15 de enero de 2010

UN EURO PARA HAITÍ

Sobrevivimos al 2009, año durísimo para muchísima gente en el mundo. Nos hemos propuesto afrontar el 2010 con un talante lo más sereno posible. Nos hemos propuesto cultivar valores que no cuesten dinero ni salud, ya que el dinero escasea y cuando éste falta, los achaques de salud pronto asoman. En esta noble intención, nos hallamos, aceptando y asumiendo las pérdidas irreparables del 2009; sus estragos y varapalos, sus duelos y quebrantos. Sabíamos que el 2010 nos reservaba también sorpresas muy desagradables, pero habíamos decidido al tomarnos las uvas el día 31, que éstas las íbamos a encajar con "Amor y Humor".

A mi, las catástrofes como la que está viviendo Haití, me dejan anímicamente K.O., pero me he propuesto este año 2010 mantener cierta distancia emocional ante la barbarie, la fiereza y crueldad con la que nos golpean de vez en cuando, o cada vez con más frecuencia, la Madre Naturaleza, que no es madre sino madrastra, y la torpe e implacable mano humana, que no es humana sino inhumana. Me lo he propuesto firmemente y no sé si lo conseguiré. Cuando me tome las uvas el 31 del 2010, ya os contaré como me ha ido.

Pido encarecidamente que todo el mundo done UN EURO, SÓLO UN EURO - si no se puede más - y lo ingrese en una de las cuentas bancarias que las ONG españolas han habilitado para colaborar:

Cruz Roja
902 222 292, su página web www.cruzroja.es y las cuentas corrientes:



BBVA 0182 5906 86 0010022227
Banco Español de Crédito 0030 1001 35 0004707271
Banco Sabadell-Atlántico 0081-0627-34-0001114312
Bankinter 0128-0010-97-0100121395
Caja Madrid 2038-0603-29-6006640085
C.E.C.A. 2000-0002-28-9100510908
Deutsche Bank y Bancorreos 0019-0631-22-4010202020
La Caixa 2100-0600-85-0201960066
Banco Popular 0075-0001-89-0600222267
Banco Santander 0049-0001-53-2110022225
Triodos Bank 1491-0001-21-0010003006
Uno - e 0227-0001-85-0202438590


Médicos Sin Fronteras
Se puede hacer un donativo llamando al 902 30 30 65, en su página web y en las cuentas corrientes:



Banco Santander 0049/1806/95/2811869099;
La Caixa 2100/3063/99/2200110010;
BBVA 0182/6035/49/0000748708.


Intermón Oxfam
Se puede hacer un donativo en el teléfono 902 330 331, a través de sus sedes o sus tiendas y en las siguientes cuentas corrientes:



La Caixa 2100 0765 81 0200111128;
Caixa Cataluña 2013 0500 16 0213198878;
Caja Madrid 2038 8978 17 6000016604;
CAN 2054 0300 56 9157938948;
Banco Santander 0049 1806 91 2111869471;
BBVA 0182 6035 49 0201502475;
Banco Sabadell Atlántico 0081 7011 11 0001698879;
Triodos Bank 1491 0001 21 0010010201.


Save the Children


Banco Santander 0049 0001 52 2410019194,
La Caixa 2100 1727 12 0200032834,
BBVA 0182 5502 58 0010020207,
Caja Madrid 2038 1004 71 6800009930.


ONG Entreculturas
En su página web. A través de la cuentas:


Banco Santander 0049 0496 83 2010200200
BBVA 0182 4000 62 0208002127 y el teléfono 902 444 844.


Manos Unidas
Puede canalizar su ayuda a través de internet y de la cuenta en Banco Santander (referencia 'Emergencia Haití') 0049 1892 63 2210525246.

