"Las reinas de África. Viajes y exploradoras de Cristina Morató"



Pasando la convalenciencia de la Gripe A - de Aislamiento, Aburrimiento, Atocinamiento -, repanchingada en el sofá, vi la entrevista que le hizo Fernando Sánchez Dragó en su programa "Las Noches Blancas" a Cristina Morató.
Me cautivaron tanto las palabras de la periodista que me entraron ganas de adquirir todos sus libros de viajes y leerlos de una tacada.
Ayer estuve en varias librerías del barrio. No tenían ninguno de sus libros. Finalmente encontré ejemplares de bolsillo de tres de sus cuatro obras confinados en una estantería bastante escondida entre la literatura de terror, la de fantasía y viajes en la Casa del Libro.
Denunciar que la literatura femenina en este país vive relegada en un discriminatorio segundo plano, no es caer en papanatismos feministas trasnochados, sino cantar una verdad como un PUUUuuuuÑÑÑÑÑOOOOoooo, así de grande.
Cuando hace dos años me matriculé en un curso de Literatura Femenina Española, muchos libros de autoras, escritoras españolas, asignadas por la UNED, como lectura obligatoria para llevar con bien la dinámica del curso, no los encontré en las librerías. La mayoría estaban descatalogados y fuera de circulación. Algunos pude encontrarlos en bibliotecas. Visité unas cuantas. Algunos libros los encontré en muy mal estado, con tapas rotas. Esos libros no se podrán reponer porque están descatalogados.
Es indignante que los libros de Javier Reverte -autor que admiro y leo - en edición de bolsillo, libros de viajes como los de Cristina Morató, figuren en las estantería entre los autores de mayor prestigio como Antonio Muñoz Molina, Arturo Pérez Reverte, Millás,..., mientras los de la Morató se exponen confinados en las estanterías de los pasillos menos concurridos de una librería de prestigio.
Podemos encontrar a Rosa Montero, Almudena Grandes y Lucía Etxebarría entre los autores masculinos de narrativa hispánica de prestigio y para de contar. ¿Dónde están las demás? Por ejemplo,Esther Tusquets,Ana María Moix, Josefina Aldecoa, Soledad Puértolas, Cristina Fernández Cubas, Ana Rossetti, Belén Gopegui, Ángeles Caso, Rosa Regàs, Dulce Chacón, Eugenia Rico, Lourdes Ventura, Juana Salabert...? Y seguro que otras muchas que desconozco, cuya voz clama en el desierto más árido de nuestro panorama literario.

Cristina Morató contó en Noches Blancas que Javier Reverte y ella viajaron juntos desde el nacimiento del Amazonas en los Andes peruanos hasta su desembocadura en el Atlántico brasileño. Ella como fotógrafa le iba dictando a él y describiendo muchas de las notas que Reverte luego trasladaría a su libro. El éxito fue para él. Muy merecido. Es un gran autor. Pero los libros de Cristina Morató tienen igual envergadura.
He adquirido por el módico precio de 7 euros,en edición de bolsillo, "Las reinas de África" y me tiene totalmente subyugada y enganchada.

Corre a compralo antes de que se convierta en un libro descatalogado. Lee los libros de Cristina Morató, periodista, escritora, fotógrafa maravillosa, cuyas palabras destilan entusiasmo, pasión, afán de aventura y genialidad.

¡Maldito machismo editorial!

Comentarios

Raquel ha dicho que…
Pues sí, es indignante que hoy en día, en pleno s. XXI, la literatura escrita por mujeres sea tan complicada de encontrar, casi una misión imposible. Seguimos teniéndolo complicado, lamentablemente.
Gracias por la recomendación.
Cristina Morató...me lo anoto.

Un saludo.
satenight ha dicho que…
Siento verdadera pasión por la aventura...me considero una aventurera sin fronteras, y además me encanta la fotografía, afición que practico para mí y para los que quieran disfrutar de esos bellos momentos captados en su maravillosa fragilidad (la fragilidad del tiempo)
Lo compraré, no lo dudes.
Esa escena de Memorias de Africa.... en la que se libera el espíritu sobrevolando el paisaje, es una escena muy especial para mí, Gemma preciosa, me la regaló alguien a quien quiero muchisimo, me la regaló junto con el brindis de Robert y Meryl 'por la cándida adolescencia!'
Que no se oculten las mujeres que escriben, ni se pierdan sus escritos.
Un beso para todos.
Diciembre ha dicho que…
La verdad es que durante varios años apenas he dispuesto de tiempo para leer. El trabajo fuera y dentro de casa, cursos varios de reciclaje laboral y cuidar a mis hijos, han ocupado todo mi tiempo. Es ahora que son ya más mayores cuando estoy leyendo más, aunque me temo que tampoco dispongo de datos suficientes para opinar sobre lo que dices.

