Ir al contenido principal

"Bronce compartido a capa y espada"

"Enredo, carácter, figurón y capa y espada en una sola jornada y acto" (bronce compartido) Aparecen en escena una mujer disfrazada de hombre, cual capitán Alatriste y un hombre disfrazado de mujer, cual Angélica de Alquézar con peluca de rubios tirabuzone.

EL DISFRADO DE ELLA - ¡Uysss! ¡Me equivoqué! Creo que es aquí donde han retado a duelo a mi marido - finge ser esposa de si mismo - Mi marido no ha podido venir. Está encamado con una fiebres terribles y entre delirios me dice que disculpe usted su ausencia, que no ha podido venir y que tal vez le venga mal quedar otro día, porque hoy son fiebres, pero tal vez mañana sean liendres o viruelas.

ELLA DISFRAZADA DE EL - ¡Upssssssss! ¡qué contrariedad! - (Vaya casualidad, mi marido, fingiendo dolores de vientre insoportables, me manda a mi con este recado de muerte y ahora esta pelandusca me dice que su marido.... )- Mi querida dama, no me perdonaría batirme en duelo con vos, en inferioridad de condiciones por vuestra noble condición femenina, bella y delicada criatura de Eva, pero podríais llevarle recado a vuestro noble y digno esposo de que si aplazamos mucho este duelo nos asaltarán los meses de infierno de este Madrid despiadado y la canícula decidirá en justicia y equidad acabar con los dos de lipotimias, desmayos y golpes de calor.

EL DISFRAZADO DE ELLA - ¡Cierto, digno y noble caballero, que con estas escotadas vestiduras de dama, los infiernos madrileños los soportamos de mejor talante que vuesas mercedes con tales atuendos embozados hasta la coronilla. Trasmitiré a mi señor esposo que cure presto los dolores de vientre, las ventosidades onerosas y los jactanciosos eructos que le amargan su existencia y la mía, y afronte con gallardía varonil lo que su pobre esposa no puede resolver con este fermoso escote.

ELLA DISFRAZADA DE EL.- Su fermoso escote fermoso es ciertamente, pero resolveríamos en otro escenario nuestras diferencias, si usted no tuviese un marido postrado en su lecho a punto de sufrir una peritonitis y yo no tuviese una esposa aguardando impaciente mi regreso para cumplir con mis deberes maritales que son muchos, pero se resumen en uno.

EL DISFRAZADO DE ELLA - ¿Un solo deber sólo? ¡Vuestra hombría no tiene precio! Mi marido cumple con todos, salvo ése que a vos os honra.

ELLA DISFRAZADA DE EL -¡ Si pensamos y tenemos en mente el mismo deber, entonces, no se hable más, deber y devoción caminan juntas! Su marido elige mal sus deberes. Ignorando devociones muchos malgastan sus vidas entre desidias y desdenes. Sois dama tan bella y fermosa que casi tengo a vuestro marido por mentecato por no cumplir con tan alto deber, que es devoción. Debéis saber, mi querida y preciosa mujer, que si los escotes ganasen duelos y dirimieran batallas, el vuestro habría vencido éste y avivaría la lucha en el frente.

EL DISFRAZADO DE ELLA - ¿Qué frente?

ELLA DISFRAZADA DE EL - ¡El de Lepanto que dejó al zurdo manco!

EL DISFRAZADO DE ELLA - ¿Podrá aguardar vuestra esposa si demorais el regreso?

ELLA DISFRAZADA DE EL - Acostumbrada la tengo a hilar en la rueca horas, días, meses, años y a esperar mi regreso para reparar la vara y el rocadero rotos de tanta labor fútil.

EL DISFRAZADO DE ELLA - ¡Entonces seguidme, leal y fiel caballero, que conozco un lugar donde cobijar nuestras devociones mientras aguardan impacientes los deberes nuestros y de otros. ELLA DISFRAZADA DE EL - Os sigo cual perro fiel. Creo que nos aguardan sorpresas.

EL DISFRAZADO DE ELLA - La mía supera en tamaño, importancia, dote e intensidad lo común y regular.

ELLA DISFRAZADO DE EL - ¡Hala, suspendamos el duelo y no demoremos por más tiempo la intriga de desvelar qué esconde este armario! Salen ambos cogidos del brazo. FIN

Comentarios

Entradas populares de este blog

Baroca, La Isla de Los Que Sólo tienen Un Riñón

La Noche Temática de ayer sábado 23 de enero tocaba el triste asunto del "Turismo médico". Aprovechar las vacaciones para hacerse una operación de cirugía en Tailandia o México es una tendencia creciente, particularmente para los estadounidenses. En estos países el coste llega a ser tres veces inferior. Otros destinos son Filipinas o India, países en los que los más pobres venden un riñón por 3000 euros o las mujeres alquilan sus vientres para engendrar hijos de otras parejas. Esto supone un negocio para empresas y clientes a la vez que plantea importantes cuestiones morales.

A la mísera barriada de Bacora, al sur de Manila y cerca del puerto, se le denomina "La Isla de Los Que Sólo tienen un Riñón". La gran mayoría de los varones jóvenes han vendido uno de sus riñones a cambio de 3000 euros para sacar a sus esposas, hijos e hijas de la miseria. Es estremecedor constatar que "sacar a sus familias de la miseria" supone conseguir a duras penas una barraca te…

La Pasamanería de Madame Pouzieux

"El Sr Nikki viaja a Montargis, a una hora y media de París. Alli, en una enorme granja vive Mme Pouzieux, la única persona que desde 1947 hace los galones, cordones y pasamanería para Chanel. En estos momentos está recogiendo el heno, porque dice que va a llover. Chanel puede esperar! Tiene 75 años, es diminuta, jorobada y artrítica. Su método de tejido y su telar lo ha inventado ella, pero siempre se ha negado trabajar en oficina.

El Sr Nikki trae a Mme Pouzieux un trozo grande de tela de lana bouclé en cuadros blancos y negros, para el cual ella tiene que hacer la pasamanería que remata todas las chaquetitas Chanel que conocemos. Deshilacha 5 cm de ancho de tela en todo su largo, y con los hilos trenza los galones en su endeble telar de madera. Karl no la conoce :shock: nunca la ha ido a visitar, pero le ha enviado aprendizas para que les enseñe el oficio y ninguna ha durado. Su gato Mimí enreda con los hilos. "


Este sábado pasado en la Noche Temática dedicada a la alta c…

URGENTE, POR FAVOR , UNÍOS A ESTA TORMENTA DE DIFUSIÓN Y ECO POR LA PRONTA LIBERACIÓN DE NAZANIN...TAMBIÉN EN TWITTER #‎trappedInIran‬