de padre, cuya madre desesperada decide cortale el pelo y vestirla de niño para protegerla del fundamentalismo talibán. La madre no puede ejercer su profesión de médico, no puede al igual que las demás mujeres salir sola a la calle, no cuenta con la protección de un marido. La abuela de la niña, sagaz y lúcida, pese a su confinada situación de mujer secuestrada, cautiva por la situación del Afganistán "talibanizado", descubre que un cuento tradicional sobre una niña que transita por debajo de un arcoiris y puede convertirse en niño, le da la clave para proteger a la nieta. Abuela y madre deciden vestirla de niño con la intención de que pueda trabajar en una pequeña tienda de comestibles bajo la protección de un antiguo conocido del padre difunto y garantizar su seguridad personal. Pero los talibanes la llevan a la Madrasa junto a un nutrido grupo de chicos que acaban descubriendo su identidad, pese a la obstinada protección que quiere darle su amigo Espandi. El espectador puede darse perfecta cuenta de lo dura que es la vida en ese aciago país tanto para hombres, como mujeres. Sufren doblemente los niños y las niñas por igual. La tremenda desigualdad de sexos, el feroz machismo, el despiadado fundamentalismo y radicalismo religioso perjudica a todos y todas, incluyendo a los propios talibanes cautivos de su propio gobierno del terror.
La boda de la niña con un anciano polígamo, preceptor de la Madrasa, que evita su muerte por lapidación y engrosa su lista de esposas vírgenes y menores de edad, vaticinan un final de reclusión vitalicia para todas ellas y sus hijos, la niña incluída. El detalle de darle a elegir qué candado le gusta para cerrar su celda de clausura dulcifica el rostro del anciano que entiende su realidad, la realidad de su país como la cosa más normal y natural del mundo, un mundo anclado en el Antiguo Testamento.

No hay comentarios:

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...