16 de febrero de 2009

"El joven músico ruso"











A los profanos que no tenemos ni idea de solfeo, cualquier música puede parecernos magia, prodigio, milagro si no prestamos demasiada atención.

Esto lo debe saber bien el aspirante a músico que todas las mañanas atrona los oídos de los transeúntes a la puerta del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Coincidí con el tipo - un ruso hablando un español macarrónico, estridente - en un bar de la zona y le escuché decir a un contertulio:

- Desde que estoy en el Conservatorio progreso a "marchas forzadas". La gente lo valora y cada día aumenta mi recaudación.

5 comentarios:

diciembre dijo...

Quién no se ha cruzado alguna vez con algún músico callejero cómo el que nos describes, Gemmayla. Hay que reconocer que algunos son un autentico suplicio para los oídos. Sin embargo da gusto escuchar a ésos otros, auténticos artistas anónimos, cuyo buen hacer te incita a detenerte ante ellos, apartando a un lado los pensamientos mundanos de nuestra rutina diaria para dejarse envolver por viejas y preciosas melodías.
La de veces que absorta en mis ideas he vuelto mis pasos hacia atrás para disfrutar de ése ratillo de conciliación con el mundo…, y si es en una noche de verano, puede ser una experiencia realmente "religiosa".

Personalmente siento gran respeto por ésos músicos que cada verano alegran los rincones de mi ciudad con música de lo más variopinta.
Hay un chico de aqui, cantautor callejero habitual, de gran sensibilidad y buen hacer musical, que siempre incluye en su repertorio ésta preciosa canción
de nuestro Benito Lertxundi. Canción que en ocasiones me canta alguien a quien quiero mucho(la hermosísima canción de Luar Na Lubre, me ha hecho recordarla...)

Cómo no la he encontrado subtitulada en Castellano, dejo aquí su traducción, la cual es tan sólo aproximada, ya que resulta imposible transmitir sus verdaderos matices:

Querida chiquilla de mi pueblo
Te acarició hoy con flores verbales
Mar transparente, planta de tierra dulce,
Aroma de salitre, color celestial
Con el sonido de los latidos de mi corazón
Canto tu gracia.

Amanecer de los corazones dolidos
ninfa de los pueblos sufridos
Pimienta y miel de los cuentos antiguos
Canto curioso de los ríos limpios
De musgo de primavera estás vestida
La risa del cielo estrellado.

Mar calmado entre la bruma
Pájaro alegre que vas suavemente
Aliento de la sensación de amor
Va floreciendo en tus labios
Eres el prado cubierto de rocío
El brillo de la plata al sol.
_______________________

Un abrazo Gemmayla, corazón!

satenight dijo...

Qué delicioso momento entrar a estas horas de la noche para leeros!!! Mientras tengo música puesta del youtube y mi alma empieza a desprenderse del hollín de la vida del exterior e intento reconciliarme conmigo, cosa cada día más difícil, pero sólo con la música puedo soñar que casi lo consigo. Los músicos deben volar y latir entre las notas que moldean con sus sentimientos.
Diciembre, qué bella canción y qué hermosa letra, la he leído transportada , hay momentos en los que una letra entra directa hasta el centro de uno mismo y eres capaz de entender hasta las comas.
Gracias por estos momentos, saludo a Nosurrender y espero qué cosas nos tendrá que decir nuestro esforzado amigo Travis, sé que entre líneas sonará su músico callejero.
Buenas noches Gemma, dulce.

Gemmayla dijo...

Qué bellísima canción, Diciembre !!!

Muchísimas gracias por ofrecernos una letra tan preciosa, que cuando menos yo, no conocía. Y es que con la conversación reposada aprendemos tanto de los demás !!! Descubrimos en los demás pozos de sabiduría.

En Madrid cada vez se ven más músicos callejeros de toda índole. Desde los que se acomodan en un rincón del metro, de una plaza preciosa y añaden encanto, dan un toque especial al ambiente hasta los que se meten en los vagones de trenes y metros con la familia al completo y te atronan los tímpanos con un acordeón.

