10 de enero de 2010

"Optimismo Global"




El Uno de Enero del Año X del Siglo XXI arrancó con la inaguración de un nuevo periódico de tirada gratuita, "Optimismo Global". Lo empezaron a repartir a primera hora de la mañana del día dos, en todas las bocas de metro, estaciones de trenes y autobuses, calles concurridas y polígonos industriales, chicas y chicos con disfraz de pajes y sus rostros pintados de negro, rojo, amarillo y blanco.

Ese mismo día se inaguró una cadena televisiva en TDT denominada "Amor y Humor" en la que se descartaban programas de economía, política y debates de opinión, desde un punto de vista pesimista, crispado, incendiario, escandaloso, subversivo. Las personas invitadas a las distintas emisiones acudían gratuitamente, sin ánimo de lucro, por puro amor, dejando en casa sus propios problemas personales y aportando ingredientes sabiamente aderezados con altas dosis de humor y compromiso social solidario. Ya no se trababa de defender lemas pretéritos como "haz el amor y no la guerra", sino más bien de predicar con el ejemplo, mostrándose a la audiencia como seres benevolentes, optimistas, sabios, inteligentes, respetuosos con la opinión y el hacer ajenos, tranquilos, alegres, joviales, complacientes, democráticos, plurales, multirraciales. El lema "Si no estás conmigo, estás contra mí" se enterró en el jardín de los estudios televisivos el primer día de inaguración bajo un enorme cedro libanés, brindando con cava, champagne y sidra. De tal suerte que todos los invitados y participantes en el primer programa de la primera emisión, estaban bastante beodos y esta primera retransmisión resultó ser un éxito rotundo con altos niveles de audiencia hasta entonces nunca vistos. En sus casas todas y todos hicieron lo propio, descorchando botellas de todo tipo de bebidas espiritosas mientras visionaban el programa. Los peques de la casa también bebieron de lo lindo y las familias, más contentas que unas Santas Pascuas y unas castañuelas fenicias, permitieron que la chiquillada viese el programa fuese o no apto para menores, porque todo lo demás, los infumables programas de las restantes cadenas merecían "tres rombos" de la época de la censura zarrapastrosa -quien esto narra aprendió el adjetivo "zarrapastrosa" en un culebrón venezolano bastante aprovechable, pero que por el capítulo quinientos y pico fue degenerando en una bazofia soez y repudiable -

El asunto es que el día Dos de Enero del Año X, por la noche, encontrándose la audiencia y los participantes de la primera emisión nocturna de la recién inagurada cadena televisiva "Amor y Humor", en un deplorable estado etílico, los agentes de las Fuerzas y Esfuerzos Corporales del Estado pensaron que aquello era una especie de "revival" de la pasada y reciente Noche Vieja y decidieron activar los protocolos que en tan señalada fecha han de aplicarse, pero para sorpresa de los "beneméritos" Ni Dios Salió de Sus Casas Esa Bendita Noche de lo "requeteagusto"que se estaba por primera vez en muchísimo tiempo visionando la "teletonta"

Esto sucedió tal día como hoy hace unos diez días, y se suceden las emisiones de calidad humana y humanitaria "viento en popa a toda vela" con altísimos niveles de audiencia nunca constatados. El Instituto Nacional de Estadística asegura que es aún muy pronto para emitir valoraciones y estimaciones fidedignas, ya que lo más razonable y sensato es aguardar a que « la conducta caótica en sistemas dinámicos no lineales" se pronuncie. Quien esto narra piensa que mientras no se pronuncien la Censura Zarrapastrosa y la hasta ahora "Televisión Basura", podemos respirar aliviados por largo tiempo.

4 comentarios:

travis dijo...

Gemma, hace años, bastantes, que no veo la tele. Pero nada de nada. Si llegara a estallar la ültima Guerra Mundial me enteraría por radio. O leyendo la prensa digital, entre cosita y cosita.
Cosita, ergo sum.
Anteayer tuve que encender yo solo el aparato, y los 50 mandos se me hacían huéspedes. Sé cual es la pantalla porque se parece mucho a la del monitor del pc, pero a lo bestia. Yo, que me burlaba de la otrora típica torpeza de las mujeres para manejar cualquier electrodoméstico de la gama no blanca, tuve que pedir auxiilo a la sección femenina casera para poner en marcha el plasma.
Y era para "visionar" un DVD de la serie House. Más que nada para no quedar como un alien o un ermitaño ante mi panda. Ya estoy harto de sus burlas cuando digo Belén Estévez o Estífanis.
El capítulo que vi de la serie del doctor ese cumplió las expectativas, que no podian ser menos exigentes.
Espero que nuestras dulces amigas, Diciembre y Satén, no me tomen por un elitista desconsiderado con su presunto héroe. Pillé el pack de la 3ª temporada en el hiper porque en una red social coincidieron varias indocumentadas en que yo les sonaba al tío del bastón. Visionado lo visionado, me estaban insultando. Tengo mejor gusto que él a la hora de elegir con quien me como el tarro de mermelada de frambuesas.
Gemmiña, no puedo seguir escribiendo ahora. Aquí no se puede guardar en borrador un macrocomentario a medio empezar. Me llaman para lo que me llaman.
Continuará, no sé cómo ni cuándo, espero que muy pronto, pero continuará.
Creo que sería incapaz de acostumbrarme a ver la tele como hacía antes de abandonarla por esta perra de Internet.
Tres besos bajo cero para ti y nuestras amigas.