Unicef España
902 255 505 y su página web www.unicef.es

Bomberos Unidos Sin Fronteras
914 671 216, en su página web www.busf.org y en la cuenta de Caja Madrid 2038 0603 28 6006434259

ONG Solidaridad Internacional


Banco Santander 0049 0001 54 2210042242
Caja Madrid 2038 1001 37 6000888882


Cáritas Española
A través de su web, el teléfono 902 33 99 99 y las siguientes cuentas corrientes:


Banco Santander 0049 1892 64 2110527931;
BBVA 0182 2000 21 0201509050;
La Caixa 2100 2208 39 0200227099;
Banesto 0030 1001 38 0007698271;
Caja Madrid 2038 1028 15 6000969697;
Banco Popular 0075 0001 81 0606839307;
Banco Sabadell Atlántico 0081 0216 74 0001306932;
CECA 2000 0002 20 9100382307;
Bancaja 2077 1277 10 3100146740;
CAM 2090 5513 04 0040370409.



Ayuda en acción
La ONG recibe donativos a través de las siguientes cuentas corrientes:


Banco Sabadell Atlántico 0081 5136 70 0001194221
La Caixa 2100-2262-13-0200206814.
BBVA 0182-4572-46-0208013826.
Caja Madrid 2038-1052-41-6000793039.
Banco Santander 0049-0001-50-2610020001.


BBVA
La entidad bancaria ha abierto una cuenta para recaudar fondos, en la que ha realizado una aportación directa de un millón de euros.

La referencia es 'Afectados terremoto Haití' y el número 0182 2370 45 0201520255, será gestionado por Cruz Roja y se destinará a la reconstrucción de escuelas en el país caribeño.

Farmamundi
Esta ONG se dedica a trasladar medicinas y material sanitario a los lugares más pobres de todo el planeta. Puedes contribuir a través de su página web, del teléfono 902 01 17 17 y de una cuenta en La Caixa 2100 4485 95 0200021721.

ONG Asamblea de Cooperación Por la Paz (ACPP)
La Caixa 2100 5731 79 0200012540. También en el teléfono 91 468 04 92.Más información en su web.

ONG Orden de Malta / Ayuda a Haití
A través de su página web y en la cuenta de Caja Madrid 2038-1878-54-6000250455

PLAN Internacional
La ONG dispone de las siguientes cuentas corrientes:



Banco Santander 0049 0001 56 2010025526.
BBVA 0182 4018 14 0208515929.
La Caixa 2100-2927-90-0200054649.


ONG Cesal
Banco Santander 0049 0001 56 2010058858. También en el teléfono 902 242 902.

World Vision
La organización humanitaria canalizará la ayuda a través de las cuentas bancarias:


Banco de Santander 0049 5927 96 795042708.
CAN 2054 2000 80 9150663259.


Misiones Salesianas / Ayuda Haití
Banco Popular 0075 0001 85 0607077059.

Fundación Proclade
Santander Central Hispano 0049 3283 56 2015006031

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Extraordinario mensaje sería si no olvidásemos que ayer murieron 10.000 niños de hambre en el mundo, que hoy estarán muriendo hasta llegar a esa cifra y que mañana volverá a llegarse a ese dígito, porque todo está calculado.

Sin embargo esto no es noticia, y tiene que ocurrir una catástrofe para que la gente se ponga en danza.

Este año pasado murieron más de 3.000.000 de niños por hambre, sin seísmos ni sunamis porque estaba todo previsto que así ocurriría. ¡Eso si que es tristeza!

Diciembre dijo...

Anónimo habla de ese goteo constante de dolor, muerte, tragedia, que sufren a diario muchos seres humanos en todo el mundo. Personalmente creo que no por ser una tragedia cotidiana permanecemos ajenos o insensibles a ella. Claro que no se hace lo suficiente por ellos. Claro que las ayudas que reciben estas personas a través de ONGs, etc, son insuficientes. Todos sabemos que es un problema que hay que atajar desde su raíz, pero también sabemos en manos de quienes está la solución. Complicada solución aunque no por ello imposible. Nosotros, ciudadanos de a pié, tan solo podemos intentar ayudar, mientras sentimos una amarga impotencia.

Desgraciadamente hay muchas brechas de terrible dolor y desgracia, abiertas en nuestro mundo. Ocurre que cuando una de las brechas se abre aun más, de modo repentino y tan brutal como ha ocurrido en Haití, todos sentimos la necesidad de responder de inmediato poniendo nuestro granito de arena para ayudar a contener esa brecha de dolor inmenso.