El bellos sonido de la música nos lleva al polémico asunto de la contaminación acústica. La polémica servida entre fumadores y no-fumadores es transpolable a la polémica enconada que podemos observar también ahora entre personas amantes del silencio y los bulliciosos y bullangueros.

Me encanta la música, pero soy consciente de que vivimos en comunidad y hay que ser respetuosos con el merecido silencio y descanso propio y de los demás. Cada vez valoro más los sonidos del silencio, el descanso, la paz que procura un ambiente sin ruidos. Reconocemos que vivimos en uno de los países más ruidosos del mundo. Cuando llegamos cansados a casa por las noches, somos conscientes la mayoría de que se nos han bombardeado los tímpanos con todo tipo de estridencias, que nosotros mismos tal vez hemos gritado más de lo debido, que cláxones, bocinas, pitos, ruidos de motores...llegan hasta los lugares más apacibles del planeta. Es entonces cuando descubrimos que el sueño conciliador reparará una horas nuestro aparato auditivo, hasta que, claro, llegue a eso de la una treinta de la noche el camión de la basura para no sólo arrancarnos del sueño, sino también recordarnos que la "smog" acústica no respeta ya ni el descanso nocturno.

Por favor, músicos callejeros, no se os pide una carrera en el conservatorio, sólo esmero, sensibilidad, delicadeza como la que tienen los músicos que describe Diciembre.

Satenight y Diciembre, por la buena música y el silecio reparador !!!

Muy feliz día, preciosas !!!

diciembre dijo...

Queridas Gemmayla y Satenight, me alegra saber que os ha gustado la canción. Es un autentico placer "charlar" con vosotras de cualquier tema, sois un encanto.

Permitidme continuar con el fascinante tema de los músicos callejeros. Tal vez hayais oído hablar de ‘Playing for change’, definido por sus creadores como un “movimiento multimedia creado para inspirar, conectar y conseguir la paz en el mundo a traves de la música“. Deciros que es también el título de un documental sobre los músicos callejeros en EE.UU, estrenado en el Festival de Cine de Sundance en el año 2003. En abril del pasado año se estrenó en el Festival de Tribeca (Festival de Cine creado por Robert De Niro tras el 11S) un nuevo documental titulado “Playing for Change- Peace Through Music”, del cual se extrae la preciosa canción ’stand by me’ , del músico Ben E. King. Está genialmente interpretada y mezclada (a modo de megamix), por músicos callejeros de varios países. Por si todavía no habeis tenido ocasión de verla y escucharla, aquí os la dejo, merece la pena.

Un abrazo guapas!!

PD.: Travis, se te echa mucho de menos corazón…

Gemmayla dijo...

Hola Diciembre:

Desconocía esta iniciativa que me parece fascinante. Muchísimas gracias por hablarnos de ella.
A partir de ahora estaré atenta a las interpretaciones de los músicos callejeros - lo cierto es que mujeres casi no se ven en la rúa - y si alguno canta "Stand by me" me detendré por much pris que tenga a escucharle hasta el final. En cuanto a la moneda "mendicante" es un sinvivir en Madrid: sales con una monedero con algunas monedas y al regresar a casa te das cuenta que no pudiste dar ni a una cuarta parte. Tengo entendido que los músicos callejeros recaudan bastante y no se les ve como mendigos sino como rapsodas urbanos de la vida moderna.
Ahora está la lucha y recogida de firmas por conseguir que los vendedores de "top manta" - en su mayoría negros africanos que vinieron en pateras - no les caigan dos años de cárcel. Me parece injustísimo que se castigue al último inocente de una cadena interminable de estafadores y falsificadores de la propiedad intelectual. Hay que protestar.

Muchísimas gracias, Diciembre. Cuánto aprendemos contigo !!!

Un besotísimo, reina.

Merecido descanso. Cerramos por vacaciones. Nos vemos pronto...Qué lo paséis genial y sensacional...

Hoy cumplirías 56. Sólo quienes somos de tu quinta y generación sabemos cuánto tuviste que soportar. Aquella época era aún muy muy machist...