5 de julio de 2011

F.R.I.D.A

Frida, Frida, Frida...Tú nombre me parece el más hermoso, querida hermana - le susurra Cristina al oído como una cantilena de arrullo, como una nana consoladora. Frida, postrada en el lecho del Hospital de Coyoacán, esboza una sonrisa. Sólo es capaz de hacerlo ante su dilecta hermana. Las demás le arrancaban realidades como sueños, celos devoradores como autorretratos de flores lacerantes y lanzas de fragancia luctuoria. Frida se deja acariciar, se deja peinar por su hermana la larga cabellera trenzada. Durante unas horas se olvidará de sí misma y contemplará la vida a través de la mirada y del espejo que su hermana tiende ante sí para que contemple su belleza doliente como de princesa de cuento húngaro. Aquellos desgarradores y bellos cuentos que les contaba su padre en las noches de falsas leyendas.

Rivera, Rivera, Señor Rivera, ¿qué pinta Usted en ese mural? No se moleste mucho, no se importune mucho, mi Señor Pintor Rivera, porque llegaré con mi tropa de compinches y juntos le mandaremos el mural al carajo de los murales de todos los auditorios de todas las escuelas y será su mural el hazmerreír de esta Escuela Nacional Preparatoria, Preparatoria para la Nada del Aburrimiento más mortal. Pínteme a mi, Señor Rivera, que le será de más provecho. Soy la modelo perfecta. Míreme bien, Señor Rivera, tengo una pierna más delgada que la otra, llena de clavos, tornillos y toda la ferretería que Usted precisa para decorar su bello mural. Soy como un rinoceronte nacido en medio del estanque de la Nada. Pínteme a mí, Señor Rivera, y se llevará el premio nacional.

Idiota, he sido una cretina, una verdadera idiota por cruzar la vía del maldito tranvía !!! ¿Te puedes creer que el pasamanos me ha atravesado el vientre, lo único bello e intacto que me quedaba? Pintaré el maldito tranvía atravesando mi vientre como un puto hijo mal parido. ¡Mala madre! ¡Eso es lo que soy! ¡No sé cuidar de mi misma! ¿Cómo cuidaré de mi prole tan anhelada?...¡No me consuelen, farsantes, no me recen bondades ante tal estropicio! Ya no soy un ser humano. Soy una Eva de Hierro expulsada del Edén de Carne y Hueso. Soy una chatarra infrahumana bienamada del demonio. ¡Soy la Idiota que toda familia quiso tener!

Diego, Diego, Diego...has partido mi alma en dos !!! ¡La Tehuana me roba mi mejor parte, odioso Diego! La Tehuana arranca la Madre de mi Espíritu y tú no eres mi padre, Diego y nunca lo serás. Te odio y te amo, como esa Frida partida en dos, atravesada por una vena que es en realidad una arteria coronaria y emulgente. ¡Hasta mis riñones son de diferente estirpe! Arráncame el Riñón de la Tehuana, Diego, que quiero ver a mi madre y su sangre española. Llévame a Europa, Diego. Llévame a la Madre Patria porque me estás aniquilando como sólo tu sabes hacerlo, ser odioso, obeso, gordo, concupiscente.¡ Diego, Elefante Devorapalomas! Esta paloma mensajera quiere volar. Ábreme la jaula de oro...déjame volar, Diego, mal hombre.

Azul, Azul, que me entierren en la Casa Azul y que mis cuadros se incineren conmigo. Alegre, Alegre, Alegre, "Espero alegre la salida y espero no volver jamás"

No hay comentarios:

Buen viaje, Susana, mi querida amiga...

Mi querida amiga Susana, descansa en paz. Me siento consternada por tu pérdida. Te hacía trabajando en Grecia como me dijiste y anoche me c...