Nadie está haciendo distinción del dolor humano, yo no lo creo.

Gemmayla dijo...

Anónimo, si lees la prensa, entenderás que en Haití entre los fallecidos, heridos y supervivientes se cuenta un alto índice de personas que se encontraban realizando labores de voluntariado y humanitarias antes de la catástrofe, en uno de los países más pobres de centro América y Sudamérica. Me parecen muy injustas tus palabras.
Muchísima gente durante todo el año colabora como puede y en la medida de sus posibilidades. Pero las ayudas no llegan, no pueden llegar siempre, por la situación tan deplorable de corrupción política y latrocinio que viven la mayoría de estos países subdesarrollados. Creo que culpar al mundo occidental de todos los males que aquejan al planeta es desproporcionado e injusto. En su día, durante la etapa colonial se cometieron muchas barbaridades y tropelías, pero creo que ya llevamos mucho tiempo de denodada labor de enmienda. Por lo que a mi respecta, Anónimo, tengo la conciencia bien tranquila. Ayudo en lo que puedo. Toda la gente que veo en mi ciudad "sin techo" viviendo en la calle me conmueve y no me pasa desapercibida. Dentro d emis posibilidades, hago lo que está en mi mano hacer. En este sentido Diciembre me consta que es aún mejor persona que yo. Creo, Anónimo, que tus palabras destilan una malicia muy maligna y ya el hecho de no presentarte con un nick reconocible dice mucho sobre tu persona. Recapacita y cambia. Que nunca es tarde para cambiar.

Anónimo dijo...

Me parece acertadísimo tu comentario, Diciembre. Sí me gustaría aclarar o recalcar que mi anterior comentario no se personalizaba en nadie en concreto y menos aún en los maravillosos seres que estaban ya allí o han acudido ahora para ayudar.

Mi comentario va para los medios de comunicación: Prensa, Radio y TV que manejan noticias, fotografías y declaraciones según le conviene. Y vuelvo a repetir que CADA DÍA mueren en el mundo decenas de miles de niños por hambre, mientras estos medios no lo denuncian CADA DÍA, como tampoco la venta de armas que con la mano izquierda ofrecen a estos países, mientras que con la derecha gestionan unas ayudas de todo punto irrisorias.

En cuanto a ti, Gemmayla, suelo referirme siempre a lo que se escribe y no a la descalificación personal, por cierto tan gratuita que haces. Respecto a que por escribir sin nick se es de una forma o de otra, es algo que no puedo comprender. A nadie ofendí y simplemente elegí una de las opciones que tu blog ofrece. Así que una de dos, como decía Aute, o aceptas que se te escriba sin nick o suprimes esa opción.

Un saludo

Gemmayla dijo...

Anónimo, no voy a borrar tu comentario por nada del mundo. Deploro la censura.
Sigo pensando que el anonimato hace flaco favor a tus comentarios.
En cuanto a que los medios no informan sobre la muerte de millones de personas en el mundo, no es cierto. Creo que estamos más que informados todo el mundo de lo que sucede en realidad. Unas personas optan por mirar para otro lado y otras se conmueven e involucran. Hay de todo en el mundo como en botica. ¿Qué podemos hacer?... Pues seguir intentando concienciar a la gente. No claudicar sin perder el optimismo. Cada quien según su conciencia y posibilidades económicas, anímicas y físicas, contribuir con su granito de arena. Ya sabes, de sobras, como se levantan dunas y montañas con esa mínima contribución particular. Constatar que es mucho lo que se ha hecho aunque parezca que no. Si pensásemos con ánimo derrotista, en nuestro país todavía estaríamos en ruinas aguardando la ayuda internacional después de nuestra dramática guerra civil. Las ayudas internacionales existen y encuentran sus cauces. Hay que perseverar con tesón y esperanza.
Anónimo, no te he querido en modo alguno ofender, pero el espíritu derrotista no ganó nunca la batalla contra nada.

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...