Gemmayla dijo...

Hola Travis:

Qué alegría me da verte por aquí....A mi la tele me fascina tanto como internet, ambas opciones me parecen revolucionarias y una ventana abierta al mundo. Sin entrar en cuestiones sobre si nos manipulan o no los "mass media" o una mano negra pudiera dirigirnos las vidas, dejando esas tinieblas al margen, la tele, como internet me ha enseñado muchas cosas. Ahora estoy contenta porque uno de mis programas favoritos, REDES del Punset lo empiezan a emitir tb los miércoles a las 19:30 horas. No sé si podré verlo, pero lo intentaré y es una gozada que ahora la pública no emita anuncios y prescinda d ela publicidad. No sé si estará en condiciones o no de poder sostener este lujo.
Internet ejerce también una fascinación increíble y casi ineludible.
Creo que tenemos que aprender a dosificarnos. Antaño nuestros padres y abuelos se quedaban pegados a la pantalla del televisor, cuando regresaban a casa tras una dura jornada de trabajo. Ahora nos sucede lo propio con internet. Creo que es lógico porque es una fuente de evasión increíble.
Una confidencia, Travis, cuando estrené mi primer microondas, me quedaba horas contemplándolo maravillada, juasjuas.

Muy feliz 2010 ...Smuaquis

Diciembre dijo...

Un relato de ciencia ficción, en toda regla. Podría haberlo firmado el mismísimo Aldous Huxley, jeje. ¿Dónde hay que firmar para una televisión así?, Muy bueno, Gemma.

La verdad es que, normalmente, sólo puedo ver televisión al anochecer y a esas horas por interesante que pueda ser la propuesta me resulta imposible hacerlo porque me quedo "frita" en el sofá. Tampoco acostumbro a grabar nada porque luego no lo veo. Tal vez debería de comenzar a hacerlo porque cuando leo lo que cuentas sobre ciertos programas, pienso en todo lo que me pierdo..., algún día de estos...

La verdad es que a mi también me encanta Internet y su abanico de posibilidades. Es una maravilla la cantidad de información interesante que ofrece. Además, es el único medio que me entretiene hacia el final de la jornada, manteniéndome despierta, que yo soy muy dormilona. Es mi ratito de ocio, donde aprendo cosas nuevas, casi siempre interesantes. Me gusta comentarlas con mi chico. Auténticos debates los que mantenemos al final del día, jeje. Y es también cuando "confidencio" con mis amigos..., es una especie de "hora bruja" ó, "mágica"...

Abrazos!

Gemmayla dijo...

Muy feliz año, preciosa Diciembre !!!

Desde luego, no cambiaba por nada del mundo las tertulias y debates que mantienes con tu chico y tu gente por la televisión.

A mi me está dando coraje no poder quedarme por las noches con mi peque para ver con el en Diney Channel la serie "Un gran mundo pequeño" dedicada a una familia de mal llamados "enanos". El padre y la madre son de talla pequeña y tiene 4 hijos, uno de ellos de talla pequeña y los otros tres altos y bigardos, preciosos y guapísimos todos. Es increíble la capacidad de superación y esfuerzo de esta familia, Los Roloff que viven en una granja fantástica en Oregón. Son un ejemplo a emular. Pero para mi esta serie empieza demasiado tarde. Con el madrugón que me pego es impensable. La ve mi peque y luego me la cuenta. Me encanta que me la cuente. Es una forma también de incentivar la comunicación con nuestros hijos, que nos cuentes pelis que han visto o libros que han leído.
La tele sigue siendo un poco como la chimenea de antaño en torno a la que se reunía la familia para charlar. Lo triste es que crea en realidad incomunicación entre los miembros de la familia. No hay cosa más patétioa que comer viendo el telediario y las noticias macabras.

Smuaquis, Diciembre. Alegría verte de nuevo.

No a la independencia. Sí a un Referéndum legal dentro de un tiempo prudencial que puede cifrarse entre uno o dos años.

Se estima que el 80% de los catalanes tanto del No como del Sí demandamos un Referéndum legal y con todas las garantías. Debe de hacerse en ...