Lógicamente si que he oído referencias sobre las escritoras que nombras. Sobre todo de las que han recibido algún tipo de premio literario. De cualquier modo soy de la opinión de que no siempre los premiados son los merecedores de tal reconocimiento. El hecho de que un jurado concreto decida un ganador, personalmente no me dice demasiado pues finalmente será el lector el que recomiende o no determinada lectura. Aunque indudablemente y de entrada un galardón es una poderosísima herramienta de marketing y venta...

De Cristina Morato conozco más su faceta periodística, la verdad. Pero yo también me la apunto para cuando termine de leer ‘Hipatia’, de Clelia Martínez Maza.

Lo que está claro es que el cromosoma X o el Y no determina la calidad literaria de nadie.

Gran película 'La reina de Africa'. Es de esas que no me canso de volver a ver, ¡es genial!

Besos!
Gemmayla ha dicho que…
Hola, guapas:

Por lo menos amanece el día con la concesión del Premio Planeta a la escritora Ángeles Caso con la novela "Contra el viento", cuya protagonista es una joven de Cabo Verde emigrante y que lo pasa como la mayoría de los emigrantes: duro de roer. Ya hace tiempo que el Planeta hace justicia a las mujeres escritoras, en espècial desde la concesión del Planeta a Soledad Puértolas en el 89 por "Queda la noche". Desde esa fecha parecen seguir un firme criterio de cumplimiento de cuota y paridad. Se ha criticado mucho la "Ley de Cuota y Paridad" en todo el ámbito democrático, cuando es un logro increíble, fantástico de los sistemas democráticos. De no ser así, la presencia femenina en los puestos de poder, representación y voz, estaría aún por ver. Esa es la triste realidad. Y si las mujeres y los hombres de talante democrático bajamos la guardia, aquellos lodos machistas de entonces, pronto se reinstauran y recrudecen. Es así.
La Casa del Libro me va a oir porque le voy a enviar una carta de reclamación y queja. Sencillamente es vergonzoso que las escritoras de la narrativa hispana no estén en las estanterías que les corresponden o que directamente no estén.
Los libros de Cristina Morató merecen estar junto a los libros de Javier Reverte. Guardan un idéntico propósito y temática: viajes, aventura, unas veces ensueño, otras cruda realidad.
Raquel, Sate, Diciembre, os animo a leer este libro porque es un testimonio de la vida cruel que han vivido y aún viven la mujer africana y la mujer europea. Mujeres mutiladas y cruelmente tratadas por sus esposos practicantes de poligamia y canibalismo, ellas, las africanas. Mujeres que vivían con sus hijo en las peores condiciones sanitarias, expuestas a la malaria, la disentería, las ratas, la podredumbre, la miseria más aplastante porque seguían a sus maridos aventureros o porque ellas solas decidían emprender la aventura de evangelizar Africa y redimir a los oprimidos de su esclavitud.
Ojalá, Sate, pudiésemos tomar la avioneta amarilla y sobrevolar con Robert Redford esos paisajes imponentes de "Out of Africa" y luego brindar con él por "la cándida adolescencia".
Diciembre, es cierto que hay épocas en las que se hace muy difícil leer, en especial a las mujeres. Me alegra mucho saber que ya has superado esa etapa tan estresante y agobiante, en especial para la mujer con hijos y vida laboral.

Por las escritoras en general, por el Planeta a Ángeles Caso, por todas las mujeres del Planeta Azul, por vosotras...un brindis con el mejor cava o champgne !!!
Diciembre ha dicho que…
He localizado el libro en la casa de cultura de mi barrio y me lo he reservado por internet.

No sabes cuanto agradezco tus siempre interesantes sugerencias ;-)

Besos y buen finde!!
Raquel ha dicho que…
No creía que lo encontraría pero tuve suerte y ya lo tengo en mi poder. Aún no he empezado a leerlo, tengo otras lecturas pendientes, pero no creo que tarde mucho en ponerme a ello. Con la buena critica que le hiciste tengo muchas ganas.

Un saludo.

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Pasamanería de Madame Pouzieux